Verificador LR

Desde finales del 2020, en redes sociales empezaron a circular bulos sobre efectos secundarios que sembraron miedo y rechazo a las vacunas autorizadas para uso de emergencia contra la COVID-19 en un sector de la población. En esta nota repasamos los artículos de Verificador de La República que desmintieron estas publicaciones falsas y engañosas.

Es falsa la lista de posibles reacciones adversas de la vacuna de Pfizer

Falso Pfizer vacuna efectos secundarios lista FDA. Foto: Composición LR.

En Facebook, una publicación de diciembre del 2020 advierte sobre los supuestos peligros que traería la vacuna contra el nuevo coronavirus fabricada por los laboratorios Pfizer/BioNTech. Según la imagen, la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) enumeró posibles reacciones como el síndrome de Guillain-Barré, mielitis transversa, accidente cerebrovascular, muerte, aborto espontáneo, enfermedad autoinmune y otras.

Sin embargo, la vacuna de Pfizer no ha presentado estos efectos secundarios descritos por el post viral. Además, la información fue obtenida de un borrador de la FDA que no hace referencia a un proyecto de vacuna en específico.

Es falsa la publicación sobre “reacciones cutáneas” de la vacuna Sputnik V

Es falso el tuit que alerta sobre los efectos adversos de la vacuna Sputnik V. Foto: composición LR

Un post viral del 5 de enero del 2021 adjuntó una imagen para denunciar que la vacuna Sputnik V contra el nuevo coronavirus supuestamente produce erupciones cutáneas como efectos adversos. Dentro de esta foto se observa la captura de un tuit de una mujer identificada como Sandra Romero, quien denunció haber padecido “reacciones en la piel”.

Sin embargo, el post de Twitter que adjunta la publicación es un bulo, cuya autora desmintió en la referida red social. Asimismo, la otra fotografía no está asociada a la vacuna rusa. Esta fue difundida por la médica española María José Martínez Albarracín, quien ha sido desmentida (1 y 2) en Verificador por emitir información falsa sobre las pruebas PCR y las vacunas.

Es engañoso decir que enfermera de Tarapoto fue internada “por la vacuna de Sinopharm”

Es engañoso que enfermera de Tarapoto fue internada “por la vacuna de Sinopharm”. Foto: plantilla de Verificador de La República / captura en Facebook.

Otra publicación del último 11 de febrero alertó que la Maribel Estrella Rengifo, técnica enfermera del Hospital de San José de Sisa, fue internada de emergencia en el Hospital II de EsSalud de Tarapoto, San Martín, por la vacuna de Sinopharm.

La profesional sí fue hospitalizada en dicho centro de salud por presentar fatiga, dolor de cabeza, agitación y leve taquicardia luego de la vacunación. Según EsSalud, los tres primeros síntomas han sido catalogados como posibles efectos secundarios, pero el último no está asociado a la vacuna. También la titular de la Dirección Regional de Salud (Diresa) de San Martín, Leslie Zevallos, declaró a Verificador que “no hay una asociación causal” de la taquicardia con la vacuna, sino que “es un evento coincidente”.

No, no ha fallecido una enfermera vacunada contra la COVID-19 en Tarapoto

Es falso que falleció enfermera vacunada en Tarapoto. Foto: composición LR

El 16 de febrero de este año, una página aseguró que murió una enfermera que fue vacunada contra la COVID-19 en Tarapoto. La publicación adjunta la fotografía de un grupo de enfermeros que carga un ataúd en medio de trabajadores de salud, en lo que sería un hospital en la región San Martín.

Sin embargo, la Dirección Regional de Salud de San Martín descartó que hubiera fallecido una enfermera tras recibir la vacuna contra el coronavirus. A su vez, la imagen expuesta corresponde al velorio de una sanitaria en Satipo, Junín, de la que no hay registros de haber sido inmunizada.

Es engañoso que en Estados Unidos fallecieron 1.000 personas por las vacunas

Es engañoso que en Estados Unidos fallecieron 1.000 personas por las vacunas. Foto: plantilla de Verificador de La República / captura en Facebook.

Un post, del último 17 de marzo, afirmó que en los Estados Unidos murieron 1.000 personas a causa de las vacunas de Pfizer y Moderna desarrolladas contra la COVID-19.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de los Estados Unidos indicaron mediante un informe del 16 de marzo de 2021 que hubo reportes de casos de muertes después de la vacunación, pero que fueron evaluados y no hallaron una relación de causa y efecto. A la fecha tampoco existen registros oficiales que prueben que las inyecciones provocaron la muerte de 1.000 ciudadanos en el país norteamericano.

No, las vacunas no debilitan el sistema inmune de las personas frente a la COVID-19

Las vacunas no debilitan el sistema inmune frente a la COVID-19. Foto: composición

Otra publicación del 23 de febrero sostuvo que las vacunas provocarán el debilitamiento del sistema inmune, por lo que las personas se volverán más vulnerables a enfermarse con coronavirus.

Sin embargo, José Luis Aguilar, jefe del Laboratorio de Inmunología de la Universidad Peruana Cayetano Heredia (UPCH), explicó a este medio que las vacunas sí causan efectos sobre el sistema inmune, pero en beneficio y no para provocar daños, como afirma la publicación de Facebook.

Del mismo modo, el vacunólogo José Antonio Navarro, consultor honorario del Ministerio de Sanidad de España, dijo que incluso la respuesta inmune que generan las vacunas parece ser superior a la que se obtiene tras contraer el SARS-CoV-2 de manera natural.

Las principales entidades sanitarias como la Organización Mundial de la Salud (OMS) y los CDC de Estados Unidos también describen a los efectos secundarios como un evento común y en su mayoría leves.

*Para saber si una publicación en las redes sociales es cierta o falsa, puedes pedir a La República que compruebe la información. Envía tu solicitud al apartado Contacto o a nuestro WhatsApp (+51 997 883 271).

Newsletter Verificador LR

Suscríbete aquí al boletín de Verificador de La República y recibe en tu correo electrónico los artículos de fact-checking desmintiendo la información falsa que circula en internet.