En Facebook, Eva Bracamonte acusó a conocido director teatral de acoso sexual [FOTO]

Vía Facebook, Eva Bracamonte contó que el acoso se dio durante los ensayos de un montaje, pero la gota que derramó el vaso fue cuando se abalanzó desnudo sobre ella.

9 Nov 2017 | 21:29 h

Hace meses Eva Bracamonte se mostró feliz por su rol de actriz, pero no se imaginó que viviría incómodos momentos por culpa del coreógrafo y director teatral Guillermo Castrillón, a quien lo acusó de haberla acosado sexualmente.

A través de su cuenta de Facebook, Eva Bracamonte aseguró que Guillermo Castrillón, a quien conoció a finales del año pasado, la acosó sexualmente durante los ensayos de un montaje que estaban trabajando juntos.

PUEDES VER Eva Bracamonte es imagen de una marca de carteras y posa desnuda | FOTO

“Este ha sido uno de los peores años de mi vida (...) un personaje que apareció en mi vida el año pasado, más o menos a finales de año. Ya lo había conocido antes, porque había llevado un taller con él, taller que no pude terminar porque se complicaron los horarios de ensayos de una obra que estaba por estrenar en ese momento, pero fue a finales de año cuando, durante el estreno de la obra de una amiga, Guillermo Castrillón se acercó a proponerme que armáramos un espectáculo juntos”, contó en Facebook.

Bracamonte contó que pese a que sus amigas le advirtieron que tenga cuidado con Castrillón, ella se animó a armar juntos un espectáculo porque le había gustado dos obras suyas.

productor

“Para entonces yo había visto un par de obras suyas y ambas me habían gustado bastante, así que cuando lo consulté con algunas amigas que lo conocían hace décadas, en realidad yo ya sabía que iba a responderle que sí, independientemente de lo que me respondieran. Y así fue. De todas formas, para contar la historia completa, estas amigas, que forman parte del medio artístico, han trabajado con él y lo conocen bien hace años, me advirtieron que tuviera cuidado, ya que era un tipo que había tenido/tenía (ambas trataban de darle el beneficio de la duda aunque se notaba que era más por no ‘pincharme el globo’) problemas de misoginia, abuso sexual, drogadicción y malversación de fondos en más de una de sus producciones. Una incluso se adelantó a advertirle a él que si yo aceptaba, ‘no se metiera conmigo’. La verdad es que ahora que lo pienso, cada persona a la que le comentaba que iba a trabajar con él, me contaba más y más historias terribles que, por algún motivo, no escuché o no quise escuchar en ese momento. Con todo eso, yo me consideraba lo más lejano a una potencial víctima de abuso de cualquier tipo por parte de un hombre, así que en enero de este año empezamos a ensayar”, explicó.

En su publicación de Facebook, Eva Bracamonte aseguró que el director teatral se aprovechó de ella durante los ensayos del montaje que le obligaba a desnudarse con el fin de generar la "vulnerabilidad" de Perséfone, su personaje.

“Todos los ensayos, según él, requerían que yo estuviera completamente desnuda. Yo no tengo mayor problema con el desnudo, así que, después de escuchar sus motivos (colocarme en un estado vulnerable para empezar a crear desde ahí, y blablablá), acepté, pero muy pronto (segundo o tercer ensayo), pasó algo que no me gustó: durante un ejercicio en el cual yo tenía los ojos vendados y tenía que buscarlo en el espacio (porque poco a poco empezó a formar él mismo parte de las improvisaciones), me di cuenta de que él también se había quitado toda la ropa. En ese momento me bloqueé completamente, pero no dije nada, porque no quería romper la energía del ensayo, que, según como él lo planteaba era casi un mundo paralelo”, relató Bracamonte en Facebook.


Cuando ella expresó su incomodidad por el desnudo de Castrillón, él aprovechó su condición de director para confundirla. “Cuando acabó el ensayo me preguntó cómo me había sentido, qué cosas nuevas habían salido, y fui sincera, le dije que me había sentido muy incómoda por el hecho de que se hubiera quitado la ropa; que entendía el hecho de que yo tuviera que estar desnuda porque a fin de cuentas era yo quien iba a estar expuesta, pero no él. Me dijo que quitarse la ropa había sido su forma de mostrarme que estaba ahí, tan dispuesto como yo, dispuesto a mostrarme su peor lado y a confiar totalmente en mi. Le dije que estaba bien, pero que el hecho de que haga eso solo me bloqueaba, en vez de ayudarme a conectar. Igual me sentí un poco estúpida. Sus respuestas hablaban del cielo, el infierno y el espíritu creativo, y las mías de cualquier cosa. Finalmente me dijo que no iba a volver a quitarse la ropa. No se la quitó las siguientes dos semanas, pero lo que vino después fue mucho peor”, describió.

No todo quedó allí. Según la hija de la empresaria fallecida Myriam Fefer, Castrillón la tocó indebidamente y se abalanzó desnudo encima suyo, por lo que decidió no seguir trabajando con él.
 

Te puede interesar