Augusto Álvarez Rodrich.

Augusto Álvarez Rodrich.

Claro y directo
Economista de la U. del Pacífico –profesor desde 1986– y Máster de la Escuela de Gobierno John F. Kennedy, Harvard. En el oficio de periodista desde hace más de cuatro décadas, con varios despidos en la mochila tras dirigir y conducir programas en diarios, tv y radio. Dirige RTV, preside Ipys, le gusta el teatro, ante todo, hincha de Alianza Lima.

Más columnas

Augusto Álvarez Rodrich.

En el mar, la vida es más sabrosa01 Jul 2022 | 7:30 h

Augusto Álvarez Rodrich.

El portero que botó al presidente30 Jun 2022 | 7:27 h

Augusto Álvarez Rodrich.

Apartar a Castillo de la presidencia29 Jun 2022 | 6:20 h

Augusto Álvarez Rodrich.

Al borde de un ataque de nervios28 Jun 2022 | 7:54 h

La calle que se tumbará al Gobierno, por Augusto Álvarez Rodrich

En Huancayo empezó la protesta que se generalizará.

La explicación de que el detonante de la protesta de Huancayo es por la declaración del presidente Pedro Castillo de que son “paros y bloqueos de carreteras malintencionados y que han sido pagados algunos dirigentes y cabecillas” es incorrecta, pues el motivo de fondo es la mediocridad y corrupción escandalosas de su gobierno, y la perspectiva oscura que ofrece al país.

Su declaración –criticada desde el cardenal Pedro Barreto hasta Vladimir Cerrón– sorprende viniendo de quien tuvo sus quince minutos de fama en 2017 como mascarón de proa del paro de maestros organizado por Sendero Luminoso para capturar el Sutep, con desmayos simulados en la av. Abancay.

Hizo bien Castillo, por ello, en pedir perdón, pero si fuera cierto que la protesta violenta en Huancayo, que incluyó saqueos, se originó por eso, todo se arreglaría con su disculpa.

No será así, pues esta obedece, en lo inmediato, al alza del precio de los fertilizantes y combustibles por la invasión rusa a Ucrania, lo cual se sabe por qué empezó, pero no cuándo acabará.

Lo más probable es que esos efectos perdurarán por mucho tiempo, lo cual ya ha elevado, además, los precios de alimentos –pollo, aceite, pan, harina, maíz, trigo–, envases y material de construcción como acero y aluminio.

A ese factor externo debe agregarse el interno de la caída clamorosa de la inversión –este año su crecimiento será de 0%– con el efecto negativo que eso tiene en el empleo, al igual que la destrucción de chambas organizada por las medidas de la ministra de trabajo, lo cual es rechazado por muchos, incluyendo las pequeñas empresas.

Las condiciones económicas serán, como en Huancayo, el principal detonante de la protesta, pero a eso deben añadirse los paros contra la minería que Cerrón arma desde el Minem, y que están generando la protesta justificada de los trabajadores mineros.

Pero siendo clave el factor económico, los otros detonantes serán la corrupción grotesca en el gobierno, incluyendo nombramientos mediocres y corruptos que destruyen al estado, y, en general, la falta de liderazgo de un presidente inepto que solo balbucea para victimizarse, dando vergüenza a los peruanos, sin ofrecer un futuro optimista. La calle lo acabará tumbando.

Newsletter Augusto Álvarez Rodrich en LR

Suscríbete aquí al boletín de Augusto Álvarez Rodrich en La República y recibe en tu correo electrónico, todos los viernes, las ediciones de su programa “Claro y directo” y su columna diaria.