Una de las medidas de prevención adoptadas durante la pandemia de la COVID-19 es el uso de las mascarillas. Sin embargo, alrededor de esta han surgido diferentes bulos que aseguran que este implemento produce hipoxia, permite la incubación de hongos y virus, y hasta provoca alergias, sinusitis y asma.

Ahora, una publicación de Facebook aconseja “la forma correcta de usarlo”. De acuerdo a este viral, la mascarilla quirúrgica se debe colocar de diferente manera si una persona está sana o si ha sido contagiado con el nuevo coronavirus.

PUEDES VER: Es impreciso decir que el azúcar causa “una tormenta” en los pulmones de pacientes con COVID-19

“Todo este tiempo estuve haciendo mal uso de la mascarilla”, se lee en la descripción del post compartido más de 5.000 veces.

En la imagen afirman que una persona infectada debe llevar la parte azul hacia afuera para “evitar contaminar a los demás” y una persona sana debe llevarla hacia adentro para “protegerse a sí mismo de las partículas del ambiente”. Además, señala que “la parte azul no contiene el filtro” y “la parte blanca contiene el filtro que retiene partículas y microorganismos”.

La publicación ha sido compartida alrededor de 5.200 veces. Fuente: Facebook

En principio, cabe precisar que el uso de las mascarillas tiene como principal objetivo reducir las probabilidades de contagio de las personas infectadas. El infectólogo Marcos Saavedra declaró a Verificador que “las máscaras simples no protegen contra el virus al que se pone la mascarilla, sino a los demás”.

Además, lo definió como “un mecanismo de barrera”, puesto que ayuda a que la cantidad de personas contagiadas disminuya. “El que se la pone no contagiará al 100%, sino al 5%; es por eso que es importante que todos la usen”, indicó.

Al consultarle sobre la manera correcta en la que se debe utilizar este implemento de protección, manifestó que, de acuerdo a las recomendaciones emitidas por la Organización Mundial de la Salud, la parte azul debe ir hacia afuera. “Según la OMS, la parte coloreada (azul) va al frente”, aseguró.

Para comprender dicha recomendación, es necesario conocer cuáles son las partes y las funciones de cada una de las capas de las mascarillas.

De acuerdo al medio de verificación español Maldita, el Sistema Español de Notificación en Seguridad en Anestesia y Reanimación(SENSAR) informó que las mascarillas quirúrgicas están formadas por 3 capas. Una parte externa, generalmente de color azul o verde, que es impermeable; una intermedia que posee un filtro antibacteriano y una capa interna que sirve para absorber la humedad.

Las mascarillas quirúrgicas constan de 3 capas. Fuentes: SENSAR

Con esta explicación coincide el codirector del Centro de Colaboración para enfermedades infecciosas de la Organización Mundial de la Salud, Seto Wing Hong, quien, en un video de enero de este año, advirtió que la manera correcta de llevar este implemento es con la parte coloreada hacia afuera.

“Tiene un color azul en el exterior porque es impermeable y luego tienes blanco en el interior que es absorbente. Entonces, si toso lo absorbe”, explicó. “Así que debes usarlo así, el azul por fuera, el blanco por dentro”, enfatizó.

Asimismo, la farmacéutica Marián García dice en su página de Instagram que poner la parte blanca hacia afuera es un error porque esta retiene la humedad. “Poner esta capa blanca por fuera no es buena idea porque puede retener la humedad externa en lugar de tener la misión impermeable de la capa azul”. Además, contrario a lo que se afirma en la publicación (que “la parte blanca contiene el filtro”) reiteró que el filtro se encuentra entre las dos capas.

Conclusión

Las mascarillas quirúrgicas cuentan con tres capas: una azul que es impermeable, una blanca que es absorbente y una en el medio que sirve de filtro. Además, la manera correcta de llevarla es con la capa azul hacia afuera para evitar que los microorganismos no se adhieran. Por lo tanto, es falso que las mascarillas descartables se usan de manera diferenciada entre personas sanas e infectadas.