17 de Mayo de 2009 | 21:40 h

Diario más antiguo de Arizona cerró su edición impresa por crisis económica

El diario Tucson Citizen, el más antiguo de los que se publican de manera continua en Arizona con casi 138 años de existencia, cerró hoy su edición impresa, como consecuencia de la crisis económica internacional.

"Los cambios profundos en nuestra industria, combinados con las dificultades económicas particularmente en esta región, significan que ya no sea viable producir dos diarios impresos en Tucson", indicó Bob Dickey, un representante de la empresa propietaria.

La jefa interina de redacción, Jennifer Boice, dijo que "será muy triste ver que desaparezca el Citizen", según publicó el diario en su página web.

El diario, fundado en octubre de 1870, "ha significado tanto para esta comunidad durante tantos años, como muchos de nuestros leales lectores nos han dicho en estos últimos meses", añadió.

El Tucson Citizen, que recientemente ha publicado unos 17.000 ejemplares diarios, no atrajo compradores viables desde que la cadena Gannet anunció que lo ponía a la venta el 16 de enero.

La dirección del diario indicó que continuará en Internet la publicación de comentarios y análisis, pero ya no tendrá noticias frescas, con lo cual el Citizen se suma a la lista creciente de diarios impresos que desaparecen en Estados Unidos.

Gannett había ofrecido a la venta los archivos del Citizen, el nombre de dominio en Internet, y las listas de suscriptores y avisadores, pero no puso en venta la participación de 50% en el acuerdo de operaciones que tiene con el diario Arizona Daily Star, de propiedad de Lee Enterprises.

Ambas firmas son dueñas conjuntas de Tucson Newspapers, la subsidiaria que maneja todas las operaciones no editoriales de ambos diarios, y se dividen en partes iguales los costos y beneficios de la operación.

En 2008 y bajo su acuerdo de propiedad compartida, cada compañía ganó 10,5 millones de dólares, esto es unos 8 millones de dólares menos que en 2007.

Gannet había pedido 1 millón de dólares por los activos del Citizen.

Durante las últimas siete semanas, el personal del diario ha trabajado, prácticamente, cobrando de día en día desde que los representantes de Gannett anunciaron el 17 de marzo que cerrarían la publicación impresa. (Washington, EFE).

Síguenos en Facebook