Universidad Cayetano Heredia expulsa a médica residente que denunció acoso sexual

Hace unos días, Rosa Canales recibió una amenaza de muerte en su casa, en la que le pedían que “renuncie”. Universidad, hospital y Colegio Médico archivaron sus denuncias por falta de pruebas.

8 Ago 2018 | 9:50 h

Hace unos días, Rosa Canales recibió una amenaza de muerte en su casa, en la que le pedían que “renuncie”. Universidad, hospital y Colegio Médico archivaron sus denuncias por falta de pruebas.

Pasó lo que temía. La Universidad Cayetano Heredia separó definitivamente a la médico Rosa Canales, quien denunció ser víctima de acoso, hostigamiento y maltrato por parte de médicos y personal de dicha casa de estudios, desde el 2015.

De acuerdo a la resolución del Consejo Integrado de la Facultad de Medicina, de Estomatología y de Enfermería, difundida por El Comercio, la sanción se debe a infracciones en el reglamento disciplinario.

PUEDES VER Médica residente denuncia acoso sexual y ahora teme ser expulsada de la UPCH

Estas infracciones que menciona el documento de su separación (FAMEE-SECRET-ACAD-080-2018) son realizar conductas inapropiadas que afecten la imagen de la universidad o la dignidad de los miembros de la comunidad universitaria, presentar información falsa y adulterar documentos, entre otros.

“En 30 días determinaron que me separan definitivamente y sin ver mis pruebas, tengo más de 300 denuncias en tres años (…). Me truncan la carrera botándome a estas alturas”, dijo Rosa Caneles al referido diario.

La médica también denunció que nunca fue recibida para defenderse en el proceso disciplinario que se abrió en su contra en mayo pasado. Por lo que ha apelado a la resolución, pues cuestiona que la Universidad Cayetano Heredia nunca haya iniciado procesos contra los médicos que ella denunció por acoso.

Cabe destacar que Rosa Canales culminaría en dos meses los tres años de la especialización en cirugía abdominal.

Como se recuerda, la médica aseguró que sufrió el hostigamiento de varias maneras, desde el impedimento para entrar a salas de operaciones hasta la falta de asignación de una sede para culminar el residentado médico.

En tanto, la universidad indicó que se trata de una situación de índole académica por no adecuación al Sistema Nacional de Residentado Médico y no cumplimiento normativo.

"(Se) acordó imponer una medida disciplinaria consistente en una separación definitiva; decisión que aún no ha sido consentida pues se encuentra dentro del plazo establecido para presentar su recurso impugnativo", respondió la universidad.

Te puede interesar