Controvertido uso de la ivermectina en Arequipa

Deysi Pari

La ivermectina apareció como una alternativa para reducir los efectos del COVID-19.
La ivermectina apareció como una alternativa para reducir los efectos del COVID-19.

Algunos médicos apoyan su uso y otros señalan que no tiene ningún efecto. El 90% de pacientes que llegó grave a EsSalud la consumió pero no le sirvió para contener el avance de la enfermedad. Algunos pacientes abusan de ella.

El 90% de los pacientes infectados con la COVID-19 que llega en estado grave al hospital de EsSalud en Arequipa manifestó haber tomado ivermectina, en la primera semana de la enfermedad.

El médico infectólogo Mario Cornejo Giraldo atiende los cuadros graves en EsSalud. Afirma que este porcentaje lo lleva a extraer la conclusión que dicho medicamento no tiene ningún efecto contra el coronavirus.

Sin embargo, en el país, el fármaco sigue usándose y hay diversas opiniones sobre su efectividad. Ni siquiera el Ministerio de Salud (Minsa) tiene una postura clara. Alegan que no hay evidencia científica para recomendarlo. Pero en su guía médica lo autorizan en pacientes leves.

El 2 de febrero, la ministra de Salud Pilar Mazzetti reiteró que la norma del Minsa deja a criterio de los médicos recetarla. Es un fármaco de prescripción, no es de venta o uso libre, aclaró.

El laboratorio estadounidense Merck que la fabrica emitió un informe. Precisa que, según sus estudios, no hay bases científicas de que esta sirva para tratar la COVID-19.

A favor

El director médico del Hospital COVID-19 (Honorio Delgado Espinoza), Gustavo Tohalino Meza, se mostró a favor de su uso en los pacientes leves. “La ivermectina es muy útil. Está en el protocolo de tratamiento del Minsa”, manifestó.

Según Tohalino, su utilidad se comprobó en infectados con comorbilidad en los primeros días de la infección. “Nosotros la utilizamos en el hospital, al paciente diagnosticado se le da ivermectina. Otros estudios demuestran que disminuye el tiempo de hospitalización y la gravedad del cuadro”, alegó.

En opinión de Richard Hernández Mayori, director del mismo centro hospitalario, aunque el uso resulta controversial, la casuística demuestra que ha habido un resultado positivo para los pacientes leves pues se recuperaron un poco más rápido cuando estuvieron en los primeros momentos de la enfermedad.

Hernández indicó que como al nosocomio, en los últimos días solo están llegando pacientes moderados o graves, ya no se está usando la ivermectina.

Entregan ivermectina

En el primer nivel de atención aún sigue administrándose. La Red de Salud Arequipa – Caylloma (RSAC) informó que pueden dar gratuitamente el fármaco a los pacientes, bajo prescripción médica y que deben consumirlo inmediatamente.

María Elena Flores, directora de la red, dijo que las 28 microredes tienen un stock de ivermectina. Por otro lado, el médico de Salud Ocupacional de la Red de Salud Arequipa – Caylloma, Mario Herrera Mostajo, alegó que el antiparasitario disminuye la probabilidad de complicaciones y replicación viral de COVID. Según el profesional, solo se debe administrar a pacientes con síntomas y no para prevenir.

A finales de enero, el Hospital Goyeneche anunció que podía producir 6 mil frascos de ivermectina al día, pero se conoció que la producción ha quedado detenida.

Acto de fe

Para el infectólogo Mario Cornejo, que se recete ivermectina es más un acto de fe. Como no hay un tratamiento aprobado para luchar contra la enfermedad, algunos médicos apelan a este fármaco. Sin embargo, al paciente le dan una falsa seguridad y se ha visto que muchos se agravan con el pasar de los días.

El profesional recomendó a la población a que siga con los cuidados y tengan un pulsioxímetro en su casa para que, ante la sospecha de haberse contagiado, se tomen la saturación de oxígeno. Y no solo eso, sino que se tome la frecuencia respiratoria. Lo normal es que una persona sana respire 12 hasta 16 veces por minuto. Si se supera esa frecuencia, ya hay una alteración.