Tensión mundial por derribo de bombardero ruso

Turquía-Rusia-Siria. Rusia acusa a Turquía de haber derribado su cazabombardero SU-24 sobre territorio sirio y calificó el ataque como "una puñalada en la espalda por parte de los cómplices de los terroristas". Por su parte, el gobierno de Ankara reveló que advirtió a dos cazas rusos que estaban sobrevolando territorio turco. Y mandaron un F-16 interceptor para derribarlos.

25 Nov 2015 | 7:00 h

Suzan Fraser y Nataliya Vasilyeva. Associated Press
 
Turquía derribó un avión militar ruso el martes que afirma cruzó a su territorio desde Siria, incidente en que murió por lo menos uno de los dos pilotos y marcó la primera ocasión en medio siglo que un miembro de la Organización del Atlántico Norte (OTAN) derriba una aeronave rusa.
 
 
El incidente enfatiza la creciente complejidad de la guerra civil siria, al enfrentarse varios grupos con alianzas contrarias en tierra y con el cielo está repleto de aeronaves que bombardean varios objetivos. De inmediato causó reacciones feroces de Moscú.
 
El presidente ruso Vladimir Putin catalogó la acción turca de "una puñalada en la espalda por parte de los cómplices de los terroristas" y advirtió "consecuencias significativas"; mientras tanto el ministro de Exteriores ruso Serguei Lavrov canceló una visita a Turquía planeada para el miércoles.

A petición de Turquía, el cuerpo gobernante de OTAN llamó a una reunión extraordinaria en Bruselas.
 
Turquía dijo que el Su-24 ignoró repetidas advertencias conforme se acercaba, luego invadió espacio aéreo turco. Rusia insiste en que el avión se mantuvo sobre Siria, desde donde apoyaba acciones terrestres contra los rebeldes.
 
Fuerzas rebeldes balearon a dos pilotos mientras descendían en paracaídas y uno murió, dijo Jahed Ahmad, vocero del grupo rebelde de la 10a División Costera. De momento se desconoce la condición del segundo piloto.
 
Desde hace mucho Turquía y Rusia están en desacuerdo en cuanto a la crisis de Siria, ya que Turquía busca expulsar al presidente Bashar Assad, un importante aliado de Rusia.
"Nunca toleraremos tales atrocidades como la sucedida hoy y esperamos que la comunidad internacional encuentre la fortaleza para unir fuerzas y combatir este mal",
- dijo Putin.
El general Serguéi Rudskói, portavoz del Estado Mayor del Ejército, aseguró que "los contactos con Turquía por canales militares han sido suspendidos". El general insistió en que, según los datos del puesto de mando ruso, el Su-24 nunca violó el espacio aéreo turco, "lo que fue confirmado por los sistemas antiaéreos sirios".
 
Mientras, los radares de la base aérea rusa en Latakia confirman que el F-16 turco sí penetró en territorio sirio para atacar al bombardero ruso, afirmó.
"Esa es una grave violación de las normas del derecho internacional y una burda infracción del memorándum para la prevención de incidentes y garantizar la seguridad de los vuelos en Siria suscrito con EEUU y que incumbe a todos los países de la coalición, incluida Turquía",
- denunció el militar ruso.

Cayó en Latakia

Según informó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, la zona donde cayó el SU-24, el norte de la provincia de Latakia (noroeste de Siria), es escenario de enfrentamientos entre el Ejército sirio y distintas facciones yihadistas, como el Frente al Nusra.
 
 
El primer ministro de Turquía, Ahmet Davutoglu, insistió en que su país tiene el derecho de "tomar todo tipo de medidas" contra violaciones fronterizas e hizo un llamado a la comunidad internacional para "extinguir el fuego que incendia Siria". 
 
A pesar de las fuertes palabras, algunos analistas consideran que Rusia y Turquía tienen motivos para evitar que escale el incidente.
 

Infografia

 
"Es un incidente serio en cualquier situación", señaló Ian Kearns, director del centro de investigación de Londres Red de Liderazgo Europeo.
 
Pero Kearns dijo que la relación económica rusa y turca, incluido el campo energético, es importante para Moscú. Y Rusia y Occidente parecen estar de acuerdo en erradicar al grupo Estado Islámico tras el ataque a una aeronave rusa sobre Sinaí el 31 de octubre y los ataques a París del 13 de noviembre.
 
El avión ruso apoyaba a las tropas sirias que libran una ofensiva en la zona, controlada por la rama de Al Qaeda en el país, el Frente Nusra, la 2da División Costera, formada por combatientes de la etnia local y la 10a División Costera que incluye a combatientes locales turcos.
 
El avión ruso invadió el espacio aéreo turco sobre la localidad de Yayladagi, en la provincia de Hatay, dijo un comunicado del ejército turco.

Periodistas heridos

Por otra parte, tres periodistas rusos que trabajaban en la provincia de Latakia sufrieron heridas menores luego de que un misil estallara cerca de su auto el lunes, confirmó el Ministerio de Defensa ruso. Los tres están siendo atendidos en un hospital militar.
 
El mes pasado, aviones turcos derribaron un dron no identificado que también violó su espacio aéreo.
 
Sarah Lain, analista del instituto Royal United Services, indicó que la última ocasión que ella recuerda que un miembro de la OTAN –Estados Unidos– derribara a un avión ruso/soviético fue en la década de los 1950. "Pero parece que los soviéticos derribaron más aviones estadounidenses durante la Guerra Fría", agregó.

Obama-Hollande

Tras expresar solidaridad luego de los ataques de París, el presidente Barack Obama prometió el martes trabajar con Francia y otros aliados para intensificar la campaña contra el grupo Estado Islámico, al decir que Estados Unidos no se acobardará por el azote terrorista.
 
"No podemos sucumbir al miedo", dijo Obama parado a un lado del presidente de Francia François Hollande después de reunirse en la Casa Blanca. "Que no quepa la menor duda: ganaremos, y grupos como el Estado Islámico perderán".
 
El viaje de Hollande a Washington era parte de un esfuerzo diplomático para que Estados Unidos y otros países lancen una campaña contra el grupo Estado Islámico, que se atribuye los ataques de París. Hollande busca pedirle a Obama que coopere con Rusia para armar una coalición que luche contra los extremistas.
 
Pero la misión de Hollande rápidamente se enredó con el avión de guerra ruso derribado por Turquía. El incidente enfatizó lo que algunos consideran la necesidad de una mayor coordinación entre una creciente serie de intereses en los campos de batalla y los cielos sobre Irak y Siria.
 
Aun antes del incidente entre Turquía y Rusia, le sería difícil a Hollande convencer a Obama a forjar una alianza con Moscú. Estados Unidos es profundamente escéptico de las intenciones del presidente ruso Vladimir Putin en vista de su alianza con el presidente sirio Bashar Assad.
 
La guerra civil entre el régimen de Assad y las fuerzas rebeldes han creado un vacío de poder que ha permitido el surgimiento del grupo Estado Islámico. 
 
La milicia está ahora lanzando ataques fuera de su región en Irak y Siria, como por ejemplo lanzando ataques en el Líbano y en Turquía y el derribamiento de un avión ruso sobre la península del Sinaí.
 
Ante la ola de violencia, Obama está bajo presión, tanto a nivel nacional como internacional, para intensificar los esfuerzos con el Estado Islámico
 
Por los momentos el mandatario estadounidense se ha visto renuente a alterar su estrategia, enfocándose en pedidos de que los demás países ayuden en contraespionaje y en asistencia militar y humanitaria.
 
Francia aumentó sus ataques aéreos tras los atentados de París confiando, en parte, en la inteligencia estadounidenses para atacar objetivos en Raqa, el bastión del grupo Estado Islámico en Siria
 
El primer ministro británico, David Cameron, indicó el lunes que buscaría aprobación parlamentaria esta semana para que Gran Bretaña también lance ataques aéreos.
 
Hollande quiere que la coalición comience a cooperar con Rusia, que ahora lanza ataques aéreos en Siria. Aunque Putin dice que su objetivo es el grupo Estado Islámico, Estados Unidos afirma que Moscú va tras rebeldes que luchan contra Assad, un aliado del Kremlin.

Estado de emergencia en Túnez: atentado deja doce muertos

El presidente de Túnez, Beji Caid Essebsi, declaró el martes un estado de emergencia de 30 días en todo el país e impuso un toque de queda para la capital tras la explosión en un autobús que transportaba a miembros de la escolta presidencial en la que murieron por lo menos 12 personas y otras 20 resultaron heridas.
 
El gobierno describió el atentado como un ataque terrorista
 
El estallido en una avenida de tres carriles en el corazón de la capital es un nuevo golpe contra un país que es visto como un modelo en la región, pero que ha tenido que lidiar con la violencia de extremistas islámicos. El sector turismo ha quebrado en Túnez.
 
Radicales armados realizaron dos ataques a comienzos del año en los que fallecieron 60 personas, devastaron la industria turística del país y sacudieron la joven democracia de la nación.
 
Ningún grupo se responsabilizó del ataque contra la guardia presidencial, una fuerza de seguridad élite encargada de proteger exclusivamente al mandatario.

Declaraciones

“Le pediré al presidente Putin lo que ya he dicho varias veces a los rusos: que los ataques aéreos deben ser contra el EI, contra el terrorismo”.
- Francoise Hollande. Presidente de Francia

“Estamos de acuerdo en que Rusia podría desempeñar un rol más constructivo si cambiara el enfoque de su estrategia para derrotar al EI”.
- Barack Obama. Presidente de EEUU

Te puede interesar