21 de Enero de 2008 | 1:30 h

Mar limeño es marrón por cambio climático

Fenómeno se acrecienta con contaminación. Situación es temporal, pero también ahuyenta a los peces.

Fenómeno se acrecienta con contaminación. Situación es temporal, pero también ahuyenta a los peces.

Al promediar el mediodía, un muchacho limeño se zambullía bajo las aguas de un mar tan marrón como el tono cobrizo que adquiría su piel. Despreocupado, sin pensar siquiera que en ese preciso momento ese color tan opuesto a las cristalinas aguas de nuestras playas norteñas ahuyenta a decenas de especies marinas a varios kilómetros lejos de las costas de nuestra capital.

Según explicó el capitán César Reaño Reaño, presidente del Bloque Marítimo Fluvial del Perú, esa coloración turbia de muchos balnearios de Lima, como los de la Costa Verde, se debe a los cambios climáticos y al de las corrientes que disminuyen la cantidad de oxígeno que existe en el mar, destruyendo así el hábitat de especies como el plancton, fitoplancton y zooplancton.

Y son los restos de estos ejemplares, precisó, los que tiñen las aguas de tonos marrones y hasta rojizos. En esas circunstancias, detalló el experto en mar, los peces pequeños –como la anchoveta, el pejerrey y la lisa– no encuentran alimento y se ven obligados a migrar. Es por ello que durante estas épocas será más difícil para los pescadores hallarlos cerca de las orillas, pero solo de manera temporal.

Estas consecuencias negativas, según Reaño, se acrecientan con la contaminación del hombre.

PRECISIONES

CONTAMINADAS. Reaño estima que un 70% de los balnearios de Lima están contaminados, poniendo en peligro la salud de los veraneantes y de las especies marinas.

CAUSAS. Explicó que se debe, principalmente, al arrojo de desechos de los colectores costeros y a los residuos sólidos que botan en el mar las industrias pesqueras.

Síguenos en Facebook