MUNDIAL QATAR 2022POLLA MUNDIALISTA
MUNDIAL QATAR 2022 - Así van quedando los cruces de los cuartos de final
ELECCIONES REGIONALES - Sigue aquí los resultados e incidencias de la segunda vuelta
Deportes

Yimmy Gamero: “Mi anhelo como arequipeño es jugar en Melgar”

A sus 20 años, el mediocampista destacó en Binacional durante el 2022, pero su contrato es con Melgar por todo el 2023, equipo al que busca retornar.

Futbolista Yimmy Gamero. Foto: La República
Futbolista Yimmy Gamero. Foto: La República
Jorge Jiménez

Yimmy Gamero fue uno de los jugadores que destacaron este año en Deportivo Binacional, equipo clasificado a la primera fase de la Copa Sudamericana tras quedar octavo en el acumulado de la Liga 1.

Su trabajo fue importante en el medio campo. Tiene marca, buen servicio al compañero, despliegue por todo el campo y un potente remate de larga distancia.

El joven futbolista ganó confianza, se la dio el entrenador Wilmar Valencia, a quien le tiene un aprecio especial. Sin embargo, su anhelo es jugar en el equipo profesional del FBC Melgar, club en el que se formó como futbolista y con el que tiene contrato por todo el 2023.

“Más allá de haber logrado el sueño de jugar en la profesional en Puno, mi anhelo, como buen arequipeño que soy, es jugar en el FBC Melgar. Tuve una buena campaña jugando lejos, pero mi prioridad siempre será mi equipo, el rojinegro”, le dijo Gamero a La República.

El 2022 ha sido un buen año para Gamero. Se ganó el puesto de titular, marcó sus dos primeros goles y fue llamado a la selección peruana sub-20. En los microciclos que cumplió en Lima dejó el alma en cada práctica para seguir en la órbita del equipo.

“Fue una buena experiencia, me gustó bastante, hay todo para hacer un buen trabajo. Proteínas, frutas, gimnasio, fisioterapeutas, médicos y entrenamientos con profesionales que te motivan en todo aspecto”, explicó.

No fue fácil para Gamero acostumbrarse al clima frío de Juliaca y a viajar todos los días, una hora, desde Puno a Juliaca, para realizar sus entrenamientos. Llegó a ser muy valioso el apoyo que le dio su tío Gilberto para adecuarse al ritmo de vida que le dio el fútbol profesional en Binacional.

Finalmente, le contó a La República que lo motiva a seguir adelante la alegría que causó en sus padres verlo como un jugador importante en su equipo y jugando casi todos los fines de semana. “Su felicidad es la mía y eso me motiva mucho más”, comentó.