Johana  Perleche

En redes sociales circula un video publicado en diciembre de 2020 en el que la médica Lida Obregón cuestionaba que en el Perú no se utilice el dióxido de cloro (CDS) contra el coronavirus SARS-CoV-2. Compara la situación del país con la de Bolivia, donde, según ella, la curva de contagios es mucho menor que en el Perú debido al uso del CDS.

Aunque la información que señalaba era falsa en ese momento (y continúa siendo falsa ahora), la publicación tiene alrededor de 70.000 interacciones.

Video viral acerca del dióxido de cloro contiene información falsa. Foto: composición LR / captura de pantalla

Son falsas las ventajas del uso del dióxido de cloro para la prevención y tratamiento de la COVID-19

En Verificador hemos desmentido diversas desinformaciones acerca del dióxido de cloro: es falso que sea tóxico cuando se inhala, pero no cuando se toma y es falso que sea la cura para la COVID-19.

Además, al realizar una búsqueda en la Agencia Estatal de Medicamentos y Tecnologías en Salud de Bolivia, comprobamos que en la actualidad el dióxido de cloro no aparece en el listado de medicamentos que tienen registro sanitario.

Esta vez, el video viral muestra supuestas ventajas de esta “solución mineral milagrosa”, pero ninguna tiene sustento científico. Para hablar acerca de ello, nos comunicamos con el médico investigador y editor científico Percy Mayta Tristán. Él afirmó que no ha cambiado el nivel de evidencia acerca de este producto respecto a lo que se sabía en la primera ola. Tampoco se han publicado los estudios que, según lo que manifestaban en setiembre, saldrían para avalar su posición.

“Los únicos estudios que conocemos vinculados a salud humana y el dióxido de cloro son para mejorar el mal aliento, porque, como es desinfectante, la lógica es que se use en enjuagues bucales, (allí) disminuye la carga bacteriana de la boca y mejora el aliento. Más allá de eso no tenemos evidencia y no se recomienda su consumo”, manifestó.

Acerca de los bulos que señalan que el dióxido de cloro no sería perjudicial para la salud, mencionó que “ahora le bajan un poco la dosis para decir que es menos dañino, pero no hay un fundamento fisiopatológico (no se sabe cómo actúa, a qué nivel ni cómo es que evitaría que una persona se infecte con el SARS-CoV-2)”.

“A la fecha, las evidencias que tenemos disponibles es que no hay ningún ensayo clínico que demuestre que funcione o que se haya probado para la COVID-19 como preventivo o como tratamiento. Eso no existe”, resaltó.

El dióxido de cloro puede ser perjudicial

Por otro lado, el médico investigador dijo que la mayor cantidad de evidencia acerca del dióxido de cloro está vinculada con la posibilidad de toxicidad.

Lo que sí sabemos es que varios pacientes han llegado con complicaciones por (tomar) dióxido de cloro. Cada vez se están reportando un poco más de casos”, sostuvo. Por ello, actualmente algunos médicos están recopilando información acerca de las personas con COVID-19 grave que llegan a los hospitales con antecedentes de haber consumido CDS. Este estudio aún está por publicarse.

En esa línea, diversos organismos de salud en el mundo, como la Organización Panamericana de la Salud, la FDA de Estados Unidos, el Ministerio de Salud de México, Argentina, Bolivia, Perú, entre otros, han emitido comunicados que alertan acerca del consumo del dióxido de cloro y los efectos adversos de este.

Efectos adversos del dióxido de cloro, de acuerdo a la Administración de Alimentos y Medicamentos de los EE.UU. (FDA, por sus siglas en inglés). Foto: captura de pantalla FDA

Es engañoso que Bolivia tenga menos casos diarios de COVID-19 que el Perú

Bolivia, al igual que el Perú, enfrenta una segunda ola, como afirmó Edgar Pozo, ministro de Salud y Deportes de ese país.

Esto se puede evidenciar en los gráficos recolectados por worldometer, con la información oficial de cada país.

Casos diarios de Perú y Bolivia al 19 de enero de 2021. Foto: composición LR / captura de pantalla Worldometer

Sí, Bolivia tiene menos casos que Perú, pero en esto intervienen dos factores claves: su cantidad de población y el número de pruebas de descarte de la COVID-19 que se realizan. Mientras que Bolivia tiene aproximadamente 11 millones de habitantes, Perú cuenta con 33 millones.

Para calcular las cifras de personas contagiadas y realizar una comparación entre dos países, se considera el número de pruebas por millón de habitantes. En nuestro país se han realizado 178.422 test por cada millón de personas, mientras que en Bolivia, 41.889. Es decir, aproximadamente el 17,84% de peruanos ha pasado por una prueba de descarte para saber si tenían o no el SARS-CoV-2. Por su parte, solo el 4,19% de bolivianos ha pasado por este procedimiento.

Si se hacen más pruebas, es mayor la probabilidad de que los casos positivos por COVID-19 aumenten. A menos pruebas, este número disminuye. Por ello, es engañoso comparar dos países que no tienen las mismas condiciones.

En el Perú, la vacunación es voluntaria

Otra desinformación que se dio en el video de Lida Obregón es que las vacunas son obligatorias. Eso es falso.

La ministra de Salud, Pilar Mazzetti, explicó durante su presentación del 20 de noviembre de 2020 ante la Comisión de Salud y Población del Congreso de la República que el Estado sí tiene la obligación de vacunar a las personas, con lo que se garantiza su derecho a la salud. Sin embargo, cada ciudadano puede decidir no colocársela. “Es obligación del Estado vacunar. Si las personas no desean vacunarse, no se vacunan”, afirmó.

En ese sentido, la Ley 31091, publicada el 18 de diciembre de 2020, establece que el acceso a los medicamentos y vacunas que permitan curar y prevenir la COVID-19 será libre y voluntario para la población en general.

Obregón también señala que las vacunas son “productos transgénicos”, que se ocultan los elementos que las componen, los efectos adversos y que cambian el ADN. En Verificador desmentimos toda esta desinformación aquí.

*Verificador intentó contactarse con Lida Obregón para que dé su descargo; sin embargo, hasta la fecha no hemos podido entablar ninguna conversación con ella.

Conclusión

Hasta el momento no existe evidencia científica del uso de dióxido de cloro en humanos como tratamiento del coronavirus. Además, se ha reportado que personas con COVID-19 grave han presentado complicaciones por consumir este producto.

Actualización 07/02/2021

Se precisó la fecha de publicación del video viral (diciembre de 2020) y se eliminaron las partes de los decretos que no correspondían con el bulo. Además, se agregó el intento de comunicación con la médico.

*Si deseas saber si una publicación en las redes sociales es cierta o falsa, puedes pedir a La República que compruebe la información. Envía tu solicitud al apartado Contacto o escríbenos a nuestro WhatsApp (+51 997 883 271).

Newsletter Verificador LR

Suscríbete aquí al boletín del Verificador de La República y recibe en tu correo electrónico los artículos de fact checking desmintiendo la información falsa que circula en internet.