Tres accidentes de tránsito dejaron cuatro muertos y siete heridos

Fatal. Estudiante herido era trasladado en ambulancia desde Tumbes a Piura, pero en el camino la unidad se despistó.

19 Nov 2017 | 7:06 h

Redacción Norte

Nuevamente las carreteras se tiñen de sangre y la imprudencia origina el indescriptible dolor en las familias. Uno de los casos más conmovedores fue el de un joven estudiante que paradójicamente se aferraba a la vida tras sufrir un accidente de tránsito y era trasladado en una ambulancia de Tumbes a Piura, pero en el trayecto el vehículo se despistó y el muchacho murió aprisionado por los fierros retorcidos.

La unidad móvil perteneciente al Hospital JAMO II de la ciudad fronteriza, conducida por Dickson Cavero, salió ayer por la madrugada trasladando al estudiante del Senati, Evelio Duberlí Bautista Juárez (20), quien era transferido al hospital de Piura.

Al llegar al puente Los Peroles, en la zona conocida como La Golondrina, perteneciente al distrito de Marcavelica en Sullana, la ambulancia se despistó cayendo a una hondonada. Las vueltas de campana que dio el vehículo no le permitió al paciente protegerse de los golpes, por ello los equipos le cayeron encima.

Un familiar que se encontraba al cuidado del paciente y los médicos resultaron con severas fracturas, por ello fueron auxiliados por los policías de Carreteras y luego trasladados a una clínica de Sullana.

¿Excesiva velocidad?

En tanto, el viernes a las 9:00 de la noche, un tráiler con matrícula F1N-240, que se dirigía del Alto Piura hacia Piura, impactó frontalmente en el kilómetro 21 con un Tico procedente de Piura con destino a Chulucanas.

Producto de la fuerte colisión, el chofer del Tico identificado como Segundo Castillo Ramos (65), quedó atrapado entre los fierros retorcidos con heridas de gravedad. Los agentes policiales del Departamento de Carreteras, luego de rescatarlo lo llevaron al Hospital Cayetano Heredia. No obstante, el médico certificó que el padre de once hijos llegó cadáver.

Pese que el conductor del vehículo pesado, Juan Saldaña Chinguel, resultó con lesiones leves, fue trasladado a la comisaría de Tacalá para esclarecer el hecho del que la Policía presume, se trató de un exceso de velocidad de ambos vehículos.

Similar tragedia ocurrió ayer a las 4:00 de la madrugada en el kilómetro 984 de la carretera Panamericana, a pocos metros del centro poblado San Pablo.

En este caso, el conductor del vehículo T1J-248, Juan Arteaga Baltazar (27), murió inmediatamente después de que su unidad quedara atrapado debajo de un tráiler. El copiloto Rodrigo Córdova Zurita, quien deja cinco hijos en la orfandad, también murió producto de las terribles consecuencias, ya que su cráneo sufrió graves fracturas.

Córdova se ganaba la vida como estibador. 

CLAVE

El mal estado de la carretera que une Marcavelica con Sullana, que presenta huecos de regular tamaño, habría sido una de las causas del lamentable accidente de la ambulancia, aunque serán los peritos del Grupo de Investigación de Accidentes de Tránsito quienes determinen los verdaderos motivos.

Te puede interesar