Paola Ferrer

En Facebook, un hombre tradujo una ponencia de un presunto médico inglés que advertía de supuestos daños causados por la aplicación de las vacunas de ARN mensajero (ARNm) contra la COVID-19. Según la traducción, el exponente mencionó que el doctor Robert Malone, el hipotético creador del ARNm, pidió no inmunizarse con este tipo de inyecciones.

El traductor apuntó que “las personas que se han vacunado, posiblemente en los siguientes seis meses a tres o cinco años, van a fallecer”. “Primero porque han disminuido drásticamente su propio sistema inmunológico en 35% y, segundo, porque (el ARNm) mejora la dependencia de anticuerpos”, continuó.

Una tercera razón fue atribuida a la formación de coágulos de sangre. “Están quitando los coágulos completos de personas y pueden hablar de millones que están muriendo por las inyecciones”, agregó el expositor. A su vez, aseveró que “muchos de los hijos que están recibiendo la vacuna están siendo esterilizados”.

Publicación viral en el que se desinforma sobre los efectos adversos de la vacuna con ARN mensajero. FOTO: Captura de Facebook.

Sin embargo, de acuerdo con las evaluaciones científicas, el uso de las vacunas de ARN mensajero son seguras y eficaces.

¿Qué son las vacunas de ARN mensajero?

El doctor Alfredo Celis, presidente del comité de ética del Colegio Médico del Perú (CMP), explicó a Verificador que “la vacuna de ARNm es una molécula que lleva el mensaje del núcleo de la célula hacia los ribosomas para que genere una proteína similar al spike del virus”. “Estos spike son reconocidos por los anticuerpos y reaccionan frente a ese ‘falso’ spike, quedando así preparados para reaccionar cuando entre el virus verdadero”, subrayó.

Celis aclara que la vacuna no entra al núcleo de la célula, y por lo tanto no tiene contacto con el ADN de la célula. “De frente se va a los ribosomas para ordenar que se formen las proteínas spike”, añadió.

¿Robert Malone es el creador del ARN mensajero?

Según el contenido audiovisual, y de acuerdo a su página web, Robert Malone es el inventor de las vacunas de ARNm. “Fue pionero en la transfección de ARN in vitro y también en la transfección de ARN in vivo (en embriones de rana, así como en ratones)”, se lee en el sitio.

Sus investigaciones fueron presentadas en el artículo Transfección de ARN mediada por liposomas catiónicos. “Su patente presentada y las divulgaciones de Salk incluyeron la transfección de ARN in vivo y también métodos para la estabilización de ARNm”, dice la entrada web.

Sin embargo, el especialista miembro del CMP aclaró que Malone no fue el único investigador. “Es coautor de estudios pioneros sobre el desarrollo de ARNm, junto con Philip Felgner e Inder Verma”. Pero años después “Malone se retiró a hacer actividad privada, mientras Felgner y Verma continuaron investigando los beneficios del ARNm”.

La periodista Mariana Almeida Nogueira, en una nota de fact-checking publicada en la revista Visao, aclaró que “descubrir cómo transferir ARNm a las células humanas y lograr que permanezca el tiempo suficiente para que las células puedan producir la proteína deseada son cosas diferentes”.

En su narración, Almeida detalla que para llegar a las actuales vacunas contra la COVID-19, “era necesario encontrar una forma en la que el ARNm no desencadenara una reacción inflamatoria cuando se inyectara en el cuerpo humano”. La solución a este problema fue encontrada en el 2005 por la bioquímica Katalin Karikó, vicepresidenta senior de BioNTech, y el inmunólogo Drew Weissman.

En un artículo titulado “Supresión del reconocimiento de ARN por receptores tipo Toll: el impacto de la modificación de nucleósidos y el origen evolutivo del ARN”, Karikó y Weissman concluyeron que la inflamación no se presentaba si modificaban uno de los componentes básicos del ARNm, los nucleósidos.

Es así que “Felner y Verma, y junto con Katalin Kariko, aplicaron el ARNm para las vacunas contra la COVID-19″, comentó Celis.

¿La vacuna de ARNm afecta el sistema inmunológico?

Anteriormente, Verificador ha desmentido diversos bulos relacionados a la seguridad, eficacia y efectos adversos de la vacuna de ARN mensajero (1,2,3,4,5,6). Este medio ha concluido, en notas anteriores, que el ARNm no modifican los genes, no generan transhumanismo, no es una “terapia genética”, no reducen la esperanza de vida, tampoco destruyen nuestros pulmones ni pueden controlar “funciones celulares y biológicas”.

En comunicación con este medio, el neumólogo Ildauro Aguirre Sosa aseveró que estas vacunas son seguras, efectivas y “no existen efectos colaterales contra el sistema inmunitario”.

Por su parte, Celis sostuvo que “los ensayos clínicos de todas las vacunas están orientados a demostrar rigurosamente cuánto de inmunidad produce, así como cuánto riesgo genera”. “Respuesta inmunológica y seguridad son los parámetros de evaluación de las vacunas, y en ambos casos, la vacuna Pfizer y Moderna han demostrado ser eficaces y seguras”, apuntó.

¿La inyección de ARNm causa coágulos en la sangre e infertilidad?

Aguirre alegó que “no es la primera vez que se usa el ARN mensajero”. Por su parte, Celis considera que esta tecnología “es la medicina del futuro”. Se ha utilizado en “Deficiencia en Adenosín Deaminasa (ADA), Síndrome de Wiskott-Aldrich (WAS), Beta Talasemia y actualmente en estudio para enfermedades vasculares e infecciosas”, enumeró.

Si bien es la primera vez que se ha desarrollado una vacuna con el ARNm, Celis garantizó que “en el uso contra otras enfermedades, la terapia basada en ARNm ha mostrado que son seguras y salvan vidas”.

A su vez, ambos especialistas comentaron que no existen estudios o reportes que señalen que estas vacunas produzcan complicaciones. “Todas las vacunas, como cualquier medicamento, pueden tener efectos adversos, pero eso va más allá de la protección que genera”, indicó Aguirre.

Todas las vacunas pasan por fases de investigaciones rigurosas para corroborar su seguridad y con el coronavirus estas etapas se han acelerado, pero “eso no significa que se hayan saltado pasos o no se ha ya sido riguroso”, aclaró Aguirre.

Este medio, en una nota de noviembre del 2020, resolvió que no existe evidencia científica de que las vacunas contra la COVID-19 puedan causar infertilidad.

En abril del 2021, se relacionaron casos de trombosis (coágulo de sangre en una vena profunda) con la vacuna de Oxford-AstraZeneca, pero esta no usa el ARN mensajero, sino el método del adenovirus desactivado.

Además, la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) concluyó que esta afección iba a incluirse como un efecto secundario raro de esta vacuna, pero que las probabilidades de muerte eran de una en un millón. Por el contrario, “la COVID-19 mata a una de cada ocho personas infectadas mayores de 75 años, y uno de cada 1.000 infectados sintomáticos con alrededor de 40 años”, detalló la BBC Mundo.

Conclusión

Las afirmaciones vertidas en el contenido audiovisual, difundido en Facebook, sobre los presuntos efectos adversos de las vacunas con ARN mensajero son falsas. Hasta la fecha, no se han presentado estudios ni casos relacionados a infertilidad ni disminución de la capacidad del sistema inmunológico de las personas inoculadas. Asimismo, los especialistas garantizan que todas las vacunas contra la COVID-19 han pasado por estrictas etapas que validan su seguridad y eficacia.

*Si deseas saber si una publicación en las redes sociales es cierta o falsa, puede pedir a La República que compruebe la información. Envíe su solicitud al apartado Contacto o a nuestro WhatsApp (+51 997 883 271).

Newsletter Verificador LR

Suscríbete aquí al boletín de Verificador de La República y recibe en tu correo electrónico los artículos de fact-checking desmintiendo la información falsa que circula en internet.