Mujeres salieron a las calles de Arequipa y Cusco para exigir una mejor justicia

Movilización. Colectivos de Arequipa y Cusco la enfilaron contra Poder Judicial, cuestionado por cómo resuelve casos de violencia contra la mujer. Los archiva. 

Movilización. Colectivos de Arequipa y Cusco la enfilaron contra Poder Judicial, cuestionado por cómo resuelve casos de violencia contra la mujer. Los archiva. 

Tony Perales asesinó a su pareja Deysi Flores de 12 puñaladas en el distrito de Yanahuara en abril de este año. El sujeto fue detenido y hoy purga prisión preventiva por 9 meses en el penal Socabaya. La familia de la víctima no confía en el Poder Judicial y teme que el agresor salga en libertad. 

Por eso, la tía de la víctima, Georgina Cornejo, y otros familiares participaron ayer en Arequipa de la marcha convocada a nivel nacional por el colectivo Ni Una Menos. Se movilizaron contra la corrupción en el sistema judicial revelada en audios. También sostienen que los casos de violencia contra la mujer y grupos vulnerables no son sancionados.

Con carteles en mano, más de 100 personas marcharon desde el parque España en el Cercado hasta la Plaza de Armas. Pedían una reforma total del sistema judicial. 

MOVILIZACIÓN EN CUSCO

La convocatoria también tuvo eco en Cusco. Más de un centenar de mujeres pertenecientes a grupos feministas y a Ni Una Menos salieron a las calles. Hicieron un plantón en el frontis del Palacio de Justicia pidiendo con cánticos mayor celeridad en los procesos por violencia familiar y feminicidio. 

Luego se dirigieron hasta la Plaza Mayor, donde se instaló un escenario que fue utilizado para rendir testimonios de hechos de violencia contra las mujeres, música y baile. 

Katia Zamalloa, representante del colectivo Flora Tristán, refirió que quieren hacer conocer casos de violencia en provincias. "Muchas veces por la lejanía de los lugares, no se conocen las agresiones contra las mujeres, incluso feminicidios", declaró.

Aunque aumentaron las denuncias de este tipo, hay un número que se retracta por distintos motivos. La fiscal Dely Pérez dice que esto es frecuente. “El 50% de mujeres se retractan, sin medir la dimensión del peligro al que están expuestas”, citó. Según Pérez, este comportamiento se debe a la dependencia. “Son por diversos factores, las condiciones sociales de las personas como la subordinación económica y algunos casos por el temor”. 

Te puede interesar


CONTINÚA
LEYENDO