11 Oct 2019 | 20:40 h

La detención de Keiko Fujimori fue el tema de la entrevista que dio su abogada Giuliana Loza a un medio local este jueves 10 de octubre. En conversación con la periodista Mávila Huertas, la especialista legal remarcó que la lideresa de Fuerza Popular está presa “solamente” por dirigir un partido político. Para reforzar su argumento, indicó que el procurador de la parte contraria lo había admitido.

“Quedó sumamente claro que Keiko está presa solamente por ser líder del partido Fuerza Popular, en base a presunciones. No lo dije yo, lo reconoció el propio procurador, incluso sometidos ambos a diversas preguntas ante el Pleno del Tribunal Constitucional”, dijo Giuliana Loza en Canal N.

PUEDES VER Salaverry: Keiko es la que toma la última decisión en FP cuando no hay acuerdo

La República hace la precisión de que lo que se comprobará y contextualizará en esta nota del Verificador es si “el procurador reconoció” que el único motivo para que Keiko Fujimori esté detenida es por ser líder de Fuerza Popular, ya que es una afirmación —de la abogada— que puede ser calificada como cierta o falsa. La supuesta razón de la prisión preventiva de la política fujimorista es un argumento de Giuliana Loza —y materia de un proceso judicial, que requiere de interpretación legal—. Además, está sujeta a opiniones, informes y análisis que el lector podrá encontrar en la sección Política.

El funcionario al que se refirió Giuliana Loza en la entrevista es Jhonny Tupayachi, procurador del Poder Judicial, quien fue interrogado por el Tribunal Constitucional en el análisis del caso de Keiko Fujimori el pasado miércoles 25 de septiembre.

Ernesto Blume, presidente del Tribunal Constitucional, ponderó la importancia de la presunción de inocencia. Acto seguido, preguntó cuáles eran “las pruebas” que permitían mantener detenida a Keiko Fujimori.

“¿Cuáles son las pruebas fehacientes que acreditan esa situación, es decir que la señora Keiko tenía fondos y por eso los poderes que acreditan la existencia de una organización criminal creada con la finalidad de lavar activos?”, preguntó Ernesto Blume. En el parecer del presidente del Tribunal Constitucional, tenía que haber un elemento de prueba para detener a la fujimorista.

La respuesta del procurador del Poder Judicial Jhonny Tupayachi apuntó que se basaban en una “sospecha grave” y que la presentación de pruebas pertenecía “a otra etapa”. “Es imposible que quien ejerce el liderazgo de una institución no conozca cómo se viene manejando la organización de entorno lineal o jerárquico”, acotó. Tras la insistencia de Blume, mencionó las declaraciones de Jorge Barata y Marcelo Odebrecht sobre Fuerza Popular y la acusación de la fiscalía de integrar una organización criminal.

Dada la naturaleza de la pregunta, el procurador no argumentó más. ¿Significa entonces que el funcionario “reconoció” ante el TC que Keiko Fujimori que no contaba con razones suficientes para defender la detención de la líder de Fuerza Popular? No necesariamente.

Eloy Espinoza Saldaña señaló lo siguiente, en contraposición a la pregunta del presidente del Tribunal Constitucional: “Aquí discutimos una medida cautelar [la detención de Keiko Fujimori], un ‘mientras tanto’ para asegurar el desarrollo de un proceso sin riesgo de fuga, sin riesgo de hostigar la obstaculización al desarrollo de ese proceso. Entonces, ¿por qué digo eso? Porque cuando yo resuelvo el caso es que necesito certezas, cuando estoy en una escenario cautelar lo que yo necesito son indicios razonables”.

La prisión preventiva de Keiko Fujimori necesitaría de “pruebas”, si escuchamos a Ernesto Blume. Mientras que, para Eloy Espinoza Saldaña, solo se necesitarían “indicios razonables”.

Teniendo esa diferencia en cuenta, los testimonios de la fiscalía, que mencionó el procurador del Poder Judicial Jhonny Tupayachi pueden ser considerados argumentos para el miembro del Tribunal Constitucional Espinoza Saldaña.

Por lo tanto, el funcionario no habría “admitido” que Keiko Fujimori está presa únicamente por liderar Fuerza Popular, sino que presentó argumentos que fueron valorados de manera diferente por los miembros del Tribunal Constitucional. En consecuencia, la afirmación de Giuliana Loza es falsa.

Cabe precisar que al menos dos instancias han ratificado la prisión preventiva de Keiko Fujimori, dando validez, hasta el momento, a los argumentos presentados por el fiscal Domingo Pérez y aceptados por el juez Concepción Carhuancho en la Primera Sala Nacional.

Detalles de la prisión preliminar