Lambayeque: 80 organizaciones criminales amasaron más de S/ 20 mllns.

Unos 60 sospechosos cumplen prisión de forma preventiva por vínculos con bandas delictivas. Fiscalía pide a INPE extremar seguridad contra prontuariados. 

Fiscalía ha recogido relevante información por parte de personas que se encuentran recluidas por delitos semejantes

Fiscalía ha recogido relevante información por parte de personas que se encuentran recluidas por delitos semejantes. La República

Fiscal resalta equipo contra el crimen organizado

Fiscal resalta equipo contra el crimen organizado. La República

Más de S/ 20 millones habrían amasado unas 80 organizaciones criminales que ahora son materia de investigación por parte de la Fiscalía Especializada contra el Crimen Organizado (FECOR) de Lambayeque. A un año de que este distrito fiscal implementara un despacho que luchara contra la criminalidad organizada, los resultados empiezan a asomarse.

El fiscal Juan Mogollón Castillo explicó que 70 de las 80 bandas criminales investigadas por la FECOR ejercieron su accionar delictivo en Chiclayo. La cifra es importante, pues este despacho también tiene competencias legales en las provincias de Lambayeque, Ferreñafe, San Ignacio, Cutervo y Jaén.

PUEDES VER: Mafias de trata de personas secuestraron a 520 mujeres

Del mismo modo se conoce que, desde su implementación hasta la actualidad, esta fiscalía especializada ha logrado la desarticulación de cuatro bandas: “Los Injertos de Pakistán”, “Sicarios del Norte”, “La Hermandad del Norte” y “Cogoteros de Chiclayo”, esta última organización delictiva fue golpeada en el presente año.

Recluidos

Aunque Mogollón ha indicado que alrededor de 60 sospechosos de este ilícito se encuentran cumpliendo prisión preventiva en distintas prisiones del país, aún preocupa que muchos de los presuntos integrantes de estas organizaciones se encuentren en libertad. Por ello el magistrado manifestó que se encuentran renovando las órdenes de captura y monitoreando posibles “filtros de información”.

Consultado sobre el modus operandi de estas organizaciones, el fiscal ha revelado que en su mayoría se trata de personas que tienen un activo ejercicio ilegal: gente que es encarcelada por delitos de extorsión, robo agravado y delitos semejantes, que luego de ser puesta en libertad comete los mismos ilícitos pero, esta vez en compañía de “amigos” que han hecho al interior de un penal.

“Por eso se habla de organizaciones criminales, porque son asociaciones donde participan más de dos personas, que trabajan con la misma gente o con terceros, que incluso son apoyadas por otras personas que las visitan mientras están en la cárcel”, dice.

Esta realidad, agrega, ha motivado mayor coordinación con las autoridades del Instituto Nacional Penitenciario (INPE) –propiamente del penal de Chiclayo– para monitorear qué tipo de personas visitan a reclusos prontuariados y que son integrantes activos de dichas organizaciones criminales.

El tristemente éxito de estas asociaciones ilícitas permitió que las mismas logren amasar una fortuna en bienes superior a los S/ 20 millones (entre vehículos, motocicletas y dinero a nombre de testaferros) que, sin embargo, luego de desarticuladas son administradas por la Comisión Nacional de Bienes Incautados (Conabi).

Síguenos en Facebook