Es falso que los caballos nunca tomen agua mala o contaminada

Es falso que los caballos nunca tomen agua mala o contaminada

Los humanos no deberíamos guiarnos de esta creencia para tomar el líquido elemento en la naturaleza del mismo lugar del que la beben estos animales. Esta puede contener cianobacterias que no son capaces de detectar los caballos. Asimismo, su capacidad para tolerar ‘agua contaminada’ es mayor.
Atrás
Juan Solis

En los últimos días, se hizo viral en redes sociales una serie de afirmaciones atribuidas al monje ruso Serafín de Sarov que vincula “la sabiduría animal” con la humana.

PUEDES VER: No, científicos no determinaron que la pérdida de hielo en Groenlandia fue causada por el “calentamiento natural”

La lista dice lo siguiente:

“💧Bebe agua donde la bebe tu caballo. Un caballo nunca tomaría agua mala.

🛏️Tiende tu cama donde el gato duerme plácidamente.

🍉Come la fruta que ha sido tocada por una lombriz.

🍄Sin miedo recoge los hongos sobre los que se posan los insectos.

🌳Planta un árbol donde el topo escarba.

🏡Construye tu casa donde las víboras toman el sol.

🏕️Cava un pozo donde los pájaros se esconden del calor.

😪Ve a dormir y levántate al mismo tiempo que las aves, cosecharás los granos de oro de la vida.

🥒Come más verde, tendrás piernas más fuertes y un corazón resistente, como el alma de los bosques.

🌃Mira al cielo más seguido y habla menos, para que el silencio pueda entrar en tu corazón, y tu espíritu esté en calma y tu vida se llene de paz”.

Publicación viral en Facebook

La primera afirmación sobre el caballo, que tiene mucho tiempo en el imaginario colectivo, es engañosa. Este animal sí puede consumir agua contaminada si es que esta no tiene algún olor o sabor raro para este, además, muchos están acostumbrados a tomar el líquido de lugares que no se consideran salubres para los humanos. Por último, en caso de deshidratación pueden llegar a beber sustancias nocivas.

Los caballos y sus hábitos al tomar agua

Los caballos necesitan consumir mucha más agua en relación con los seres humanos. Además del mayor peso y volumen, suelen comer muchas veces durante el día, alimentándose con grandes cantidades de fibra. Esta dieta requiere de mucho líquido para ser digerida correctamente. Según el sitio Horse Racing Sense, la ingesta de esta sustancia es de entre 19 a 38 litros por día.

De acuerdo con Descubre y Horse Food, estos mamíferos carecen de capacidad para vomitar. La fisiología de su organismo está diseñada casi exclusivamente para que lo ingerido recorra una sola dirección: boca-ano. Así, si tragan algo nocivo para ellos, les es muy difícil devolverlo de su cuerpo, como sí lo hacen otras especies.

Por eso, han desarrollado sentidos del gusto y olfato muy sensibles, que son capaces de identificar posibles peligros en lo que consumen. Según Xlvets, comunidad de veterinarios inglesa, estos animales tienen aproximadamente 25.000 papilas gustativas, dos veces y medio más que las personas.

Caballo tomando agua en la naturaleza

Horse Racing Sense añade que, dependiendo del sabor y el olor, estos mamíferos incluso pueden detectar niveles inseguros de TDS (total de sólidos disueltos en agua) y pH. Es tanta su sensibilidad que se suele negar a tomar agua si descubren cambios mínimos que los humanos difícilmente advertirían. De hecho, las webs de cuidado equino dan múltiples consejos si van a llevar al caballo a otro lugar para que acepten el líquido que ahí se les da.

Los caballos pueden beber agua contaminada

Como bien señala The Woodsman’s Journal, los caballos hace unos siglos preferían beber agua de estanque en vez que el de pozo. La razón es que el líquido del primero es ‘menos duro’, es decir, contiene menos cantidad de minerales. Además, es menos fría que el del segundo. Sin embargo, puede contener muchos más microorganismos peligrosos.

Horse Racing Sense advierte que el equino, sobre todo el aquel acostumbrado a tomarla en el campo, no va a identificar el agua nociva si esta no huele o sabe distinto a la frecuente. Así, por ejemplo, pueden beber este líquido con cianobacterias, que son sumamente tóxicas. La razón principal es que estos microorganismos le aportan un olor a tierra, que le sería normal a los caballos si están acostumbrados a consumir de fuentes naturales.

Algo similar ocurre con las sustancias que tienen altos niveles de alcalinidad o acidez (para estos animales, un rango seguro de pH es entre 6 y 8,5). Según Horse Racing Sense, estos equinos solo se negarán a beberlas si identifican sabores u olores raros.

Este mismo medio señala que cuando estos animales sienten mucha sed debido a la deshidratación, no tendrán mucha contemplación por el sabor u olor distintos del agua a causa de la necesidad de beberla.

Diferencias entre el agua apta para beber en humanos y caballos

De acuerdo con Horse Racing Sense, un TDS (total de sólidos disueltos en agua) seguro para los caballos varía entre 1.000 a 3.000 partículas por millón (ppm) o miligramos por litro (mg/l). Aunque puede provocar diarrea leve si el animal no tiene la costumbre.

En cambio, según la Organización Mundial de la Salud (1,2,3), el agua para consumo humano se considera pobre a partir de las 900 partículas por millón de TDS e inaceptable a partir de 1.200. En este sentido, el rango de lo aceptable, comparando esta especie equina con las personas, puede llegar a tener una diferencia de 1.800 ppm.

Por tanto, incluso si el animal llegase a detectar, gracias a sus afinados sentidos del gusto y olfato, agua que no es nociva para este, el líquido probablemente sí lo sería para las personas debido a la diferencia en la tolerancia de TDS entre las especies.

¿Es la frase realmente de Serafín de Sarov?

A través de Google hicimos la búsqueda de la frase relacionándola al monje ruso Serafín de Sarov. La pusimos en español y las entradas más antiguas que encontramos fueron de 2020. Luego, intentamos en inglés y hallamos una página cuya publicación, que versaba sobre Sarov e incluía dichas palabras, data de 2017.

Allí, una usuaria cuenta que encontró en redes sociales de Georgia este listado de frases atribuidas al monje. Además, se adjunta una captura de pantalla de uno de los posts. Por medio de la herramienta Yandex, obtuvimos la transcripción del texto en imagen para hacer la búsqueda correspondiente, hallando entradas de 2015 (1,2).

La buscamos en el investigador de citas Quote Investigator y no la encontramos. Hicimos lo mismo con WikiQuote con resultados iguales. Por tanto, no podemos decir realmente si esta frase le pertenece a Serafín u a otro autor.

Conclusión

Es falso que los caballos nunca tomen agua contaminada. Es peligroso para el ser humano guiarse de esta creencia para beber este líquido en la naturaleza. Si bien este animal ha desarrollado el olfato y gusto para detectar posibles sustancias nocivas, esto no es suficiente para advertir todo lo que le puede hacer daño.

Podcast Verificador LR

Escucha el podcast de Verificador de La República, nuestra selección dominical de artículos de fact-checking que desmienten los contenidos falsos que circulan en las redes sociales.

Si deseas saber si una publicación en las redes sociales es cierta o falsa, puedes pedir a La República que compruebe la información. Envía tu solicitud al apartado Contacto o escríbenos al WhatsApp (+51 997 883 271).