Mujer embarazada vence a la COVID-19 tras permanecer 20 días en UCI

Debido a que la joven con 26 semanas de gestación presentaba daño pulmonar al 50%, fue necesario recurrir a la intubación; sin embargo, los médicos del Hospital Rebagliati no decidieron interrumpir el embarazo y salvaron ambas vidas.

Un equipo multidisciplinario de especialistas trabajó de forma ardua para la recuperación de la paciente. Foto: EsSalud
Un equipo multidisciplinario de especialistas trabajó de forma ardua para la recuperación de la paciente. Foto: EsSalud
Sociedad LR

Julissa Bustamante Acuña (33) es una de las pacientes que durante los últimos días obtuvo el alta médica al lograr recuperarse de la COVID-19. La joven pasó momentos difíciles al estar conectada a un ventilador mecánico, pero ahora ya se encuentra al lado de su familia.

La joven acudió al área de emergencias del Hospital Edgardo Rebagliati de EsSalud el último 3 de marzo con un cuadro severo de coronavirus. Tenía el 50% de los pulmones afectados y por ese motivo los especialistas decidieron intubarla para salvarle la vida. Su condición era de mayor riesgo porque además tenía 26 semanas de gestación.

El ginecólogo Omar Yanque Robles afirma que en estos casos es común interrumpir el embarazo para atender el cuadro severo de COVID-19 de la madre. Sin embargo, este procedimiento trae riesgos para el bebé, ya que al nacer prematuro podría presentar patologías.

“Ella necesitaba unas intervenciones más avanzadas y fue el equipo de emergencias con el equipo de cuidados intensivos quienes evaluando el caso y viendo las particularidades del mismo, tomaron una decisión valiente, de lograr colocar a la paciente dispositivos avanzados, como es una ventilación mecánica, en un estado que es muy poco frecuente para nosotros (gestación)”, comentó el especialista.

Lazy loaded component

Yanque sostiene que la intubación de las gestantes siempre es más complicada debido a que, en comparación con el resto de pacientes, se busca salvar ambas vidas. Por ese motivo pide a las embarazadas que extremen las medidas de cuidado frente al contagio, sobre todo si presentan comorbilidades.

La mujer estuvo por 20 días en UCI con ventilación asistida y gracias al cuidado de emergenciólogos, médicos, médicos ginecólogos, fisioterapistas, nutricionistas, licenciadas y técnicas en enfermería logró salir victoriosa de la grave enfermedad que la aquejaba.

Aún con el proceso de gestación en curso, la joven retornó a su vivienda en compañía de su esposo Daniel Gutiérrez Vera, con quien tiene cuatro hijos más.

Estoy feliz de estar otra vez con mi familia. Agradecer que el hospital me haya dado otra oportunidad de vida. (...) Dios sabe por qué hace las cosas, le agradezco porque ahora que he salido de esto, soy diferente, voy a cambiar, voy a ser otra persona”, señaló la paciente.

El hombre también se mostró contento por la recuperación de su pareja y la de su bebé en camino. “Agradezco a todo el personal que ha estado cuidándola. Me siento contento nuevamente al lado de mi esposa porque yo la amo y siempre la voy a querer”, indicó.