Los únicos beneficiados con los planes urbanos serían privados

Más observaciones. Colectivo Por Arequipa y su campiña critica planes de desarrollo de Arequipa, elaborados por GR Arquitectos. Michael Alfaro sostiene que urbanizar 700 hectáreas de campiña es negocio para propietarios y empresas inmobiliarias.

Carlos Herrera.

Arequipa.

Depredar la campiña provocaría que Arequipa pierda el título de Patrimonio Cultural de la Humanidad que la Unesco le otorgó a la Ciudad Blanca en 2000. Además, el cambio de uso de áreas verdes por cemento generaría una ganancia de unos 3 mil millones de dólares para un pequeño grupo de privados. 

El representante del "Colectivo por Arequipa y su campiña", Michael Alfaro Gómez, sostuvo que ello sucedería de aprobarse el Plan de Acondicionamiento Territorial (PAT) y el Plan de Desarrollo Metropolitano (PDM). Los únicos beneficiados serían los propietarios (al vender sus terrenos para urbanizarlos) y las grandes empresas inmobiliarias.

 En estos documentos  elaborados por el consorcio español GR Arquitectos, para la Municipalidad Provincial de Arequipa, se propone urbanizar más de 700 hectáreas de campiña. 

"Si se aprueba tal cual está la propuesta se generaría ganancias para unos cuantos y se provocaría un perjuicio para la ciudad". Alfaro agregó que un plan debe ayudar al desarrollo de una sociedad de forma organizada, respetando los elementos que caracterizan a esta. 

En el caso de Arequipa, es la campiña y los monumentos históricos. "El plan debió contemplar la descentralización de los servicios en la ciudad y no seguir aglomerándolos, como se pretende con esta propuesta. 

Ante estas observaciones y las realizadas por otras entidades, es necesario que la comuna provincial suspenda las consultas públicas que se realizarán en diciembre para aprobar los planes. Mejor si hay más tiempo para analizar a fondo la propuesta y dar alternativas de solución. 

Por su parte, el decano del Colegio de Arquitectos de Arequipa, Luis Alemán Abad, sostuvo que hay muchas observaciones al plan. Por ello una comisión especial de 12 profesionales evalúa el trabajo de GR Arquitectos. Alemán explicó que en la revisión también se analiza cómo contrató a la empresa la comuna provincial. También analizan si los profesionales que trabajaron en la elaboración de los planes cuentan con los permisos para trabajar en la región y el país.

"El 8 de diciembre emitiremos un pronunciamiento sobre los planes. Hasta esa fecha no haremos afirmaciones. El informe también contendrá recomendaciones", finalizó. 

Síguenos en Facebook