Día de la Madre: El "Tío Chechi" le dedica el poema Gota de Agua a las mamás del mundo [VIDEO]

Desde Quillabamba, en la provincia de La Convención, en el Cusco. El profesor Julio César Cevallos Gonzales, envía un emotivo homenaje a las madres en su día con el poema "Gota de agua" del escritor y periodista español Rafael Blanco Belmonte.

14 May 2017 | 3:16 h

Una vez más el "Tío Chechi" de Quillabamba sorprende con un poema dedicado a las madres del mundo en su día. Se trata del profesor Julio César Cevallos Gonzales, quien con emoción les brinda su más cálido homenaje.
 
El profesor Julio César Cevallos Gonzales es llamado cariñosamente el “Tío Chechi” en el Cusco y en Quillabamba, provincia de La Convención. Nuevamente le dedica a las madres el hermoso poema “Gota de agua”.
 
 

Acompaña al Tío Chechi y recita "Gota de agua". 

Pobre gota que tiemblas en los cristales de mi ventana
débil hija del trueno,
gota nacida de la borrasca.
 
Dime, porqué a este mundo te arrojaron las nubes pardas,
porqué tiemblas en los cristales de mi ventana.
De las níveas espumas con que los mares bordan las playas
de las ondas azules, del arroyo que bulle y salta.
 
De las perlas que en la pradera derramó el alba
has subido a los cielos gota de lluvia,
y hoy desciendes, gota de agua.
 
Yo te conozco.
Yo sé porqué tiemblas en los cristales de mi ventana.
Tiembas porque no quieres bajar la fango que el mundo mancha;
tiembas porque la tierra donde has nacido es sucia
y no hay querubes ni estrellas luminarias.
En ellas los reptiles de fauces negras
acabarán contigo, gota de agua.
 
Ya sé, porqué tiemblas en los cristales de mi ventana.
Yo te conozco.
Temblar te he visto en los rasgados ojos de mi madre,
en los rasgados ojos de mi madre,
y pues, de ella naciste.
Serás mi hermana.
Vente conmigo, vente conmigo, gota de agua.
 
“Gota de lluvia” es un poema del escritor y periodista español, Marcos Rafael Blanco Belmonte (Córdova, España 1871 - 1936)
 
 
 
 
El "Tío Chechi" es hijo de Julio César Cevallos Carrasco y Valentina Gonzales. Nació en el Cusco un 31 de enero de 1926. Cursó estudios primarios y secundarios en el Colegio San Francisco. Los estudios superiores los realizó en la Escuela Normal San Juan Bosco de Puno. También estudió teatro en el centro de estudios escénicos de los padres salesianos en Santiago de Chile.
 
Julio César Cevallos Gonzales fue nombrado “Hijo ilustre de la ciudad” por la municipalidad provincial de Quillabamba, donde también recibió muy merecidamente la medalla de oro en mérito a su trayectoria educativa y artística en esta zona del país. Cuenta también con múltiples reconocimientos de diversas entidades públicas y privadas de Quillabamba y el Cusco.

Maestro de escuela

El "Tío Chechi" es un experimentado profesor de escuela primaria. Ya está jubilado. Tiene 91 años y cuatro meses; pero pese a los achaques propios de su edad y de vivir más de 71 años con un solo riñón, persiste activo en el arte, el teatro, la música y la literatura.

Como maestro de educación primaria realizó sus primeros servicios en la escuela Romeritos del Cusco. En Quillabamba fue profesor en la escuela Simón Bolívar y en la escuela de Pintobamba. Cesó su labor de docente en el centro educativo San Francisco Javier (La Granja). También fue profesor en universidades e institutos de educación superior en Quillabamba. 

Entre poemas, cuentos, novelas y tablas

En el Cusco, paralelamente a sus labores de docente, fue periodista en la revista "Don Jaque", muy popular en el Cusco de los años 60’s y 70’s, dirigido por su hermano, también profesor, periodista y artista, Jorge Cevallos Gonzales.
 
Además de artista, el longevo maestro es escritor de cuentos y novelas. Uno de sus libros, en tres tomos, se titula “Gente menuda: cuentos escolares del Tío Chechi”, con ediciones ya agotadas. Tiene además tres novelas inéditas: “Desgarrando la noche”, “Wifala carajo” y “Coloquios en la plaza de armas”, aún en espera de ser editadas.
 
El "Tío Chechi" fue productor y director de nutridas funciones de teatro y títeres en el Cusco y Quillabamba, y es fundador de varios grupos de artes escénicas en ambas localidades.

En contacto con la naturaleza

Julio César Cevallos Gonzales, de 91 años y cuatro meses, vive desde los 20 años con un solo riñón el mismo que fue extirpado tras sufrir un lamentable accidente en una carretera de Antofagasta, Chile, cuando retornaba al país luego de estudiar artes escénicas para ejercer su labor de maestro. 
 
Afirma que el secreto de su longevidad es tener siempre el contacto con la naturaleza. Sentir con sus pies descalzos las aguas del río sagrado de los Incas como del eterno verano de Quillabamba son unos de sus principales tesoros. 
 
Todo ello añadido a una alimentación sana, rica en frutas  y verduras de la zona. Otro de sus secretos es ser siempre jovial y bromista y de llevarse muy bien con la gente. “Soy fundamentalmente amigo del pueblo”, afirma el veterano artista y maestro de escuela.
 
 

 

Te puede interesar