Rehenes

Estreno. Del director uruguayo Federico Lemos llega al cine la historia de la toma de la embajada japonesa.

7 Dic 2017 | 6:40 h

Cuando se cumplen 20 años de uno de los sucesos más impactantes en Sudamérica, hoy se estrena en cartelera el documental Rehenes, dirigido por el uruguayo Federico Lemos. Esta producción cuenta los detalles de lo que fue la toma de la casa del embajador japonés (1996) por emerretistas, y el posterior asalto a cargo de comandos de élite del ejército peruano. Y todo esto, narrado por testigos y personas que estuvieron involucrados de una u otra manera en este hecho que fue visto en vivo y en directo por millones de personas en el mundo.

“El que mi padre fuera periodista y cubriera desde Uruguay todo lo que pasaba entonces en Perú me generó esa semilla por hacer algo sobre esta historia. Fueron dos años intensos de preproducción y recopilación de testimonios”, cuenta el director.

PUEDES VER Erick Osores pasó vergonzoso momento en vivo y fue troleado por Rebeca Escribens [VIDEO]

Rehenes incluye declaraciones de varios testigos que vivieron el momento, como la periodista Claudia Cisneros, el coronel Marco Miyashiro, el diplomático Francisco Tudela, el cardenal Juan Luis Cipriani, entre otros. También testimonios de familiares de comandos y terroristas caídos durante el asalto. “Decidimos tomar todas las voces de los familiares, de los emerretistas que tomaron la embajada, tener la visión de la iglesia, la política y la visión de los comandos de Chavín de Huántar y también periodistas como un núcleo central que termina forjando un bloque importante como ojos y testigos”, destaca Lemos, quien confiesa que se quedó con las ganas de entrevistar al ex presidente Alberto Fujimori. “Me hubiera gustado entrevistar a Alberto Fujimori, pero el Ministerio de Justicia nos negó el permiso. También a la esposa de Néstor Cerpa Cartolini, creo que hubiera sido la cereza en la torta”, revela.

Lemos asegura que la única intención de su producción es documentar los hechos y generar una reflexión tan importante en estos tiempos. “La emotividad estuvo presente durante todas las entrevistas que hice, sin ninguna intencionalidad de mi parte. No tengo vínculos con nadie, ni civil, ni social ni con Fujimori, solo quería contar una historia en un documental para que luego el público sea el que saque sus propias conclusiones y entienda lo que pasó en este país, ese fue mi objetivo siempre. Soy un convencido de que el cine es una herramienta de cambio importante para generar reflexión e interacción en la audiencia”. 

Te puede interesar