Un fenómeno que avanza y una solución que aún no llega

Erosión costera. Huanchaco, Buenos Aires y Las Delicias esperan recuperar la arena perdida producto de este fenómeno natural. Solución tomaría entre cinco a ocho años.

La Republica
Buenos Aires. Es la playa más golpeada por la erosión costera. Los estragos de la naturaleza destruyeron el malecón Colon, viviendas y negocios.

La erosión costera continúa afectando a los balnearios de Huanchaco, Buenos Aires (Víctor Larco Herrera) y Las Delicias (Moche) y hasta el momento la solución definitiva no llega.

Este fenómeno natural sigue provocando la pérdida de playa. Se acentuó en los doce últimos años. Las autoridades del gobierno nacional y regional de La Libertad han mostrado diversos estudios para frenar el avance del problema, pero no hay una acción concreta.

En Buenos Aires, la zona más afectada por la erosión, el enrocado ha permitido proteger a la población de los oleajes anómalos; sin embargo le quitó a los bonaerenses algo tan preciado para ellos: tener playa para disfrutar con su familia.

PUEDES VER Dos homicidios en un día ponen en zozobra a la población en La Libertad

La furia del mar destruyó el malecón Colón así como viviendas y negocios situados frente al litoral. Hoy solo se pueden notar veredas en mal estado, desmonte y basura que dejan algunos vecinos. Varias casas lucen desocupadas. En Las Delicias el panorama es similar. En Huanchaco aún hay playa.

La espera desespera

El alcalde de Víctor Larco, César Juárez, espera que no se postergue más tiempo el inicio de la solución definitiva.

“Semanas atrás se nos convocó para informarnos sobre la situación del puerto de Salaverry y cómo se iba involucrar el tema de la erosión costera. Nos dijeron que a través del Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC), la empresa que ha recibido la buena pro (para hacer los estudios de la solución) en marzo entregará el expediente técnico. Expuse mi sentir y preocupación”, afirmó. La solución definitiva demandará unos US $ 300 millones.

El burgomaestre sostiene que ya no se deben crear más falsas expectativas en la gente y precisar cuándo se recuperarán las playas.

“Después de ejecutado el proyecto, habrá un lapso de cinco a ocho años (para recuperar playa). Este problema se solucionará en el largo plazo”, manifestó Juárez. Sólo se recuperará 40 metros de playa.

La solución contempla –solo en Buenos Aires- la instalación de diez a quince espigones y repoblar el borde costero con arena que sería traída del molón retenedor de Salaverry donde hay 60 millones de metros cúbicos acumulados. Lo mismo se hará en Las Delicias y Huanchaco. Pero en Huanchaco, surfistas, ambientalistas y pescadores están en contra de los espigones.

Desmontar el molón

“Este problema tiene más de 40 años. Lo único que se ha hecho es atacar la consecuencia: la pérdida de arena. ¿Cuál es la causa? La ampliación del molón y hay que desmontarlo”, dice el docente de la Universidad Nacional de Trujillo, Carlos Bocanegra.