Lambayeque: Intentan “maquillar” realidad del Elías Aguirre

Situación. Estadio chiclayano presenta filtraciones en tribunas, debilidad en alero y problemas del campo. IPD pintó fachada y no aborda temas de fondo.

8 Feb 2018 | 8:59 h

Hugo Daniel Barrios

Tapar el sol con el dedo es imposible ante una realidad que los deportistas chiclayanos ven a diario. Nos referimos a la situación del estadio Elías Aguirre de Chiclayo, que continúa sumergido en el caos, pues su infraestructura está colapsando.

En las tribunas se puede apreciar filtraciones continuas, sobre todo en el sector oriente, que ya han ocasionado rajaduras y desmoronamiento en las escaleras.

Así también la cancha sintética se encuentra obsoleta, pues fue instalada en el 2005 con un tiempo de vida de diez años; por tal razón la Federación Peruana de Fútbol (FPF) no le ha dado luz verde al Elías Aguirre como escenario para el fútbol profesional. Y es que los desniveles, así como el desgaste del sintético, ocasionan lesiones en los deportistas.

La promesa del jefe (e) del Instituto Peruano del Deporte (IPD), Juan José Fort, de cambiar la cancha sintética por natural, sigue pendiente, pues a la fecha no se inician las obras.

Por el contrario, el IPD se ha limitado a pintar la fachada del estadio, o sea, “por fuera flores y por dentro temblores”.

Pero esto no es todo, el alero de la tribuna occidente, observado en más de una ocasión por Defensa Civil, no ha sido cambiado y pone en riesgo la vida de los deportistas que acuden al recinto.

Pura corrupción

El proyecto de remodelación del estadio Elías Aguirre con motivo de los Juegos Bolivarianos del 2013 se vio truncado por investigaciones de presunta corrupción en la licitación en el caso Belaunde Lossio.

Incluso el gobernador regional Humberto Acuña puso la primera piedra, pero la obra ni siquiera empezó. Hoy, después de cinco años, las cosas siguen igual. 

Te puede interesar