EN VIVO - Últimas noticias sobre el derrame de petróleo de Repsol

Autos eléctricos: dos recientes investigaciones muestran su futuro cercano

Estudios recientes aclaran el panorama para el transporte sin combustión. Te mostramos dos de ellos aquí.

El futuro de los autos eléctricos crece de a pocos y ya se están realizando más investigaciones para la mejora de este tipo de vehículo. Foto: AFP
El futuro de los autos eléctricos crece de a pocos y ya se están realizando más investigaciones para la mejora de este tipo de vehículo. Foto: AFP
Tecnología LR

No es sorpresa que por algún lado hayas leído y oído el nombre Elon Musk, director general de SpaceX. Y es que cada vez se vuelve más común hablar y enterarnos sobre los autos eléctricos, pues su incorporación en la industria del transporte ha dado paso a investigaciones que muestran en ciertas maneras su futuro.

Así, dos recientes estudios sobre este tema podrían demostrar que la tecnología sobre los autos eléctricos podría desarrollarse con más velocidad de la que esperamos y llegar a más personas incluso sin contar con demasiado dinero.

A continuación te mostramos un resumen de ambas investigaciones que muestran en conjunto qué pasará en los próximos años con los vehículos que están revolucionando al mundo.

Fabricación y venta de autos eléctricos más barata

Recientemente la Bloomberg New Energy Finance (BNEF), organización de investigación, realizó un estudio en el que mostró el precio futuro de los autos eléctricos en base a su construcción.

De acuerdo con el grupo, la construcción de autos y utilitarios eléctricos costará menos que la de vehículos con motor de combustión a partir de 2025 y 2027, según la categoría, y podrían constituir el 100% de las ventas de vehículos nuevos en la UE en 2035

Asimismo, explicó mediante sus proyecciones a futuro que los modelos livianos serían más baratos de fabricar a partir de 2025 y los pesados desde 2026.

Esto provocaría que los vehículos sean “más baratos de comprar, en promedio, inclusive antes de las subvenciones”, según los cálculos de la BNEF.

Para explicar el descenso de los precios de fabricación, la organización se basó en “la caída del precio de las baterías, así como por el desarrollo de cadenas de producción dedicadas exclusivamente a vehículos eléctricos”.

El estudio reveló incluso más detalles que valen la pena revisar debido a su contenido relacionable a nuestro futuro.

Carga inalámbrica de autos eléctricos en movimiento

Un equipo de investigadores y colaboradores de la Universidad de Cornell, en Estados Unidos, consiguió recientemente desarrollar un nuevo método de carga inalámbrica para vehículos eléctricos.

El estudio fue dirigido por el profesor de ingeniería eléctrica e informática, Khurram Afridi, quien ingeniosamente se valió de ciertos métodos y sistemas que utilizó la NASA para enviar datos a través del espacio exterior hacia diversas sondas que se encuentran en nuestro sistema solar.

“Hay muchas preguntas sobre infraestructuras que se hacen cuando dices: ‘Ok, vamos a habilitar vehículos eléctricos’”, explicó Afridi sobre la investigación. “¿Cómo funciona esa sociedad? Si cada vehículo en el país fuera eléctrico, necesitaría una gran cantidad de tomas de corriente para enchufarlos. No tenemos ese tipo de energía disponible en nuestros hogares para poder cargarlos muy rápido”.

El método que desarrolló el profesor junto a su equipo se valió de unos pares de placas metálicas aisladas que se colocan en el suelo. Para su correcto funcionamiento, estas serían “conectadas a una línea eléctrica a través de una red a juego y un inversor de alta frecuencia” que crearían “campos eléctricos oscilantes que atraen y repelen cargas (...) conectadas a la parte inferior de un vehículo”.

De tal manera, según lo explicado en el estudio publicado por Cornell, esto conduciría “una corriente de alta frecuencia a través de un circuito en el vehículo”, el cual recibiría una carga para su batería.

El proyecto del profesor se puede comparar con el del científico Nikola Tesla, quien en la década de 1890 se valió del uso de campos eléctricos alternos para poder iluminar lámparas fluorescentes desenchufadas.

Ahora, después de un poco más de 20 años, el equipo de Afridi ha conseguido darle una especie de continuación al episodio que escrbió en la historia el inventor serbio-estadounidense.