Dueño del oro robado en Juliaca es investigado por lavado de activos

Oro fantasma. Wilfredo Choque Arapa, gerente y socio de Minerales del Sur SRL, está siendo investigado por la Fiscalía de Madre de Dios desde el 2014. A pesar de estar vigente ese proceso su empresa ganó la licitación para acopiar el metal de los mineros "formalizados" del Altiplano. En solo 9 meses, exportó a Suiza 360 millones de dólares en oro.
Siguiendo el rastro del origen del preciado metal

16 Sep 2015 | 5:45 h

Con la colaboración de Liubomir Fernández
 
 
Más de 8 millones de dólares, la mitad de ellos en oro, siguen en manos de los protagonistas del "robo del siglo" perpetrado en el aeropuerto de Juliaca (Puno).
 
Casi 123 kilos de oro, 2 millones de dólares y 7 millones de soles en efectivo iban a ser embarcados el viernes 28 en el vuelo comercial de LAN 2092 por la empresa Prosegur cuando una decena de asaltantes armados interceptó los dos camiones de caudales en la pista de aterrizaje, robaron los contenedores con el tesoro y huyeron en medio de bombas lacrimógenas.
 
Hasta el momento, la policía ha recuperado 30 kilos de oro y un millón de soles. Del resto del botín, ni rastro. A estas alturas, se especula que  los lingotes habrían vuelto a las entrañas del Altiplano en espera del momento más propicio para poder volver a brillar.
 
El paradero de este tesoro es tan desconocido como su origen. La República sigue el camino a la inversa de unos lingotes supuestamente acuñados gramo a gramo por los mineros "formalizados" de La Rinconada y Ananea.

Rey del Sur

La comercializadora de oro Minerales del Sur SRL, con sede en Juliaca, es la propietaria de los 122 kilos 600 gramos de oro robados, que iban a ser exportados a Suiza por un valor de 4 millones y medio de dólares.
 
Ni el Frente Policial de Puno ni la Fiscalía de Crimen Organizado investigan la legalidad de la procedencia de este cargamento. Eso a pesar de que el gerente general de Minerales del Sur, Wilfredo Choque Arapa, afronta una investigación por lavado de activos provenientes de la minería ilegal, desde inicios del 2014 en la Fiscalía Especial Ambiental de Madre de Dios.
 
En esta región, concretamente en el distrito de Huepetuhe (Manu), Choque Arapa posee dos concesiones mineras vigentes a nombre de la empresa Forestación y Minería Constructores SAC.
 
Su socio en esta empresa y también representante legal en Minerales del Sur, Francisco Quintano Méndez, cuenta en el mismo distrito de Madre de Dios con 7 concesiones mineras entre vigentes y extintas.
 
Con una investigación de lavado vigente en las espaldas de su gerente, en mayo del 2014 Minerales del Sur SRL ganó la licitación pública convocada por la empresa estatal Activos Mineros y se convirtió en la acopiadora oficial y única del oro de los 3.451 mineros de la región que presentaron su declaración de compromiso, el primer paso para entrar en el proceso de formalización.
 
Choque reconoce que es y ha sido objeto de investigaciones por lavado de activos y auditorías, pero defiende la procedencia legal del oro robado. "Estamos acostumbrados a las auditorías", dijo a La República achacando las investigaciones a las consecuencias que acarrean 25 años de vida empresarial.
 
Tras estas breves declaraciones, justificó su silencio en la existencia de una investigación fiscal en curso.

Estado lo defiende

Sorprendentemente, la empresa estatal Activos Mineros defiende con los mismos argumentos a Minerales del Sur.
 
Luis Egocheaga, gerente general de Activos Mineros, admitió que conoce la investigación abierta por lavado de activos en contra del gerente de la empresa con la que el Estado ha firmado un convenio.
 
"Hasta el momento no ha quedado demostrado que efectivamente estén haciendo lavado de dinero", declaró.
 
 "Aquellas empresas que no pueden competir con el precio que ofrece Minerales del Sur empiezan a difundir información", dijo tras reconocer que Puno es una región en la que la "ilegalidad e informalidad están muy extendidas".
 
Activos Mineros (AMSAC), empresa pública que pertenece a la Fonafe, recibió a través del Decreto Supremo 012-2012-EM el encargo especial de implementar un proceso de comercialización de oro.
 
Tras desechar la posibilidad de revivir el Banco Minero, AMSAC  convocó una licitación pública tras la cual firmó convenio con cuatro empresas. A pesar de las investigaciones por lavado de activos de la minería ilegal, Minerales del Sur fue una de las elegidas.
 
El gerente de AMSAC explicó que el criterio principal para elegir a las comercializadoras fue el precio de oro que ofertaban. Reconoció que existe la venta ilegal a gran escala, pero aseguró que "estas 4 empresas compran solo a pequeños productores que tienen papeles".
 

Toneladas fantasmas

Las incógnitas persiguen a este "pequeño" cargamento de oro que solo representa una pequeña "pepita" de la inmensa veta de Minerales del Sur.
 
Según reporta Aduanas, esta empresa exportó de enero a setiembre de este año más de 360 millones de dólares en oro, que equivaldrían a un tonelaje que oscilaría, según su ley, entre las 10 y las 25 toneladas. Antes de obtener la concesión de Activos Mineros, sus ganancias eran sensiblemente menores. En 2014 exportó 256 millones de dólares y en 2013 "solo" 110 millones.
 
De las alrededor de 100 mil personas que se dedican a la minería en La Rinconada y Ananea, solo 3.451 mineros han presentado su declaración de compromiso. Pero de estos, solo 8 empresas que agrupan aproximadamente a 800 mineros han logrado concluir el proceso y cuentan con todos los permisos.
 
¿Cómo se justifica entonces el tonelaje exportado? ¿Cada minero artesanal o pequeño productor en Puno ha obtenido este año más de 100 mil dólares en ganancias?
 
Los dirigentes mineros, que prefirieron mantener su nombre en el anonimato para evitar denuncias, informaron que Minerales del Sur es una de las más grandes empresas que desde hace décadas compra el oro de La Rinconada.
 
Las pallaqueras, mujeres y niñas que buscan el oro de los cascotes desechados de los socavones, y los jornaleros, que no perciben sueldo ya que extraen 28 días oro para el dueño de la mina y 2 para sus bolsillos, admiten que venden su oro en forma ilegal a los acopiadores locales, quienes a su vez lo venden a Minerales del Sur.
 
Al no tener derecho de propiedad, la inmensa mayoría de mineros están excluidos del proceso de formalización y se ven obligados a vender su oro en Bolivia, asumiendo el riesgo de su traslado en un entorno de sangrientos atracos o transar un precio de saldo con estos acopiadores ilegales que a su vez venderían el mineral a empresas formalizadas como Minerales del Sur.
 
En el caso de los grandes ilegales, quienes manejan maquinaria pesada en la minería a cielo abierto de Ananea, vender a Bolivia supone demasiados riesgos legales. Por eso también eligen vender a acopiadoras locales que se encargan de blanquear el oro.
 
El titular de la Dirección Regional de Energía y Minas (DREM) de Puno, Dante Salas, informó a La República que su oficina no tiene la competencia de fiscalizar a las comercializadoras de oro, algo que corresponde al Ministerio de Energía y Minas (Minem) y a la Sunat. Confesó que se centran en fiscalizar las condiciones de salud y seguridad ocupacional.
 
Es decir, el Minem no tiene la capacidad de fiscalizar la legalidad o ilegalidad de los volúmenes de producción de oro de los filones. 

Sunat se tapa los ojos

La Sunat es la entidad encargada del control de insumos y bienes fiscalizados en el marco de la lucha contra la minería informal. Todo traslado interno de oro debe realizarse con una guía de remisión que debe emitir también la Sunat.
 
Tras una semana de reiteradas solicitudes de información, por La República, sobre si el oro que iba a ser exportado a Suiza había pagado impuestos y contaba con una guía de remisión, la Sunat se limitó a consignar "que la investigación le corresponde a la policía" y a asegurar que el control del pago de impuestos se realiza en Aduanas.
 
Esta declaración sorprende debido a que en la actualidad la Policía y la Fiscalía solo realizan una investigación por el delito de robo agravado y la fiscalización compete a la Sunat.
 
El director del Frente Policial de Puno, el general Wilman Carrasco, declaró que "las entidades competentes deberían también fiscalizar cuál es la procedencia del oro".
 
Para la Fiscalía de Crimen Organizado todavía es un misterio si el acopio y traslado de los 122,6 kilos de oro se hizo cumpliendo con la ley.

BIF y Minerales del Sur culpan a Prosegur de negligencia en robo

Los millones en efectivo pertenecían al Banco Interamericano de Finanzas, el cual informó que el traslado a Lima es habitual para evitar la acumulación de dinero en las bóvedas de sus agencias en Puno e invitó a La República a pedir explicaciones a la empresa Prosegur.
 
Wilfredo Choque Arapa, gerente de Minerales del Sur, también responsabilizó a Prosegur de cualquier negligencia.
 
Ambas empresas informaron que Prosegur cubrirá el monto del robo no recuperado.
 
La República intentó sin resultado obtener la versión de Prosegur. La empresa optó por el mismo hermetismo que caracteriza a sus bóvedas, solo roto por este atraco y por operativos contra el lavado de activos, como el del pasado marzo, en el que se incautaron 58 kilos de oro de supuesta procedencia ilegal en una de sus cajas fuertes. Su propiedad fue atribuida a una red encabezada por Pedro David Pérez Miranda ("Peter Ferrary").
 
LAN Airlines informó que tanto Prosegur como Hermes están acreditadas por la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) para el traslado de valores. "Talma y nosotros les damos facilidades para que dicha carga sea transportada por vía aérea al destino", declaró. La compañía admitió que conocen el tipo de carga que transportan, pero no su valor.

En cifras

5 toneladas de oro produce Puno al mes.
 
360 millones de dólares en oro, que según su ley podrían oscilar entre las 10 y las 25 toneladas de mineral, ha exportado este año Minerales del Sur. 
 
122,6 kilos de oro fueron robados.

Te puede interesar