La confesión del médico que atendió al torero español Iván Fandiño

El torero Iván Fandiño falleció por la cornada de un toro en Francia. El español perdió la vida cuando iba en la ambulancia, pero se cuestionó el tiempo que tardaron en trasladarlo al hospital.

18 Jun 2017 | 9:09 h

El torero Iván Fandiño falleció por la cornada que sufrió durante una corrida de toros en Francia. El hombre perdió la vida por la gravedad de la herida, que afectó órganos vitales, así mismo, se cuestionó la lenta atención médica que recibió.

Fandiño pidió desesperadamente que lo lleven al hospital porque “se estaba muriendo”, pero su traslado hasta el nosocomio se hizo tras pasar más de una hora.

PUEDES VER Iván Fandiño: el angustiante pedido del torero antes de morir

Ante ello, el jefe de servicios y portavoz del hospital Layné de Mont de Marsan de Francia, el profesor Poirier, aseguró que era "imposible" salvarle la vida. Según explicó, el diestro Iván Fandiño no falleció en el acto, pero los daños que sufría en hígado, riñón y pulmones eran "irreversibles".

Sin embargo, no se ha emitido ningún pronunciamiento oficial del hospital que detalle el daño que causó la cornada del toro, que acabó con la vida del torero vasco, de 36 años.

Poirier dijo que ni en la enfermería de la plaza ni en el hospital se hubiera podido hacer "nada" para salvarle la vida. La certificación de su fallecimiento se realizó luego del segundo paro cardíaco que sufrió el torero en la ambulancia, camino al nosocomio.

"El torero presentaba en el abdomen tres litros y medio de sangre negra, proveniente de las glándulas hepáticas, señal de que el hígado había reventado a causa de la cornada, que también rompió la vena cava, lo que le produjo en severo derrame interno", citó el diario español El País.

"Cuando entró a la enfermería ya lo hizo prácticamente sin pulso. Era imposible tomarle la tensión arterial de lo débil que la tenía. La muerte era instantánea. Era imposible hacer nada por él. Ni en la enfermería de la plaza ni en el hospital hubiera habido forma de salvarlo", concluyó el médico.

Hasta el momento, el cuerpo de Iván Fandiño permanece en el hospital de Mont de Marsan. Sus familiares llegaron a Francia y se espera trasladen sus restos al tanatorio de Amurrio (Álava). 

Te puede interesar