El trabajo en equipo

Miguel Ángel Esparta, docente de la carrera Negocios Internacionales de EPE de la UPC.

 

16 Jun 2017 | 13:37 h

Esta semana la combinación de exigentes trabajos y tareas del postgrado, sumados a los deberes de los demás roles familiares y profesionales que desempeño, hacían peligrar la comodidad que me ofrece tener el control de mis pendientes, sentía que avanzaban los días y seguía atrapado ¿Te ha pasado alguna vez?

Quise hacer una pausa para escribir sobre el “Trabajo en Equipo” y el importante rol que cumple en los nuevos emprendimientos. Tras mi vasta experiencia como consultor de empresas y académico, creo que no hay mejor manera de definirlo como: La suma de talentos individuales para explotarlos positivamente a favor de la misión de una institución o empresa.

No importa el rubro de tu emprendimiento, las tareas serán más efectivas si cuentas con un equipo de trabajo comprometido con el objetivo común. Es difícil ejecutarlo en la práctica, en especial al inicio, ya que es natural que el individualismo de nuestro entorno cultural nos lo impida, pero sin temor a equivocarnos los beneficios que se obtienen con el trabajo en equipo son superiores.

En esta búsqueda del trabajo en equipo, aportan las habilidades comunicativas y de interrelacionarnos personalmente, la apertura de ideas ajenas y el desarrollo de actividades  valorando la diversidad.

El trabajo en equipo nos permite obtener mayor efectividad, reparto de responsabilidades y  tareas, multiplicación de líderes y clima de colaboración entre pares, adicionalmente la explosión y fusión de creatividad son evidentes.

¿Y cómo hacer para dominar  la tentación de trabajar de manera individual?

En varias ocasiones he tenido alumnos que me preguntan directamente: “¿puedo hacer solo mi trabajo?”, la respuesta siempre será: parte del logro de la tarea es potenciar tu competencia de trabajar en equipo.

La pregunta se repite siempre, porque trabajar en equipo con resultados aceptables es sin duda una tarea difícil, no hemos sido acostumbrados a valorar en las ideas ajenas las soluciones que a nosotros no se nos ocurren y damos por sentado que nuestras ideas siempre son mejores que la de los demás.

Para trabajar en equipo en un emprendimiento, no basta juntarse entre varios amigos, conocidos o desconocidos, lo importante es seleccionar bien a las personas adecuadas: la clave está en combinar personas distintas pero que se complementen por diferentes conocimientos y experiencias, dispuestas y disponibles para colaborar.

El manejo de las expectativas que se tiene del trabajo en equipo debe definirse desde el principio, el bien común del emprendimiento siempre debe ser el norte, para ello es indispensable permitir el dialogo abierto de todos los niveles y en todos los sentidos, con libre expresión de ideas y opiniones,  a fin de generar un adecuado clima en el equipo. Cada integrante debe saber qué se espera de ellos y en qué plazo deben lograrlo.

Es importante también empoderar al equipo, se trabaja mejor cuando se provee de autoridad y autonomía en la realización de una tarea. La labor del emprendedor con su equipo no será obstaculizar sino proveer los recursos de infraestructura, presupuestarios y otros intangibles necesarios para poder hacer las tareas de manera óptima.

No uses la telepatía, desarrolla eficazmente la comunicación que facilite la transmisión de mensajes y el feedback.

Reconoce y recompensa a aquellas personas que sobresalgan en el equipo. No importa el premio, lo que realmente valoran las personas es el hecho de reconocer públicamente el trabajo bien hecho. De esta forma lograrás reforzar el sentido de pertenencia

Finalmente, después de alcanzar un objetivo regala tiempo de ocio en equipo, son los momentos claves donde el equipo sube al siguiente nivel de crecimiento.

 

Te puede interesar