Verificador LR

Mediante un video en Facebook, el español Pedro Varela afirma que, según una doctora llamada “Albarracín”, la proteína espiga —que está relacionada con las vacunas de ARNm— lleva a que el sistema inmunológico combata contra sí mismo.

“(El sistema inmune) detecta, en el caso de una mujer que está embarazada, que es un virus exterior, y combate contra el embarazo, con lo cual nos lleva a la esterilización de la población”, se escucha decir en el clip, que presenta más de 200 compartidos y 1.000 reproducciones.

Luego, Varela indica que “esto está científicamente explicitado”, porque “en algunos de los prospectos de las vacunas ya citan que la vacuna podría causar esterilidad”.

El material audiovisual se publicó el 14 de noviembre de 2021 en la red social. Sin embargo, lo que se dice en el clip es falso.

Pedro Varela expone en el Video. Foto: captura en Facebook.

¿Qué es la esterilidad?

Según artículo publicado en Sevier, la esterilidad es “la incapacidad, tanto por parte del varón como de la mujer, para concebir” y se clasifican en primaria y secundaria.

La primera es “cuando la pareja, tras un año de relaciones sin tomar medidas de protección, no ha conseguido un embarazo”; y la segunda, cuando la pareja “tras la consecución del primer hijo, no logra una nueva gestación tras 2 o más años de intentarlo”.

Este texto define también que cuando hablamos de “infertilidad” nos referimos a la “incapacidad para producir un hijo vivo”. “Se denomina infertilidad primaria la que padece una pareja que consigue una gestación que no llega a término con un recién nacido normal, e infertilidad secundaria cuando, tras un embarazo y parto normales, no se consigue una nueva gestación a término con recién nacido normal”, señala.

PUEDES VER: Es falso que las sustancias de las vacunas sean “desconocidas”

No obstante, de acuerdo al portal de salud de la Biblioteca Nacional de Medicina de los EE.UU, la “infertilidad significa que usted no puede quedar embarazada (concebir)”.

“La infertilidad primaria se refiere a las parejas que no han podido quedar en embarazo después de al menos un año de relaciones sexuales sin usar métodos anticonceptivos. La infertilidad secundaria se refiere a las parejas que han podido quedar embarazadas al menos una vez, pero que ahora no pueden”, indica.

Ningún prospecto de las vacunas contra la COVID-19 indica que pueden causar esterilidad

Como se constata en el sitio oficial del Gobierno español, en este país se aplican las vacunas de Pfizer-BioNTech, Moderna, Johnson & Johnson y AstraZeneca, las cuales cuentan con autorización para uso de emergencia contra la COVID-19. La aplicación de estas fueron aprobadas por la Agencia Europea de Medicamentos (EMA), que aprueba y supervisa la comercialización de medicamentos en la Unión Europea.

En la web gubernamental de España se presentan los cuatro “prospectos” de estas vacunas, en los cuales se encuentra información sobre sus ingredientes, efectos secundarios y otros. En estos documentos no se “citan” que las inyecciones “podrían” producir esterilidad, al contrario, se descarta esta supuesta relación de causa y efecto.

PUEDES VER: Es falso que Iván Duque no se ha vacunado aún: video fue sacado de contexto

Por ejemplo, el informe de Pfizer señala que los estudios preclínicos con ratas hembras, antes del apareamiento y durante la gestación, “no sugieren efectos perjudiciales directos ni indirectos en términos de toxicidad para la reproducción”. Incluso, en el reporte de AstraZeneca se sostiene: “Los estudios en animales no indican efectos perjudiciales directos o indirectos con respecto a la fertilidad”.

El 11 y 18 diciembre de 2020 y el 27 de febrero de 2021, la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés), la agencia estadounidense, emitió la primera autorización para uso de emergencia contra la COVID-19 de las vacunas de Pfizer, Moderna y Jonhson & Johnson, respectivamente.

Por ejemplo, en el documento de la vacuna Janssen no se reporta que esta inyección podría ocasionar esterilidad. Tampoco se acepta esta supuesta relación causal en los reportes de Pfizer y Moderna.

Prospecto Pfizer. Foto: captura del documento.

Asimismo, existen otras vacunas que no están autorizadas por la EMA, como la Sinopharm, la Convidencia (de Cansino) y la Sputnik V. No obstante, estas tampoco presentan algún vínculo causal con la esterilidad, de acuerdo a las fichas técnicas que expone el Ministerio de Salud de Perú , Chile y Argentina, respectivamente.

En un artículo del 2 de agosto de 2021, publicado en la revista The Conversation, se cita un nuevo estudio con 45 hombres, en el que se demostró que las vacunas de Pfizer y Moderna son seguras para el sistema reproductor masculino. El texto fue escrito por Ranjith Ramasamy, profesor asociado de urología de la Universidad de Miami.

PUEDES VER: Es falsa la supuesta cita de Henry Kissinger sobre las “vacunas obligatorias”

Richard Beigi, del Grupo de Trabajo de Expertos en Inmunización, Enfermedades infecciosas y Preparación para la salud pública del Colegio Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos, dijo a la CNN: “Nunca ha habido una vacuna que se haya relacionado con la infertilidad”.

No hay una razón científica clara para pensar que la nueva vacuna causaría problemas de fertilidad en las adultas. Del mismo modo, no hay ninguna razón científica para creer que causaría problemas de fertilidad en las adolescentes”, explicó el 11 de mayo de este año.

Además, Verificador de La República en distintas ocasiones ha desmentido que las vacunas contra la COVID-19 provocan esterilidad en hombres y mujeres (1, 2 y 3).

La vacuna de ARNm no produce que el sistema inmune detecte un “virus exterior”

Las vacunas de ARNm no usan un virus vivo que causa la COVID-19 y no ocasionan una infección por este virus ni por ningún otro, como lo constatan los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés).

“Las vacunas no te están inyectando un virus activo que pueda contagiar, [lo que inyectan] es una parte inocua del virus, un virus inactivo. [Eso] es lo que hay hasta ahora en las vacunas. Entonces, eso simula una infección, pero no es que te están inyectando el virus activo, no te están induciendo una infección real”, sostuvo en otra verificación Erika Castillo, PhD en Ciencias Médicas y fundadora de cienciagenerika.

PUEDES VER: Es engañoso el post que vincula los desmayos de futbolistas con la vacunación

Según los CDC, estas inyecciones emplean “un ARNm creado en un laboratorio para enseñar a nuestras células a producir una proteína o tan solo una porción de una proteína, que desencadena la respuesta inmunitaria de nuestros organismos”.

“Una vez que el organismo fabrica la porción de proteína, nuestras células descomponen el ARNm y lo eliminan (...) Nuestro sistema inmunitario reconoce que esa proteína no debería estar allí. Esto desencadena la producción de anticuerpos por parte de nuestro sistema inmunitario, y activa la función de otras células inmunitarias que combaten lo que consideran una infección”, indican los CDC.

Por otro lado, Varela ha citado a Albarracín. Él no menciona el nombre ni el otro apellido, pero al hacer una búsqueda, encontramos que en España hay una médica llamada “María José Martínez Albarracín”, quien, según una investigación del medio español Maldita, es miembro de la asociación negacionista de la pandemia y del coronavirus “Médicos por la verdad España”.

Asimismo, en este medio hemos desmentido a Albarracín cuando afirmó en redes sociales que las actuales vacunas contagian la enfermedad de COVID-19.

Sobre Pedro Valera

Tras una indagación, encontramos un video más extenso, de la exposición de Valera, publicado el 5 de julio de este año. En este, él afirma que cree en la actual pandemia, pero no en la vacuna como una medida de prevención de esta enfermedad, sino como parte de un supuesto plan para despoblar el mundo.

Video. Foto: captura en Facebook.

Él es escritor, historiador y librero español. En un reporte periodístico de El País, publicado el 2 de febrero de 2017, se informa que en la Ciudad de la Justicia de Barcelona, el “neonazi” Varela admitió que editó y distribuyó durante 13 años el Mein Kampf (Mi Lucha), de Adolf Hitler, máximo dirigente de la Alemania Nazi.

Comunicó que Varela fue juzgado por un delito contra la propiedad intelectual porque hasta el 30 de abril de 2015 “editar y distribuir el libro de Hitler era delito”.

“En 2010 fue condenado a casi tres años de cárcel por difundir ideas genocidas mediante la venta de libros de temática nazi. Anteriormente, había sido condenado en primera instancia a cinco años de cárcel por negar el Holocausto y provocar el odio y la violencia. El Tribunal Constitucional, sin embargo, acabó dictando en 2007 que la negación del genocidio no es delito y la Audiencia de Barcelona rebajó la pena hasta los siete meses de prisión”, reportó este informe, escrito por el periodista Carlos Garfella.

Conclusión

En ningún prospecto de las actuales vacunas contra la COVID-19 se acepta la existencia de una relación causal con la esterilidad. Además, no existe evidencia de que estas inyecciones dejen estéril a las mujeres y varones. Por ello, calificamos lo que se dice en el video como falso.

*Si desea saber si una publicación en las redes sociales es cierta o falsa, puede pedir a La República que compruebe la información. Envíe su solicitud al apartado Contacto o escríbanos a nuestro WhatsApp (+51 997 883 271)

Newsletter Verificador LR

Suscríbete aquí al boletín de Verificador de La República y recibe en tu correo electrónico los artículos de fact-checking desmintiendo la información falsa que circula en Internet.