Windows XP en 2021: casi sin internet y con pocos programas

Tecnología LR

Windows XP sigue siendo usado por un muy reducido número de personas, pero su soporte ya es casi nulo para los estándares actuales. Foto: Muy Computer
Windows XP sigue siendo usado por un muy reducido número de personas, pero su soporte ya es casi nulo para los estándares actuales. Foto: Muy Computer

El estado de uno de los más populares sistemas operativos de Microsoft está cada vez más cerca de la obsolescencia.

Estamos a pocos meses de celebrar el 20 aniversario de Windows XP, una de las versiones más queridas y recordadas del sistema operativo de Microsoft. Pese a que su soporte oficial finalizó hace casi siete años, todavía hay un reducido grupo de personas que lo utiliza.

Esta versión apareció allá por octubre de 2001, como una forma muy directa de hacer frente a la renovada interfaz de Mac OS X (con sus ventanas curvas de estilo ‘Aqua’). Por entonces, Steve Jobs no dejaba de pregonar cómo Apple representaba el futuro a diferencia de las viejas computadoras cuadradas, color beige y con un OS gris.

Sin embargo, la popularidad de Windows XP se explica más allá de las apariencias. El sistema gozó de gran aceptación en el público por resultar muy intuitivo para las nuevas generaciones de hardware y periféricos. Una gran compatibilidad con accesorios, impresoras y demás, que fue creciendo con los años, y una buena performance en líneas generales.

Los días de vigencia de XP ya quedaron bastante lejos y su soporte por parte de Microsoft finalizó allá por abril de 2014. A pesar de ello, sigue teniendo un puñado de usuarios en el mundo.

Según cifras statcounter, los usuarios de Windows (en general) representan el 32,34% a nivel mundial (febrero de 2021). De estos, un 0,72% sigue utilizando Windows XP.

No hace falta mucho para imaginar que la experiencia de este reducido grupo no es lo óptimo, pero lo peor estaría por venir. En primer lugar, es algo complicado encontrar un navegador para Windows XP que sea apto para el internet moderno. Chrome e Internet Explorer están fuera de la discusión y una de las pocas opciones es algún build específico de Firefox.

Por otra parte, en el aspecto de software, Windows XP seguirá limitándose mucho más mientras pase el tiempo. La mayoría de desarrolladores siguió por años trabajando con APIs para este sistema, pero tras la llegada de Windows 10, el panorama cambió mucho. Ahora, la mayor parte de la oferta de software exige como mínimo Windows 7. Un gran ejemplo es el conocido editor de texto Notepad++.

Otro punto importante son los antivirus. Pocos que sigan actualizándose han quedado compatibles con esta versión, algo que nada más empeora si recordamos que Microsoft sufrió un escandaloso robo de los códigos fuentes de muchos de sus sistemas, lo que hace que las vulnerabilidades sean potencialmente más numerosas.

Si eres uno de los pocos que aún sigue utilizando Windows XP en una máquina antigua, aun cuando no la conectas a internet, quizá la mejor recomendación es que consideres actualizar a un sistema más moderno.