Edición Impresa del 13 de Diciembre de 2011

Declaración del ministro de Defensa chileno genera dura réplica del gobierno

Ante las declaraciones del ministro de Defensa chileno, Andrés Allamand, quien sostuvo que en el 2012 las relaciones entre Chile y Perú serán "muy difíciles" –en clara alusión al término del proceso que se sigue en La Haya–, el jefe de la PCM, Óscar Valdés, replicó rápidamente "que respetaba sus opiniones, pero no las compartía".

En esa línea, rechazó la tesis del funcionario del vecino país, quien dijo que sentía mucha preocupación por lo que pasaba en el Perú porque, según él, cada vez que hay conflictos políticos aumenta la agresividad contra Chile.

"El Perú es un país independiente que debe solucionar sus propios problemas. Los chilenos que se preocupen de los suyos", dijo enfático Valdés, y agregó que si los chilenos creen que el fallo de La Haya les será desfavorable, su presidente Sebastián Piñera ya declaró que lo iba a respetar sea cual fuere.

¿Indefensos?

Sin embargo, tras remarcar que nuestro país "es pacífico, independiente y respetuoso de todos los acuerdos internacionales", Óscar Valdés reveló que el presidente Ollanta Humala se encuentra muy preocupado por la poca fuerza bélica de nuestro país.  

"Se ha desatendido la fuerza bélica del Perú y eso no es culpa del presidente", comentó.

Precisamente por eso, Valdés dijo que el actual gobierno tomará varias medidas.

"El Perú no puede descuidarse en la defensa de su territorio. El laudo de La Haya es importante y vamos a tomar previsiones, pero será imposible alcanzar el poderío militar que tiene Chile", sentenció.  

Sobre ello, Valdés señaló como responsables a gobiernos pasados que no pudieron prever posibles conflictos, como el que tuvimos con Ecuador.