La universidad también queda impedida, de manera inmediata, de realizar procesos de admisión. (Foto: Difusión)
La universidad también queda impedida, de manera inmediata, de realizar procesos de admisión. (Foto: Difusión)

Sunedu deniega licenciamiento a Universidad de Ayacucho Federico Froebel

Con cerca de 10 años de funcionamiento, esta casa de estudios solo registra cuatro estudiantes titulados.

La República
13 Sep 2019 | 9:45 h

La Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria (Sunedu) ha denegado la licencia institucional a la Universidad de Ayacucho Federico Froebel (Udaff), convirtiéndose así en la casa de estudios número 14 que no logra obtenerla.

La Udaff no pudo demostrar el cumplimiento de ninguna de las ocho Condiciones Básicas de Calidad (CBC) que han sido establecidas por la Ley Universitaria, motivo por el cual deberá cesar sus actividades en un plazo máximo de dos años.

PUEDES VER Sunedu: conoce las universidades que se quedaron sin licencia

Con la decisión de la Sunedu, la universidad también queda impedida, de manera inmediata, de realizar procesos de admisión o cualquier otro mecanismo que busque captar a nuevos estudiantes.

La Universidad de Ayacucho Federico Froebel es una privada de naturaleza societaria. Esta recibió la autorización de funcionamiento por parte del ahora extinto Consejo Nacional para la Autorización de Funcionamiento de Universidades (Conafu) en el año 2010.

Actualmente, la casa de estudios ofrece tres programas académicos, tiene 52 docentes y un total de 437 estudiantes con matrícula en su único local, que se encuentra ubicado en Huamanga, Ayacucho. En todos sus años de funcionamiento registra 67 bachilleres y cuatro titulados.

Según informó el Ministerio de Educación, el plan de adecuación trazado por la Udaff no contenía acciones concretas que estén orientadas a resolver las observaciones de fondo que habían sido realizadas por la Sunedu para cumplir con las CBC.

A partir de la notificación de la denegatoria del licenciamiento, la casa de estudios dispone de 60 días como máximo para informar a la Sunedu el plazo de cese definitivo de sus actividades. Asimismo, deberá remitir la información del estado de matrícula de sus alumnos y los mecanismo elegidos para que estos continúen sus estudios.

La Udaff también tiene 90 días para enviar la información académica de los egresados, y sus grados y títulos conferidos a la Sunedu, entre otras exigencias más. El incumplimiento de estas disposiciones podría considerarse como infracción a la Ley Universitaria, lo que incluso sería sancionado.

Video Recomendado