Noyawe, el videojuego peruano que busca generar conciencia y frenar la extinción de animales

Los incendios forestales están acabando con diversas especies en el mundo. Por eso, un grupo de jóvenes creó este juego que no solo entretiene, sino que tiene un mensaje de protección al medio ambiente.

Noyawe, el videojuego que crea conciencia para prevenir la extinción de animales exóticos. Foto: Toulouse Lautrec
Noyawe, el videojuego que crea conciencia para prevenir la extinción de animales exóticos. Foto: Toulouse Lautrec
Elisa Cruz

Los incendios forestales se han convertido en una problemática de gran relevancia a nivel mundial, ya que han causado mucho daño a la flora y, especialmente, a la fauna en las últimas décadas. Es por ello que un grupo de jóvenes quiso crear conciencia en la población sobre estos siniestros que han afectado enormes áreas boscosas. ¿Cómo? A través de los videojuegos.

En la actualidad es muy común ver a niños, adolescentes y hasta adultos sentarse en un sillón para pasar el tiempo con el videojuego que más les gusta. No por nada, la industria del juego digital en todas las modalidades y dispositivos es actualmente el primer motor mundial en el ámbito del entretenimiento. Aprovechando esta gran aceptación, Paz Nieto y Alonso Landauro, estudiantes del Instituto Toulouse Lautrec, y el desarrollador de videojuegos Santiago Huerto crearon a Noyawe, un juego 2D estilo runner basado en una mamá guacamaya que trata de escaparse de un incendio ocurrido en el Amazonas.

Lazy loaded component

Según explicó Huerto a La República, la colorida ave, oriunda de las selvas tropicales de América Central y del Sur, debe rescatar a sus once crías. Además, evitar caer en el pasto, así como esquivar ramas y bolsas con fuego. Al final de la partida, si el participante logra ganar, le muestra un paneo del pájaro con sus crías, y cuando se aleja, le muestra la destrucción de su hábitat.

PUEDES VER: Pokémon Go: así puedes participar del desafío de la semana de moda

¿Cómo nació Noyawe?

El juego en línea que puede usarse en tablets, celulares y computadoras mediante losanimalesmeimportan.itch.io/noyawe nació de una lluvia de ideas. Al notar que los incendios forestales cada año están acabando con los animales y el ecosistema, los estudiantes quisieron aportar su granito de arena, y qué mejor que a través del pasatiempo favorito de los jóvenes

“Entre los tres integrantes hicimos el diseño. En un principio, la idea era hacer de unos monitos que saltaban entre los árboles quemándose, tipo Angry Birds. Sin embargo, decidimos hacerlo un poco más sencillo y que el personaje principal sea la guacamaya, que va recogiendo a los loritos en el camino. Al pasar los obstáculos, las aves rescatadas forman una constelación con la que se acumulan puntos y ganas”, señaló Santiago.

La madre guacamaya debe rescatar a sus crías y volar entre árboles y bolsas en llamas. Foto: juego Noyawe

Asimismo, manifestó que Noyawe se creó durante un Game Jam en el 2019, es decir, un encuentro de desarrolladores que tiene como propósito la producción de uno o más juegos en un corto tiempo. Por consiguiente, los estudiantes de Diseño de Videojuego y Entretenimiento Digital del Instituto Toulouse Lautrec llevaron a cabo la idea y lo plasmaron en tan solo 48 horas.

Lazy loaded component

Cabe mencionar que el juego de la madre guacamaya obtuvo el primer lugar en el concurso Los animales me importan. También participó en el Lima Web Fest 2021, el festival más grande de entretenimiento digital realizado el último 16 de septiembre, donde logró alzarse como ganador en la categoría Mejor Videojuego 2D, luego de competir con más de 40 proyectos provenientes de España, El Salvador, Ecuador, entre otros.

Noyawe obtuvo el primer lugar en el concurso ‘Los animales me importan’. Foto: Toulouse Lautrec

“Los videojuegos durante mucho tiempo han sido estigmatizados como una forma de generar violencia y solo para distraer a un público. No obstante, estos pueden servir para unir comunidades, y es bueno que los desarrolladores piensen en temas sociales”, destacó Huerto.