Juan Manuel Vargas: ¿Es para el aplauso?

Polémica. Juan Vargas ha jugado solo siete partidos oficiales en cinco meses con Universitario y la directiva ya negocia para renovarle el contrato. ¿Es un buen negocio?

Juan Manuel Vargas

Juan Manuel Vargas.

Angelo Torres

Juan Manuel Vargas fue el jugador más aplaudido en la presentación del plantel de Universitario versión 2017, cuando todo era ilusión, cuando la Copa Libertadores era una obsesión y el estadio Monumental estaba lleno. Pero tras algunos malos resultados todo se convirtió en silencio. Luego en críticas, en reclamos.

El tiempo pasa y las cosas cambian. El ‘Loco’ fue designado capitán, pero aunque llevaba la cinta con orgullo pronto el barco empezó a hundirse. Los eliminaron de la Libertadores tras una goleada 3-0 en casa ante Deportivo Capiatá y el mal arranque en el Torneo de Verano –en el que estuvieron cinco partidos sin poder ganar– hizo que la directiva merengue decida rescindirle el contrato al comando técnico de Roberto Chale.

PUEDES VER: Universitario: Troglio asegura que no quiere a Vargas a "media máquina"

Vargas jugaba como volante de primera línea, subido de peso y sin ritmo futbolístico. Solo anotó un gol en el torneo, de tiro libre ante Sport Huancayo, y luego se le vio incómodo en una posición en la que fue improvisado. Para colmo, se lesionó del muslo derecho y hasta ahora no ha vuelto a las canchas.

Con 33 años, se esperaba que sea un líder positivo, ejemplo para los jugadores más jóvenes, pero se sabe que en alguna oportunidad hizo que se suspenda el doble turno o que los trabajos en la arena de Campo Mar terminen en la cancha de grass. Armó sus propias reglas.

Suma 564 minutos con la camiseta merengue en solo 7 partidos oficiales de los 16 que ha tenido Universitario hasta ahora en la temporada. Solo el 43,75% de presencia. Arrancó siempre como titular, pero no en todas las oportunidades acabó el duelo. Su físico siempre estuvo en discusión, también su recorrido.

Por eso, la lesión lo obligó a parar y reflexionar. También la llegada de Pedro Troglio, que ha sido su técnico, amigo y también un poco de psicólogo. Como hizo con Alexi Gómez, espera que el ‘Loco’ recupere su mejor nivel. Por eso, aparte de la terapia y trabajos especiales, fue puesto a dieta y ha bajado cinco kilos. Ya está trabajando con balón y se espera que esté listo para el arranque del Torneo Apertura ante Unión Comercio el domingo 28 de mayo.

“Tengo por delante a un jugador con una personalidad, carácter y jerarquía terribles. Pero sé que me va a dar una cuota de calidad cuando se recupere de sus molestias y entrene a full 10 o 15 días”. No busca exponerlo pero el tiempo está en contra.

Su contrato vence a fines de junio y tendrá que convencer en esos partidos que es el jugador que necesita la ‘U’. “Yo quiero que mis hijos me vean triunfando y que sepan lo que es querer esta camiseta porque espero que algún día, si es que deciden ser futbolistas, sepan querer la camiseta más allá del tema del dinero”.

Dicen que tuvo mejores propuestas pero Vargas decidió firmar por 15 mil dólares mensuales, aproximadamente. Le hizo caso al corazón, regresó para sentirse querido, aunque hasta ahora ha estado más ausente que presente.

¿Es un negocio rentable para el club? Solo se llenó el estadio en la presentación, no hubo ‘locura’ por comprar la camiseta, tampoco en temas de marketing. Cada minuto en cancha le ha costado al club 133 dólares, cada partido unos 11 mil 970 dólares. Después del debut en el Apertura, la directiva conversará con Vargas para definir su renovación. Ellos quieren, el jugador también, aunque no se sabe si el hincha está contento con esa decisión.

Síguenos en Facebook