Lizeth Román

“Me parece imposible que la gente siga viendo miedo en un virus (de la COVID-19), que la gente siga viendo miedo en números de contagios que ni siquiera sabemos que son de contagio porque el contagio como tal no existe”, afirma Ana María Oliva en un video, que presenta más de 18.000 interacciones, 20.000 compartidos y 400.000 reproducciones en Facebook.

Añade que no le puede echar “la culpa” al patógeno y que dependerá de cómo se encuentre la persona para que le afecte “más” o “menos”. “La clave es el terreno, no es el patógeno”, dice en el clip, publicado desde enero hasta septiembre de 2021.

Sin embargo, lo que se afirma sobre el contagio es falso.

Video viral. Foto: captura en Facebook

Los virus y otros microorganismos pueden producir contagios en distintas formas

El infectólogo del Instituto Nacional de Salud (INS), organismo del Ministerio de Salud (Minsa), Luis Pampa, confirmó a Verificador de La República la falsedad de aquello que se afirma sobre el contagio.

Lo primero es que la infección por COVID-19 está totalmente demostrada y el mecanismo de transmisión es básicamente respiratorio (...) Una persona que está infectada o con síntomas que estornuda, que habla, que tosa y demás puede contagiar a otra persona quien no tiene mascarillas o no está a dos metros de distancia”, explicó.

PUEDES VER Post viral tergiversó la declaración de secretaria de Cepal sobre ensayos clínicos

En efecto, en un artículo de revisión, publicado en agosto de 2020 en Science Direct, se lee: “La infección por COVID-19 puede haber comenzado a partir de una infección de animal a humano; sin embargo, el virus ha evolucionado a una forma que causa una transmisión rápida de persona a persona a través de aerosoles, gotitas y contacto directo”.

A la fecha, la OMS también reconoce que este virus se puede propagar a una persona sana por la boca o nariz de una persona infectada mediante pequeñas partículas líquidas —que pueden ser desde gotitas respiratorias más grandes hasta aerosoles más pequeños—.

Pampa sostuvo que “el contexto epidemiológico de las poblaciones tiene mucho que ver con las infecciones”, pero este dependerá de cada zona y país. Incluso, dijo que es distinto un peruano que se haya contagiado en el pico de la segunda ola a otro peruano que se haya infectado posterior a la transmisión de la segunda ola o a la campaña de vacunación.

COVID-19. Foto: captura en web / OMS

Cuando fue consultado sobre qué características cumplen los virus para que se propaguen a los humanos, el infectólogo del INS dijo que cada virus cuenta con su propio mecanismo de transmisión y presentan distintas formas de ingresar a una persona y en “este porcentaje no todos logran ingresar a una persona porque probablemente el receptor cuando es expuesto a la célula de una persona no lo reconoce”.

Por ello, indicó: “No todos los virus infectan a las personas, hay virus que solamente se infectan entre animales y no a todos los animales sino a algún grupo específico de animales”.

En el caso del SARS-CoV-2, comentó que este cuenta con la proteína S (Spike), la cual hace un enganche con el receptor de la célula humana, que es el ACE2, para ingresar al organismo de la persona.

PUEDES VER Es falso que Bill Gates haya escrito un libro sobre la reducción de la población mundial

En esa línea, el infectólogo Augusto Tarazona, expresidente de la Comité de Salud Pública del Colegio Médico del Perú (CMP), sostuvo a este medio que hay virus y otros microbios (bacterias, hongos, parásitos, entre otros), exclusivamente para animales, y otros solo para seres humanos.

Aseguró también: “Existen virus que pueden estar en animales y que pueden estar en personas. Entonces estos virus producen enfermedades zoonóticas, que se transmiten de animales a seres humanos. ¿En qué condiciones se transmiten? Cuando existe una interacción entre el ser humano y el animal”.

Señaló que el ingreso del virus y de otros microbios a los humanos “es a través de receptores”. “El ser humano tiene muchos tipos de receptores y los microbios, entre ellos los virus, tienen sus propias proteínas, sus receptores, que enganchan con el receptor del ser humano”, puntualizó. Indicó, además, que cada enfermedad tiene un contexto epidemiológico favorable para que se transmita el virus u otros microorganismos.

Artículo. Foto: captura en web / Jones & Bartlett Learning

Tarazona sostuvo que el contagio se puede dar de dos maneras: de persona a persona (directa) y la otra es mediante vectores; es decir, un intermediario (indirecta). “La ciencia en muchos años, docenas de años, ha demostrado fehacientemente esas formas de contagio”, arguyó.

En un artículo, de la editorial académica Jones & Bartlett Learning, se señala que en las primeras epidemias, como la peste (que apareció en el siglo XIV), ya se podía reconocer a las enfermedades contagiosas, pero había una falta de conocimiento sobre la epidemiología.

Se indica que Girolamo Fracastoro, quien nació en 1478 y murió en 1553, planteó “la teoría revolucionaria de que las enfermedades infecciosas se transmitían de persona a persona mediante diminutas partículas invisibles” —que eran “microbios”—.

“Fracastoro propuso tres modos de transmisión de enfermedades contagiosas: por contacto directo de una persona a otra, a través del contacto con fómites (un término para los artículos contaminados que todavía se usa en la actualidad) y a través del aire”, se lee.

PUEDES VER Es falso que video muestre un código de barras en el hombro de una persona vacunada

Los virus, que solo se transmiten entre animales, entre ellos los coronavirus, cuentan con su propio “sistema de clasificación y nomenclatura”, según sus características físicas y químicas y el modo de replicación, como lo indica una investigación publicada en el Centro Nacional para la Información Biotecnológica (NCBI).

Los coronavirus zoonóticos, como el MERS, que se detectó en 2012, y el SARS, que se identificó en 2003, causaron el deceso de personas en distintos países, según un metaanálisis alojado en Science Direct. El SARS-CoV-2 ha producido más de 230 000 000 de casos de contagio y 4 000 000 muertes a nivel mundial, de acuerdo al registro de Johns Hopkins Medicine.

Sobre Ana María Oliva

Oliva se presenta en su fanpage como terapeuta y doctora en Biomedicina y comparte publicaciones que tratan sobre la “plandemia” y el supuesto “engaño” de la COVID-19 y vacunas.

El 4 de diciembre de 2020, difundió una entrevista en video con Ricardo Delgado, fundador de La Quinta Columna, una página web que divulga afirmaciones negacionistas y teorías de la conspiración sobre la pandemia, según una investigación de Maldita.

En Verificador, hemos desmentido a Delgado cuando afirmó que las vacunas contra la COVID-19 contenían grafeno debido a un “informe preliminar” de la Universidad de Almería. Él asevera que esta sustancia produce el supuesto efecto magnético de la inyección, pero este medio también ha desmentido esta aseveración.

Conclusión

Especialistas e investigaciones respaldan que los virus y otros microorganismos pueden producir contagios en distintas maneras. Aunque el contexto epidemiológico puede favorecer una infección, estos cuentan con su propio mecanismo de transmisión para ingresar al organismo del ser humano. Por ello, calificamos lo que se dice sobre el contagio como falso.

*Para saber si una publicación en las redes sociales es cierta o falsa, puedes pedir a La República que compruebe la información. Envía tu solicitud al apartado Contacto o a nuestro WhatsApp (+51 997 883 271).

Newsletter Verificador LR

Suscríbete aquí al boletín de Verificador de La República y recibe en tu correo electrónico los artículos de fact-checking desmintiendo la información falsa que circula en internet.