COAR Cusco: un colegio para los mejores alumnos

La República
h

DESTACADOS. Cien estudiantes destacados tienen la opción de ingresar cada año al Colegio de Alto Rendimiento (COAR) que funciona en Pucyura (Cusco). Allí reciben una alta preparación.

Estudiar en el Colegio de Alto Rendimiento del Cusco (COAR Cusco) es una recompensa. Doscientos noventa y tres alumnos merecidamente aprovechan sus modernos ambientes, ubicados en el distrito de Pucyura, provincia de Anta, a hora y media de la Ciudad Imperial.

En el COAR están los mejores entre los mejores, bajo un sistema de residencia. Los adolescentes permanecen en el colegio cinco días a la semana. Solo sábados y domingos pueden visitar a sus padres.

PUEDES VER: Correo revela como planificaban la anulación de multas por construcción de hotel Sheraton en Cusco

Se trata de un colegio estatal donde ingresan cada año solo cien estudiantes con alto desempeño: 80 de Cusco y 20 de otras regiones. Ese tipo de planteles existen en 25 regiones del país.  

Cada año se desarrolla un concurso al que solo pueden postular los 10 estudiantes top de segundo grado de secundaria de cada colegio público de la región. Ellos deben tener un promedio de nota 15. Solo este año postularon 1 870 adolescentes e ingresaron 100.

El COAR sólo dicta tercero, cuarto y quinto grado de secundaria. Cuenta con cuatro aulas por grado para 25 alumnos cada una. Ni uno más. Es una exigencia para acceder al Bachillerato Internacional. El primer día de clases, cada escolar recibe una laptop, una calculadora científica, un código para navegar en las mejores bibliotecas del mundo y otras herramientas.

PUEDES VEREstudiante arequipeña es primer puesto del COAR a nivel nacional

Estudiar para ser mejores

Los que llegan al COAR tienen todas las comodidades para conseguir un nivel académico superior al promedio de los estudiantes de educación básica regular. “Lo mejor de lo mejor”, es su lema. 

Un chico tiene acceso a una biblioteca física especializada y también recibe un código para acceder a textos virtuales de otras escuelas del mundo. En la biblioteca física son atendidos por una especialista en bibliotecología.

Reciben clases de Ciencias Sociales, Inglés, Literatura, Matemáticas, Tecnología, Gestión Empresarial, entre otras materias. Cuando llegan a quinto grado, los alumnos están en condiciones de elaborar una monografía, una investigación de 4 000 palabras que se asemeje a un tesis. “Los preparamos para una vida universitaria”, dice uno de los 35 docentes.

Solo con la aprobación de la monografía, elaborada con normas para que la escritura científica pueda ser comprendida en la lectura, pueden optar por el Bachillerato Internacional. El año pasado, 52 menores obtuvieron ese documento. Recibirán su certificado en una ceremonia en Cusco en los próximos días.

El director de COAR Cusco, Arturo Ferro Vásquez reiteró que la enseñanza prioriza “un aprendizaje estándar y de acondicionamiento para el Bachillerato Internacional”. Cada día reciben clases de inglés y luego salen con un nivel avanzado del idioma. También participan de sesiones de pintura y música. Sus clases arrancan mañana.

PUEDES VER: Mil egresados del COAR están listos para afrontar altos estándares de educación

Requisitos para postular al COAR

Estado gasta S/ 8 millones para funcionamiento

El COAR Cusco empezó a funcionar en 2015 en un local de 2.5 hectáreas. Un año antes, el Gobierno Regional del Cusco firmó un convenio con el Ministerio de Educación para construir un local moderno, donde antes funcionaban las aulas desmejoradas del colegio Nº 50120 del distrito de Pucyura, Anta.

Aquellos ambientes recibieron mejoras y allí estudian los chicos del tercer grado. En pabellones nuevos están los salones de cuarto y quinto. Cada aula tiene carpetas modernas, un proyector, internet y laptop.

Cada año el Estado invierte S/ 8 millones para su funcionamiento, S/ 31 son para la alimentación de cada uno, lo que está a cargo de una empresa.