Edición Impresa del 17 de Febrero de 2012

Falla en obra técnica provocó aluvión en distrito de Llapo

En Áncash. Labores se hacían en laguna La Encantada. Ya se encontró el cuerpo de uno de los tres desaparecidos.

El aluvión que provocó la desaparición de tres personas así como daños en sembríos, viviendas, caminos y el colapso de dos puentes en el distrito de Llapo, provincia de Pallasca (Áncash), la madrugada del miércoles, no se debió a la furia de la naturaleza, sino a una falla técnica en la obra ejecutada para represar el agua de la laguna La Encantada, que se desbordó y ocasionó el terrible alud. Así lo sostuvo el alcalde de la provincia de Pallasca, Cosme Aranda Álvarez, quien luego de realizar una inspección en la zona el día de ayer señaló que se comprobó la presencia de un forado en la parte baja del muro, por donde se filtró el agua y que trajo como resultado la emergencia.

"El muro de 150 metros ha quedado en el aire, y el perfil del proyecto no tenía análisis de suelos", aseveró tras aclarar que los trabajos fueron hechos por el municipio de Llapo y no por su despacho. El objetivo del proyecto, que aún genera peligro pues el muro presenta rajaduras, era represar el agua de las lluvias para luego irrigar los campos de cultivo, indicó el burgomaestre.

Estado de emergencia

El presidente regional de Áncash, César Álvarez, le solicitó al Ejecutivo declarar en estado de emergencia la provincia de Pallasca y otras zonas aledañas, así como la autorización para utilizar el canon minero para agilizar la atención de los daños dejados por el aluvión ocurrido en el distrito de Llapo.

“Estoy en Lima para reunirme esta tarde (ayer) con el primer ministro Óscar Valdés para pedir la declaración de emergencia y nos autorice utilizar la partida del canon para atender estas emergencias”, indicó Álvarez.

Por otro lado, la Policía Nacional anunció el hallazgo del cadáver de uno de los tres desaparecidos por el aluvión. Se trataría de Pilar Cribillero, de 26 años, cuya hermana todavía no ha sido encontrada.