Terremoto (en Lima): una propuesta audaz

Los comunicadores Sandro Venturo y Daniela Rotalde inventan un desastre natural, una manera de sacar a los limeños de su indiferencia social.
Gabriela Centenaro Cueva
Con la finalidad de crear conciencia en los limeños a partir de los conflictos sociales que produce el crecimiento de nuestro país, la agencia Toronja ha creado, con la dirección de Sandro Venturo y Daniela Rotalde , una propuesta titulada “ Terremoto (en Lima) ”, una muestra compuesta por instalaciones, videos, fotografías e infografías  ubicada en la Sala Miró Quesada Garland de la Municipalidad de Miraflores.
Para esta propuesta los autores han reunido a compañeros artistas y comunicadores como Jerónimo Pimentel , Rafael Freyre , Arturo Higa , Santiago Palazzesi , Goster-José Antonio Mesones , Daniel Torrealba (Makaco), entre otros, para crear una simulación de lo que pasaría si hubiera un terremoto en Lima y saber si los limeños estamos preparados para tal suceso. 
 
-¿Cómo nace la idea de inventar un terremoto?
SV: Nosotros –Daniela y yo– en Toronja trabajamos mucho con instituciones del Estado, con empresas, y dijimos: ¿qué tienen en común el Festival de Cine de la Católica, el cual tiene detractores porque piensan que es para pitucos, o el último Mistura –donde la gente se amarró a los árboles, porque no quería que invadieran el parque? Si los miras bien se parecen mucho a los conflictos de Conga, gente que se siente invadida y que protesta contra alguien que quiere hacer algo –no importa si bueno o malo– y es rechazado. Entonces dijimos: ¿cómo lo trabajamos? 
DR: Hace un tiempo en Chile vimos cómo después del terremoto un pueblo llamado Constitución y una forestal llamada Arauco (que es como la Yanacocha de la zona) se juntaron con las autoridades para reconstruir la ciudad. Quizá eso es lo que necesita el Perú, un “zamacón” tan grande que haga cosas a través del diálogo, una reconciliación con el prójimo. Entonces dijimos ya, Chile terremoto, simulemos uno.
-¿Cómo lo han simulado?
SV: Hemos hecho un recuento de los grandes éxitos, de los colapsos de los últimos tiempos y de los que ya estamos acostumbrados, entonces pensamos simular un terremoto de casi 8 grados en Lima, y ver cómo reaccionaría la gente. Hemos venido reaccionando, en los últimos desastres, mal, porque nuestra sociedad ya está marcada por la desconfianza y por la informalidad. Desconfianza entre vecinos, desconfianza hacia los empresarios e inversionistas, de gobernados a gobernantes y viceversa, la polarización horrible entre un grupo político frente a otro. Y la informalidad entendida como pasar las reglas, en Lima no se respetan las leyes de construcción; por lo tanto, no sabemos si en un terremoto las casas van a resistir. Pero no solo en la construcción, también hay informalidad en la salud, en la seguridad, en el transporte. Con este terremoto imaginado hemos querido destacar las principales debilidades de la sociedad peruana, más en esta época donde Perú crece y sigue habiendo conflictos.   
-¿Qué herramientas han usado para hacerlo más verosímil?
DR: Hemos juntado piezas claves –conflictos pasados, terremotos en otros países, ‘twitts’ que salieron en algún momento cuando hubo desastres, llamadas a RPP, portadas de La República, imágenes de reportajes de diferentes canales de TV, cuadros y adornos rotos, etc.– para darle credibilidad a esta propuesta. Todo esto en realidad está conectado a generar la ficción, pero no es una alucinada nuestra, lo hemos hecho para darle más credibilidad, todo está basado en investigación, nos hemos reunido con IGP, Indeci, ingenieros estructuralistas, geofísicos, expertos.
-¿Qué proponen con esta invención?
SV: Hemos inventado este terremoto para proyectar la lesión que hemos tenido en los últimos eventos críticos en el país, Conga, La Parada, Espinar, Ilave, todas las protestas, hasta Mistura. Hemos analizado el patrón promedio de reacción que tenemos y  lo hemos vuelto poner en este terremoto. Para mostrar que si cuando ocurra el terremoto seguiremos siendo como somos, esto es lo que va a pasar (saqueos, dejadez, muerte). Y es que un terremoto natural revela un terremoto social mucho más grande, lo que buscamos es que esta simulación no ponga en jaque mate al Perú, solo en jaque. 
-¿Pero por qué se han centrado en Lima y no en otras provincias? ¿No han pensado mostrarla fuera de la capital?
DR : Básicamente por tres cosas. Primero, porque, cliché o no, Lima es un crisol de todos los peruanos; segundo, Lima es la capital y si se desconecta quieran o no involucra a todos; pero también es porque Lima tiene algo que opinar, por ejemplo, Cajamarca, Puno, Cusco hablan de su propio conflicto, pero Lima siempre está atenta a los conflictos de los demás, no solo de lo que pasa en Lima.
S: No negamos que nos gustaría mostrarla en provincia, sería lo máximo, pero no tenemos el dinero, ojalá que con esta entrevista nos lleguen auspiciadores (risas), sería bueno que nuestra propuesta llegue a todos los rincones de nuestro país para crear conciencia, pero por ahora estamos aquí y nos damos cuenta de que estamos logrando nuestro cometido. Han venido a visitar la muestra vecinos y hasta periodistas que se olvidan que nos están entrevistando y se quedan anonadados con la propuesta, algunos piensan qué pasará si hay un terremoto, y otros dicen, claro, que esto devela que hay fracturas en la sociedad que nos dificultarían salir adelante si sucede, y eso es lo que queremos, que esta muestra trascienda el arte y que la gente se vea reflejada.

DATOS

La muestra podrá ser visitada hasta el 7 de febrero, de martes a domingo de 11 am a 10 pm en la sala Luis Miró Quesada Garland de la Municipalidad de Miraflores, ubicada entre la Av. Diez Canseco y Av. Larco, Miraflores. El ingreso es libre.

Síguenos en Facebook