Le disparó a su pareja, la creyó muerta y se suicidó

Óscar Chumpitaz

ochumpi

10 Ene 2021 | 4:08 h
Él es. David Flores tenía 35 años y era agente de seguridad. Foto: difusión
Él es. David Flores tenía 35 años y era agente de seguridad. Foto: difusión

Horror en Lurín. David Flores Matildo atacó a su conviviente en concurrido mercado. Policía investiga los motivos del ataque.

Una joven venezolana lucha por su vida tras haber sido atacada a balazos frente a un mercado, en Lurín. En el lugar los transeúntes encontraron muerto de un disparo a la pareja de la joven y la Policía investiga si el hecho se trató de un intento de feminicidio seguido de suicidio.

El violento episodio ocurrió a las 11.05 de la mañana en el centro de abastos Virgen de las Mercedes, ubicado a la altura del kilómetro 36 de la antigua Panamericana Sur.

David Flores Matildo tenía 35 años, estudió diseño digital en un instituto de Lima, pero se desempeñaba como agente de seguridad en la unidad élite de la Municipalidad de Lurín.

No era muy activo en las redes sociales, aunque compartía fotos con sus amigos. En ninguna de ellas estaba Any Molina Urdaneta, la ciudadana venezolana (30) con quien había tenido un vínculo sentimental.

Delante de testigos

Ayer por la mañana, el hombre pasó a buscar a Any. Quería hablar con ella. La charla derivó en una discusión que David intentó zanjar de manera violenta. Sacó un arma de entre sus prendas de vestir y le disparó.

La joven cayó al piso. “Voy a terminar con lo que empecé”, escucharon decir a David, quien -creyéndola muerta- se disparó un tiro en la cabeza con un revólver, revelaron los testigos.

De acuerdo con fuentes policiales, el tiro le impactó en la cintura a la extranjera, quien fue trasladada en un patrullero al hospital de Villa El Salvador.

El ataque fue presenciado por varias madres de familia. “Esta escena la vi en televisión y ahora en la vida real”, indicó Elizabeth Moscoso.

El caso está a cargo del departamento de investigación criminal. Los familiares de David dijeron que ellos eran convivientes y se llevaban muy bien. No entienden cómo ni porqué se resquebrajó la relación.