UNMSM: denuncian que posgrado de Medicina sigue cobrando casi S/4.000 pese a que clases son a distancia

Nicol León

nlarge226

23 May 2020 | 17:37 h
La Republica
Foto: Difusión.

Muchos estudiantes integran primera línea de lucha contra la COVID-19, pero no les reducen la pensión ni la fraccionan en cuotas. Vicedecano de Investigación y Posgrado asegura que la respuesta es negativa porque con lo cobrado sostienen la educación de los alumnos de pregrado y posgrado de Medicina, y de otras facultades de la Decana de América.

Noventa y tres profesionales de la salud, entre médicos, biólogos y enfermeros, denuncian que la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM) les cobrará cerca de S/4.000 para que estudien el primer ciclo del año de los programas de posgrado de Medicina.

Por la crisis económica y sanitaria que causó el coronavirus enviaron un documento al vicedecano de Investigación y Posgrado, Juan Matzumara Kasano. En el escrito pedían que se les reduzca en un 50 % el costo de los dos ciclos del año y se les diera la facilidad de pagar este monto en cuotas.

PUEDES VER San Marcos cede terreno para construcción de hospital de campaña contra la COVID-19

Es necesario aclarar que, para que inicien sus estudios, la Decana de América les pide que abonen la matrícula (S/348 y S/52) y “el derecho de enseñanza semestral” (S/3.200). Por ello, los profesionales de la salud también solicitaron que solo se les cobre la inscripción.

Cortesía.

“Mantener el horario correspondiente a cada programa académico. Reafirmar la necesidad de que todas las clases virtuales deben ser en vivo y disponer de clases grabadas como contingencia en caso de la ausencia justificada del estudiante”, son otras exigencias.

Uno de los profesionales perjudicados contó a La República que exigen esta reducción porque muchos están expuestos al contagio de la COVID-19, ya que laboran atendiendo a pacientes con esta enfermedad. También esperan que se les realice la prueba molecular. “Nos encontramos expuestos y exponemos a nuestros familiares al contagio”, señalan en el documento.

Incluso, los padres de uno de los estudiantes siguen el tratamiento para recuperarse del coronavirus. Hay otros que son biólogos y no ejercen la profesión por la pandemia y, en consecuencia, no tienen ingresos económicos.

El alumno añadió que, por lo contrario, a los profesionales de los programas de posgrado de Ingeniería Industrial y Administración sí les redujeron la pensión.

Respuesta de la UNMSM

Matzumara respondió mediante una carta que la facultad no puede reducir el costo porque estos “se hallan debidamente normados y ustedes lo conocen desde el momento en que ingresaron a la Facultad de Medicina a realizar una maestría".

“Es por ello que sus pedidos acerca de: reducir el costo de enseñanza en 50 % para los semestres académicos 2020-I y 2020-II, brindar la facilidad de poder dividir el nuevo monto en cuotas, requerir únicamente del pago por derecho de matrícula para iniciar el semestre, no es factible atender”, respondió. No obstante, sí aceptaron los pedidos para que las clases se den en vivo, la grabación de estas y el respeto del horario de cada programa.

En conversación con La República, explicó que el descuento de las pensiones afectaría a estudiantes de pregrado y posgrado de Medicina, y a la Decana de América.

“Somos una universidad pública y por lo tanto el programa de pregrado es un programa totalmente gratuito para los estudiantes en el que reciben todas las facilidades. La San Marcos ha tenido un presupuesto bastante limitado. Estos programas de Medicina son autofinanciados. Nosotros no recibimos presupuesto más que de ese programa”, señaló.

Tras preguntarle si los gastos actuales de la UNMSM son inferiores por la pandemia, la autoridad respondió que, con lo cobrado a los profesionales, deben cubrir los sueldos de los profesores y del personal administrativo. También deben saldar la inversión que hicieron por la compra de un software para dictar las clases a distancia.

“Es una cantidad bastante módica por ser una universidad pública. Lo que pagan ellos es lo mínimo para establecer el equilibrio de los programas autofinanciados. No lucramos con el posgrado. Todo se invierte”, afirmó.

Si la mayoría de alumnos decide no cursar la maestría este año por las dificultades económicas que enfrentan, Matzumara señaló que la universidad enfrentará un “gran problema institucional”.

“Si ellos hacen eso nos meten en una situación gravitante porque el Perú necesita médicos actualmente debido a la pandemia que afrontamos”, aseguró en referencia a los estudiantes de pregrado.