WhatsApp, Telegram y Signal: ¿cómo encriptan tus mensajes cada aplicación?

Benjamín Marcelo

benvasten

22 Ene 2021 | 17:36 h
¿Es Telegram más segura que WhatsApp, o acaso Signal es una mejor opción? Aquí te explicaremos cada detalle de cómo estas apps protegen tus mensajes. Foto: WhatsApp/Telegram/Signal, composición
¿Es Telegram más segura que WhatsApp, o acaso Signal es una mejor opción? Aquí te explicaremos cada detalle de cómo estas apps protegen tus mensajes. Foto: WhatsApp/Telegram/Signal, composición

Las diferencias entre WhatsApp, Telegram y Signal son muchas, pero la forma en cómo se envían tus mensajes a través de ellas son algo similares.

WhatsApp, Telegram y Signal son las tres aplicaciones que actualmente dominan el mercado de la mensajería instantánea. Millones de personas migraron a las últimas dos desde que la app propiedad de Facebook avisó sobre una próxima actualización en sus políticas de privacidad, que se tuvo que postergar desde febrero a mayo por la controversia causada.

Este hecho hace necesario, hoy más que nunca, que revisemos cómo es que realmente funcionan estos aplicativos, cómo distribuyen nuestros mensajes y qué riesgos suponen para nuestro derecho a la privacidad.

Como ya señalamos en una comparación reciente entre las tres aplicaciones, el tema de la seguridad de nuestra información es mucho más complejo y no hay una respuesta sencilla a la pregunta de cuál app es más segura, pero aquí te explicaremos los puntos más relevantes para entender cómo estas operan a la hora de protegernos.

Encriptación de mensajes

Lo primero que debes saber es que todas las apps de mensajería instantánea ofrecen una especie de encriptación. Se trata de un proceso que permite que tus mensajes sean “escondidos” bajo un cifrado, para luego ser “descifrados” con una llave.

Este sistema es el que admite que los mensajes que enviemos, así como otros contenidos multimedia incluidos en ellos, solo puedan ser accedidos por nosotros mismos o los sistemas que sea necesarios, dependiendo de quiénes tengan acceso a estas llaves (que varía según la app).

La principal diferencia entre WhatsApp, Signal y Telegram recae en el método de encriptación que utilizan. Estas son las principales diferencias entre ellos:

WhatsApp

WhatsApp asegura que utiliza la encriptación de extremo a extremo de Signal Protocol. El 5 de abril de 2016, los desarrolladores de la app aseguraron que la transición a dicho protocolo se había completado y que “toda forma de comunicación” (a través de WhatsApp) contaba con esta forma de encriptado.

¿Qué es el encriptado de extremo a extremo?

Este tipo de cifrado supone que solo el emisor y el receptor puedan leer los mensajes que se envían entre sí. Pese a que Signal Protocol sí usa servidores para otro tipo de datos (que pueden almacenarlos), estos no participan en la acción de enviar y recibir textos, ya que para ello se utilizan claves privadas (para descifrar los mensajes).

Encriptado de extremo a extremo de WhatsApp. Foto: Infobae

El problema con WhatsApp es que, pese a que aseguran haber implementado este sistema desde 2016, no hay una manera segura de comprobarlo, puesto que el código fuente de la aplicación no es público. Eso sí, la app permite activar una opción de notificaciones de seguridad que muestra cuándo una conversación está protegida de extremo a extremo.

Esto nos lleva a hablar de la otra aplicación que también utiliza el protocolo Signal.

Signal

Al igual que WhatsApp, Signal también utiliza el protocolo que lleva su nombre. Este fue creado originalmente por Open Whisper Systems, quienes lo implementarían primero en la app TextSecure (la que luego se convertiría en Signal tras combinarse con RedPhone).

Signal también usa encriptación de extremo a extremo, pero la gran diferencia con WhatsApp es que esta es de código abierto. Cualquier usuario puede revisar todo el source code de la aplicación y ver cómo funciona. Por lo tanto, se puede comprobar que lo que afirman es cierto.

Signal Signal precisa que les es imposible desencriptar el contenido de tus mensajes. Foto: github.com

Además, Signal está desarrollada por una organización sin ánimos de lucro, quienes aseguran que no venden ningún tipo de información del usuario. Lo que distingue a esta app de WhatsApp es, evidentemente, la transparencia.

Código fuente de Signal, disponible libremente en GitHub. Foto: github.com

El protocolo de Telegram

Para finalizar, debemos hablar de la otra gran alternativa: Telegram. Esta aplicación utiliza otro protocolo llamado MTProto (Mobile Transport Protocol), que fue creado por Nikolái Dúrov y financiado por Pável Dúrov. El par también es responsable de crear la aplicación.

El tema a entender con MTProto es que también es de código abierto, pero su enfoque está asociado a la conveniencia, permitiendo transferencias de archivos de cualquier formato y tamaño. El punto que nos interesa de este método es que cuenta con dos tipos de chats.

El primero ofrece la ya conocida encriptación de extremo a extremo, pero solo en casos específicos: las llamadas y los ‘chats secretos’. El segundo tipo, por el contrario, afecta a todas las conversaciones normales que hagamos en la app y sí suponen el uso de un servidor para enviar los mensajes: el emisor envía uno, este pasa por un servidor, y luego recién llega al emisor.

Si usas Telegram por sus fuertes opciones para la privacidad que la diferencia de WhatsApp, quizá deberías contemplar que las mismas solo están disponibles en la opción de ‘chats secretos’. Las conversaciones que no tengan activada esta sí pueden guardarse en un servidor. Así lo indica su portal oficial: “Los chats en la nube utilizan un cifrado cliente-servidor/servidor-cliente, y son almacenados cifrados en la nube de Telegram (sic). Esto permite que tus mensajes en la nube sean seguros y estén disponibles inmediatamente desde cualquiera de tus dispositivos, incluso si pierdes todos”.

Telegram señala que, para los chats que se guardan en la nube, sí interviene un servidor con acceso a tus mensajes. Foto: Telegram.org

Pese a esto, Pável Dúrov aclaró el porqué Telegram optó por ofrecer los dos tipos de chats en un comunicado de 2017: “Las conversaciones almacenadas en la nube están diseñadas para la mayoría de usuarios (los mismos que, en otra app como WhatsApp, confiarían en plataformas third-party menos seguras como Google Drive)”, señaló.

Telegram es “mixto”

“La encriptación en los dos tipos de chats es la misma, pero en los que van a la nube, nuestros servidores sí tienen acceso a la llave de encriptado. Telegram es mixto, de manera que nuestros usuarios no puedan ser acusados de usar chats secretos como si algo tuvieran que ocultar”, agregó el emprendedor ruso.

Más allá de esto, no hay mucho que pueda ser comprobado. Telegram asegura que no entrega datos de usuarios a terceros a través de estas copias de seguridad, pero tal como WhatsApp, esta app también es de código cerrado (aunque su API sí es open source) por lo que nadie puede revisar todo lo que hace. Por lo tanto, no hay manera infalible de comprobarlo.

En conclusión, usar Telegram sin las opciones de ‘chat secreto’ es casi lo mismo que utilizar WhatsApp, al menos en lo que respecta a encriptación de mensajes.

Por supuesto, la razón por la que muchos han migrado a Telegram es por la reciente actualización anunciada que permitiría a WhatsApp compartir los datos recolectados con Facebook, sin opción a rechazar dicha condición más que desinstalar la app.