Irene Ignacio

Beatriz Mejía, una de las voces del colectivo Con mis hijos no te metas, se sumó a los personajes que defienden el uso del dióxido de cloro para tratar distintas enfermedades. Un video difundido en Facebook a inicios de agosto, indicaba que el Gobierno peruano había aplicado un “plan de exterminio”, a fin de “cumplir uno de los objetivos 2030″ de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), lo cual es falso.

“El dióxido de cloro está salvando vidas en todo el mundo”, aseguró la abogada. También repitió un bulo sobre los fallecidos de COVID-19 en el Hospital Nacional Arzobispo Loayza. Además, reclamó que se hubiera prevenido la automedicación: “El Gobierno salió a decir que si querías azitromicina, necesitabas una receta médica”.

PUEDES VER Es falso que el CDS sirva para tratar el cáncer y que actor Rey de Castro recomienda usarlo

El video viral es parte de la entrevista que hizo Alfonso Baella a Beatriz Mejía el 3 de agosto del 2020, vía Facebook. En cuatro días, solo un post con el extracto fue compartido en más de 18.000 ocasiones. Otras publicaciones del jueves 6 se compartieron, en conjunto, unas 5.900 veces —hasta este domingo 9—.

Tanto el post como el video contienen afirmaciones falsas.

Es falso que el dióxido de cloro cure la COVID-19, la malaria o el cáncer

Beatriz Mejía: “El dióxido de cloro está salvando vidas en todo el mundo y he visto casos cercanos de gente que se ha comenzado a sentir mal y como no tienen para ir al hospital, no pueden ir al médico¿qué han hecho? (tomar) Dióxido de cloro. Al segundo día sanos y buenos”.

Aunque últimamente el dióxido de cloro se oferta como “la cura” para el nuevo coronavirus, es un producto conocido en el sector industrial por su acción desinfectante. Sin embargo, antes de que apareciera la COVID-19, ya se vendía como tratamiento contra la malaria (que desmentimos), el cáncer (lo cual es falso) y otras enfermedades.

Como explicó Verificador en julio, junio y mayo, el dióxido de cloro no cura la COVID-19 y puede, incluso, ser peligroso para la salud, como advirtió la Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos y la Dirección General de Medicamentos, Insumos y Drogas (Digemid) en su alerta N°41 de noviembre de 2019.

El dióxido de cloro es un "potente blanqueador, según la Digemid.

En el 2010, The Guardian ya alertaba sobre el MMS (mezcla de clorito sódico activado con ácido cítrico) y su principal defensor, Jim Jumble. Años más tarde, se difundió el CD (clorito sódico activado con ácido clorhídrico). Posteriormente, el alemán Andreas Kalckler promocionaba el gas CDS (protocolo de dióxido de cloro).

El dióxido de cloro ni siquiera es presentado como un medicamento por el economista alemán. En la página oficial de Andreas Kalckler existe un descargo de responsabilidad.

Descargo de responsabilidad.

Por otro lado, otros verificadores (AFP Factual, Maldita y ColombiaCheck) ya desmintieron que sirva para oxigenar la sangre o curar enfermedades.

Es falso que no hubo ninguna muerte por coronavirus en el Hospital Loayza durante la gestión anterior

Beatriz Mejía: “Otro médico que sacaron fue ese director del Hospital Loayza. Durante toda la cuarentena cero muertes. Y salió a declarar que simplemente no hizo caso, ignoró los dictados de la OMS, que dio a través del Minsa, y decidió curar a sus pacientes como correspondía. Tratarlos con las medicinas adecuadas y ninguno se le murió. Y qué pasó, lo sacaron al doctor Machicado”.

El médico cirujano Juan Enrique Machicado Zuñiga trabajó en la Dirección General del Hospital Nacional Arzobispo Loayza hasta el 3 de junio de 2020 (Resolución Viceministerial N° 023-2020-SA-DVM-PAS). De acuerdo con IDL Reporteros, “solo entre el 14 y el 20 de abril (sin contar el 16)” el Minsa contó 10 fallecidos en ese centro de salud. En el mismo periodo de tiempo, el mortuorio del hospital consignó 21 “cadáveres COVID-19”.

Por otro lado, el comunicado N.° 47 del Minsa también da cuenta de la muerte de una mujer con COVID-19, cuyo deceso se produjo el 29 de marzo.

El bulo se basa en la malinterpretación del audio que un médico del hospital le envió a un colega de él en Cusco, expuesto por Ojo Público. El infectólogo Leonel Martínez especificó en Twitter que se había referido a la situación de su pabellón a inicios de abril.

Durante el video, la excandidata al Congreso por el partido Avanza País también se refirió al médico cirujano Amilcar Huancahuari, quien fue Jefe del Comando Regional COVID-19 en Ayacucho hasta el 12 de junio (Resolución Ejecutiva Regional N°233-2020-GRA/GR). El Gobierno regional registró 23 fallecidos por COVID-19 hasta esa fecha. Y esa es solo la cifra oficial. Realizamos una verificación sobre ese tema a mediados de julio.

También mencionó que el médico estadounidense Anthony Fauci, Bill Gates y “los chinos” han “soltado no solamente el coronavirus, sino otros virus más letales en todo el mundo”. Sin embargo, anteriormente ya mostramos las evidencias a favor del origen natural del virus SARS-Cov2 y desmentimos que el cofundador de Microsoft busque disminuir la población del planeta.

Adjuntamos una nota sobre el origen, transmisión y rebrote del nuevo coronavirus, del 30 de junio de este año, para una revisión del estudio publicado en la revista Clinical Microbiology Reviews.

Es falso que uno de los objetivos 2030 de la ONU sea “el exterminio”

El texto que acompaña al video criticaba la acción del Gobierno durante la expansión del nuevo coronavirus y la vinculó a un supuesto “plan de exterminio intencional” de la ONU. Sin embargo, esto no es cierto. Durante la exposición de los Objetivos de desarrollo sostenible 2030, Naciones Unidas afirmó que el avance de la pandemia retrasaba las metas internacionales propuestas.

“La crisis de la COVID-19 pone en riesgo décadas de progreso en la lucha contra la pobreza”, sostuvo la ONU en el apartado correspondiente al objetivo 1, el fin de la pobreza. Las proyecciones para otras 10 metas de desarrollo sostenible tampoco fueron favorables, debido a que la pandemia ahondaba las desigualdades existentes, manifestó la organización.

Objetivos de desarrollo sostenible de la ONU al 2030.

Como última precisión, el texto sobre el video indica que se trata de la “doctora” Beatriz Mejía. Hicimos la consulta en el Registro Nacional de Grados y Títulos de la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria (Sunedu) y en la Plataforma Electoral del Jurado Nacional de Elecciones (JNE), pero la excandidata no cuenta con estudios en medicina o con el máximo grado académico universitario. Esta expresión se debe, probablemente, a la costumbre local de llamar “doctores” a los abogados, como se explica en Castellano Actual, de la Universidad de Piura.

Conclusión

Tanto el video, donde se oye una de las voces de Con mis hijos no te metas, como la publicación viral difundida en Facebook contienen afirmaciones que no se ajustan a la verdad. Por lo tanto, calificamos estos contenidos sobre la pandemia y el dióxido de cloro como falsos.