Verificador LR

VerificadorLR

26 Dic 2020 | 18:57 h

Publicaciones en redes sociales han sugerido que existe una “relación” entre la aparición de una nueva variante del SARS-CoV-2 y el inicio de la aplicación de la vacuna de Pfizer en el Reino Unido.

“La nueva cepa del virus en Gran Bretaña es la vacuna Pfizer”, aseguró un post que circula desde el 21 de diciembre en Facebook. Sin embargo, existen determinadas razones que demuestran que la nueva variante no es la vacuna de Pfizer y BioNTech ni que su inoculación fue la causante de la reciente mutación.

La publicación ha sido compartida más de 200 veces. Foto: captura de Facebook

No es la primera vez que el virus muta

La mutación de un virus es común y en el nuevo coronavirus se ha dado desde su aparición. De acuerdo a un estudio preliminar (aún no revisado por pares) publicado en la plataforma MedRxiv, se registraron al menos 1.000 linajes del SARS-CoV-2 en el Reino Unido.

“Este SARS-CoV-2, que es el virus productor de la COVID-19, tiene cientos de mutaciones que fueron identificadas porque es seguro que en este momento es el virus más vigilado del mundo”, precisó Jarbas Barbosa, subdirector de la OPS, en una conferencia virtual.

Además, el biólogo evolutivo Andrew Rambaut señaló en un artículo de la revista Science que el nuevo coronavirus “ha acumulado mutaciones a un ritmo de uno a dos cambios por mes”.

Sin embargo, la diferencia entre todas las mutaciones y la ocurrida recientemente reside en que se dio más de una docena, aparentemente, a la vez. “Una razón para preocuparse es que entre las 17 mutaciones hay ocho en el gen que codifica la proteína de pico en la superficie viral, dos de las cuales son particularmente preocupantes”, dijo el especialista.

Una porque aumenta la fuerza con la que la proteína se une al receptor ACE2 y la otra porque la mutación podría frustrar parte de la respuesta inmunológica, como explicamos en una nota de La República.

La nueva variante apareció antes de la aplicación de la vacuna

Esta variante apareció meses previos a que se autorice el uso de emergencia de la vacuna en el Reino Unido.

Según un estudio preliminar, la nueva variante denominada VUI-202012/01 se detectó el 20 de setiembre. “Los dos primeros genomas muestreados que pertenecen al linaje B.1.1.7 se recolectaron el 20 de setiembre de 2020 en Kent y otro el 21 de setiembre de 2020 en el Gran Londres”, detalló.

Mientras que la aplicación de la vacuna de Pfizer y BioNTech se inició en diciembre. La aprobación de su uso de emergencia en el Reino Unido se dio el 2 de diciembre y se inoculó por primera vez el 8 de diciembre a Margaret Keenan, de 90 años.

Por lo que la relación causal que se intenta establecer entre la aplicación de la vacuna y la aparición de la variante es incongruente.

La vacuna de Pfizer no utiliza el virus ni porciones de este

No es posible que la vacuna haya introducido una mutación porque no está hecha a partir del virus atenuado o de alguna proteína del mismo.

La vacuna elaborada por Pfizer y BioNTech se basa en el uso de ARN mensajero, el cual inserta indicaciones para que las células produzcan la proteína del virus y, de esta manera, el cuerpo genere una respuesta inmune.

El medio español Maldita resaltó que “en lugar de introducir una versión debilitada del virus o un antígeno, se introducen las instrucciones”.

Además, La República informó que “dado que la vacuna de ARNm lleva solo información genética en vez del virus, no hay riesgo de que cause infecciones en personas con el sistema inmune debilitado”.

Por ahora, la mutación del virus es una “variante” y no una “cepa”

Una precisión adicional consiste en que en el post se habló de la “nueva cepa”; sin embargo, los científicos han recomendado que, por el momento, a esta mutación se le denomine variante.

De acuerdo con Vincent Racaniello, docente de microbiología, el término “cepa” debe reservarse para variantes con propiedades biológicas diferentes. “Hasta ahora los virus aislados de muestras de pacientes son diferentes en la secuencia de sus genomas, pero tienen las mismas propiedades biológicas, por lo que son la misma cepa” , manifestó a BBC.

La lista de posibles efectos adversos no trata sobre Pfizer

La publicación de Facebook también utilizó como argumento una lista de posibles efectos adversos causados por la aplicación de la vacuna. Sin embargo, no se mencionó que el documento fue publicado en octubre de 2020 — cuando aún no se había aprobado el uso de emergencia de ninguna vacuna—.

Además, ese informe evaluó las posibles reacciones adversas en todas las vacunas candidatas contra la COVID-19 desarrolladas hasta ese momento. Asimismo, en la parte superior, advirtieron que esa lista es un borrador (Draft, en ingles) y está sujeta a cambios.

El documento citado en el post es un borrador que analiza los posibles efectos adversos en todas las vacunas COVID-19. Foto: FDA

Por el contrario, en el documento oficial que la FDA ha preparado para entregarle a cada una de las personas que recibirán dosis de la vacuna de Pfizer se detalló que las reacciones adversas son mínimas y similares a las de cualquier vacuna.

“Los efectos secundarios que se han informado con la vacuna Pfizer-BioNTech COVID-19 incluyen dolor en el lugar de la inyección, cansancio, dolor de cabeza, dolor muscular, escalofríos, dolor en las articulaciones, fiebre, hinchazón en el lugar de la inyección, enrojecimiento en el lugar de la inyección, náuseas, malestar e inflamación de la linfa ganglios”, informó la FDA.

Por último, señaló que las probabilidades de padecer una reacción alérgica grave es “remota”. No obstante, advirtió que “la vacuna Pfizer-BioNTech COVID-19 aún se está estudiando en ensayos clínicos” y que es posible que puedan producirse otros efectos secundarios inesperados.

Conclusión

La nueva variante del SARS-CoV-2 se detectó el 20 de setiembre de 2020 y la vacuna de Pfizer y BioNTech empezó a aplicarse el 8 de diciembre en el Reino Unido. Además, esta no ha sido hecha a partir del virus atenuado ni de fragmentos del mismo, sino de ARNm. Por lo tanto, es falsa la relación sugerida entre la nueva variante del SARS-CoV-2 y la vacuna de Pfizer.

*En caso desee saber si una publicación en las redes sociales es cierta o falsa, puede pedir a La República que compruebe la información. Envíe su solicitud al apartado Contacto o escríbanos a nuestro WhatsApp (+51 997 883 271).

Newsletter Verificador LR

Suscríbete aquí al boletín de Verificador de La República y recibe en tu correo electrónico los artículos de fact checking desmintiendo la información falsa que circula en internet.