INEI aplicará el mapa censal del 2007 en zonas en disputa limítrofe

Tensión. Pobladores piden que sean censados para distritos que los atienden. INEI señala que esto no afectará proceso. 

12 Sep 2017 | 6:00 h

Los censos nacionales programados para el 2017 que se realizarán el 22 de octubre han comenzado a inquietar a los habitantes de algunos poblados de distritos de la región Moquegua. 

Es el caso de Aruntaya y Titire. Sus pobladores exigen que sean censados como parte del distrito de San Cristóbal-Calacoa y no como habitantes de Carumas, como ocurrió antes. Ambas jurisdicciones pertenecen a la provincia de Mariscal Nieto.

Según el alcalde de Aruntaya, Rubén Vásquez, las más de 280 familias de su localidad no reciben apoyo de autoridades carumeñas pese a que aumenta el número de población favoreciendo a que reciban un mayor monto de canon minero. 

Su colega de Titire, Abdul Ramos, refirió que más bien Calacoa los ha atendido. Cabe mencionar que ambas comunidades y otras a la vez son disputadas por Moquegua y Puno.

El encargado del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), Ricardo Lagunas, y funcionarios de la subgerencia de Acondicionamiento Territorial del Gobierno Regional se reunieron para evaluar el tema.

Lagunas precisó que en poblados como estos, donde nos se ha resuelto el problema limítrofe, se usará el mapa censal del 2007. Añadió que a estas alturas no se puede hacer modificaciones. 

Añadió que las disputas sobre límites entre regiones tampoco afectarán el proceso. Precisó que Huaynalén, disputado por Arequipa y Moquegua, es otra zona que será censada como parte del distrito de La Capilla, provincia moqueguana de Sánchez Cerro. 

Te puede interesar