Solo un 20% de televisores en el país funcionan con el estándar japonés-brasileño

Tecnología. El MTC sostiene que aún no existe una audiencia suficiente que justifique las inversiones realizadas por los canales de televisión en el equipamiento digital.

11 Sep 2014 | 4:35 h

Magda Quispe Ch.

Tras el reciente Decreto Supremo emitido por el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC), en el que amplía  la fecha límite para el inicio de transmisiones de la Televisión Digital Terrestre (TDT), el ministro del sector, José Gallardo Ku, recalcó que el apagón analógico no se postergó y se realizará en el 2020.

Sin embargo, indicó que aún no existe una masa suficiente de clientes para que las inversiones en dicho sector resulten rentables para los inversionistas. 

“Es necesario que los productores y las regulaciones vayan de la mano en esta transición a la era digital. Lo que tenemos que ir haciendo es que desde el lado de la oferta los productores también se vayan pasando, es decir, pasen su señal a digital pero se le pone una fecha límite. El equipo técnico detectó que no hay una masa con el estándar por el cual optó el Perú que es el japonés-brasileño y por ese motivo se amplió la fecha límite para el inicio de las transmisiones de la TDT”, manifestó a La República.

Raúl Pérez-Reyes, viceministro de Comunicaciones, precisó que un 20% de los casi cinco millones de equipos receptores que llegaron al país en los últimos tres años son los que funcionan con el estándar ISDB-T o conocido como el estándar japonés-brasileño. Este 20% significa un millón de equipos receptores (televisores y decodificadores).

“En las últimas dos campañas tanto navideñas como de 28 de julio en el país se compró un total de 1 millón 250 mil televisores nuevos”, refirió.

Ello quiere decir que la mayoría de los televisores que la población adquiere es con el estándar americano, europeo y coreano, los cuales no funcionan con la señal abierta sino solo con cable.
En ese sentido el MTC, junto al Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), emitirá una norma en las próximas semanas para que todas las tiendas que venden televisores informen a la población, al momento de la compra, sobre el estándar que tiene su receptor.

Agregó que las 21 empresas de TV existentes en Lima ya se adecuaron a la transmisión en TDT, de las cuales 12 operarán en la modalidad de transmisión simultánea y nueve en la modalidad de transición directa.

En la transmisión simultánea puede haber un canal analógico y uno digital y les corresponderá su uso a las cadenas nacionales. Los medianos y pequeños canales de televisión pasarán a transición directa y usarán el canal analógico previamente asignado, señaló.

 

Inversión promedio es de US$ 150 mil y 300 mil por canal digital 

 

La transición del sistema analógico a digital para un canal de TV implica una inversión de entre US$ 150 mil y US$ 300 mil por canal digital.

“Dentro de este canal digital, el inversionista puede tener varias señales de televisión. Por ejemplo, el canal 7 tiene el canal 7.1, 7.2, 7.3 y 7.4 que están dentro de un mismo canal de TV”, explicó.

Recalcó que el DS emitido el pasado viernes, que amplía la fecha límite para iniciar la transmisión de la TDT, busca que se desarrolle la TV digital no solo en el Territorio 1 (Lima y Callao) sino también en el Territorio 2 (Arequipa, Cusco, Trujillo, Chiclayo, Piura y Huancayo) y 3 (Ayacucho, Chimbote, Ica, Iquitos, Juliaca, Pucallpa, Puno y Tacna).

Te puede interesar