Paola Ferrer

En Facebook, se viralizó un video en el que la médica María Eugenia Barrientos asegura que es ilógico que un virus, como el de la COVID-19, pueda mutar en pocos meses. “Si esto fuera cierto, que hay nuevas cepas cada mes, cada semana, cada hora. ¡Por Dios! El mundo estaría hundido en enfermedad”, señaló.

La publicación logró más de 2.100 reproducciones, fue compartida 240 veces y alcanzó las reacciones de 194 usuarios de Facebook. Sin embargo, las afirmaciones de Barrientos en el video son falsas.

Publicación viral en el que una médica de EL Salvador deslizó que el virus de la COVID-19 necesita años para mutar su ADN. FOTO: Captura de Facebook.

Variante y cepa no son lo mismo

En una nota anterior, Verificador explicó que una variante de un virus no es igual a una nueva cepa de este. Los médicos Enrique José Gamero de Luna y Enrique Gamero Estévez explicaron, en un artículo publicado en la revista española Semergen, que las mutaciones hacen referencia a “un cambio en el material genético de un virus”.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), un virus que ha sufrido una o varias mutaciones es una variante del original, pero cuando estas mutaciones generan un cambio sustancial en la genética del virus, se convierte en una cepa.

En comunicación con Verificador, Juan More Bayona, PhD en Inmunología comparada e investigador en Universidad Nacional Mayor de San Marcos, explicó que una variante se origina cuando los virus van mutando constantemente en el tiempo ━sobre todo los virus que tienen genoma tipo ARN como el SARS-CoV-2━, conforme se van multiplicando al infectar a un humano. “A partir de eso, estos virus van a adaptar ciertos cambios que se hacen perennes en su descendencia, y se van a formar lo que denominamos las variantes”, agregó More.

La variantes tienen ciertos cambios en el material genético muy comunes y estos también representan un cambio a nivel de la estructura del virus; es decir, en cómo se ve el virus. Mientras una cepa, además de adquirir estos cambios, “genera una enfermedad o patología distinta; por ejemplo, ya no hace enfermedad respiratoria, sino que hace enfermedad digestiva; ya no afecta tanto a mayores, sino comienza a afectar a menores; la mortalidad ya no es del 1%, sino del 15%”, añadió el inmunólogo.

El virus de la COVID-19 no necesita años para mutar

El epidemiólogo Daniel Neyra Escalante, miembro del comité científico del Colegio Médico del Perú (CMP), aclaró a Verificador que un virus no necesita años para mutar, como afirmo la médico salvadoreña, ya que “las mutaciones de un virus dependen de la variabilidad genómica que tiene”.

“Si un virus pasa y vuelve a salir en 100 personas, tiene una virulencia baja, una transmisibilidad baja y eso hace que sea estable en cuanto a su genoma”, explica Neyra. “Pero cuando este virus pasa y se replica millones de veces en diferentes personas, de distinta raza, de distinta edad, personas sanas, enfermas, resistentes, poco resistentes o sin resistencia, es sometido a diferentes intensidades y el virus aprende a ser más virulento y se da paso a nuevas variantes”, añade.

Actualmente, continúa el también infectólogo del CMP, “esas variantes virales pueden ser de interés o de preocupación”. “Las primeras son las que tienen poca virulencia, y las segundas son las que tienen una velocidad muy alta de contagio, son escurridizas y suelen evadir las vacunas”. Tanto las variantes de interés y de preocupación se mantienen en constante observación por la OMS.

El SARS-CoV-2 es una cepa, pero no del MERS

Barrientos, considerada como una “desinformante” por el portal especializado Salud con Lupa, aseveró que el MERS (síndrome respiratorio de Oriente Medio) sería una cepa del SARS (síndrome respiratorio agudo severo).

Sin embargo, aunque el SARS-CoV y el MERS-CoV son coronavirus, estos son “dos virus distintos”, según lo explicado por Juan More a este medio. “Uno es el virus del Oriente Medio. Se le acuño el nombre de MERS porque en esa época se consideraba la calificación en base al origen. Es un coronavirus sí, y causa una enfermedad respiratoria aguda, pero es un virus distinto al SARS-CoV-2″.

A su vez, el infectólogo Neyra detalló que “hay tres coronavirus asociados a infecciones respiratorias. El SARS-CoV-1, el MERS-CoV y la cepa de Wuhan, el SARS-CoV-2, que es el virus de la COVID-19, pero son genéticamente distintos”.

Actualmente, no existen cepas del SARS-CoV-2

En unas declaraciones para el medio online Redacción Médica, Julio García Rodríguez, jefe de Servicio de Microbiología en el hospital La Paz de Madrid, señaló que las cepas son virus que están “más alejados en el árbol genético, en ramas más distantes”.

A su vez, Juan More aclaró a este medio que solo existe una única cepa del SARS-CoV-2; ella misma. “Hay sí múltiples variantes que han emergido y que ya conocemos, pero el virus no ha llegado al punto de evolucionar y convertirse en una cepa distinta afortunadamente”, declaró.

Sin embargo, More afirma que una cepa puede emerger en cualquier momento porque los cambios están relacionados a la “transmisión del virus”. “Por eso importante reducir al máximo la capacidad del virus de contagiarse de persona en persona, porque si tenemos brotes de nuevas olas, la capacidad el virus de cambiar es mucho mayor”, agregó.

Conclusión

Es falso que el virus de la COVID-19 necesite años para mutar y generar nuevas variantes o cepas, como afirmó María Eugenia Barrientos en un video viralizado en Facebook. Según los especialistas, el virus de la SARS-coV-2 ha logrado mutar más rápido porque ha logrado infectar a cerca de 200 millones de personas. Además, hasta ahora, solo tenemos variantes del virus de la COVID-19, no existen nuevas cepas.

*Para saber si una publicación en las redes sociales es cierta o falsa, puedes pedir a La República que compruebe la información. Envía tu solicitud al apartado Contacto o a nuestro WhatsApp (+51 997 883 271).

Newsletter Verificador LR

Suscríbete aquí al boletín de Verificador de La República y recibe en tu correo electrónico los artículos de fact-checking desmintiendo la información falsa que circula en internet.