Es falso que la ivermectina es “efectiva para prevenir” la COVID-19, como sugirió Manolo Fernández

Verificador LR

Es falso que la ivermectina es “efectiva para prevenir” la COVID-19, como sugirió Manolo Fernández. Foto: composición LR
Es falso que la ivermectina es “efectiva para prevenir” la COVID-19, como sugirió Manolo Fernández. Foto: composición LR

El CEO del laboratorio Farvet mencionó en una entrevista que basta con consumir este compuesto para prevenir los contagios. Sin embargo, no hay evidencia científica que lo avale.

En redes sociales abundan los bulos que presentan a la ivermectina como prevención y cura contra el nuevo coronavirus. En Verificador, hemos comprobado que es engañoso que este compuesto derrotó la COVID-19 en Ica y Loreto, y que su uso masivo no desarrolla la inmunidad colectiva.

Desde el 8 de diciembre, una publicación de Facebook difundió información errónea atribuida a Manolo Fernández, gerente del laboratorio Farvet. “El doctor Manolo Fernández, reconocido científico peruano y dueño de Farvet, se pronunció a través de las redes sociales hace unos minutos”, advertía.

El post resume en cinco puntos una entrevista de 20 minutos en la que se destacan los “beneficios” de la ivermectina frente a las vacunas que se están desarrollando. En la presente nota, nos limitamos a verificar las afirmaciones, mas no las opiniones.

La publicación ha sido compartida más de 900 veces. Foto: captura de pantalla

No hay evidencia de que la ivermectina sirva como “profiláctico”

Manolo Fernández aseguró, durante la entrevista, que “no es posible estar en peligro (frente al nuevo coronavirus) siempre y cuando se use la ivermectina como medio preventivo”. Además, en ese contexto, afirmó que este medicamento es lo mejor contra la COVID-19, en comparación con las vacunas. Sin embargo, no mostró información científica que lo respalde.

Lazy loaded component

Un artículo de la Universidad Peruana Cayetano Heredia determinó que la información que se dispone sobre el uso de la ivermectina en la COVID-19 proviene principalmente de estudios in vitro (laboratorio).

Además, las investigaciones realizados hasta el momento —el de Australia es el que más destacan quienes defienden su uso— resaltan la acción retroviral del fármaco, mas no su uso como método de prevención.

El médico infectólogo Augusto Tarazona explicó a Verificador que los estudios que se están realizando actualmente sobre la ivermectina son para evaluar su efectividad en casos leves. “Se verá si sirve o no sirve, pero básicamente para casos leves porque para hospitalizados se ha visto que no es útil, para casos severos no es útil y como preventivo tampoco es útil. Eso también ya ha sido puesto en evidencia”, aseveró.

Con dicha afirmación coincidió el infectólogo Ciro Maguiña. “La ivermectina se utiliza en las primeras semanas, no antes, porque no previene, y no después, cuando ya no es efectiva”, indicó a este medio.

Además, en cuanto a su uso para “acabar” con la enfermedad, la información conocida hasta el momento es insuficiente para asegurar que es la “mejor contra la COVID-19”, como mencionó Fernández en el video.

Andrew McLachlan, decano de Farmacia de la Universidad de Sydney, señaló en The Conversation que se requieren altas concentraciones de ivermectina para que se pueda inhibir el virus y reducir su carga viral. “Ninguno de los regímenes de dosificación de ivermectina que se utilizan actualmente proporciona concentraciones suficientemente altas de ivermectina dentro del cuerpo para activar sus efectos de eliminación de virus”, destacó.

A la misma conclusión llegaron Jesús Lescano y Chris Pinto, investigadores de la UPCH, en su artículo publicado en agosto. “Los resultados de las simulaciones usando modelos farmacocinéticos realizadas por Schmidt, Zhou y Lohmer sugieren que es poco probable obtener un ensayo clínico exitoso empleando las dosis actualmente aprobadas de ivermectina para humanos”.

Por ello, el Ministerio de Salud decidió retirar su uso del protocolo de tratamiento de pacientes con el nuevo coronavirus en octubre del presente año. Finalmente, las entidades de salud internacionales también advierten sobre el uso no probado de este compuesto. “Aunque existen usos aprobados para la ivermectina en personas y animales, no está aprobada para la prevención o el tratamiento del COVID-19”, informó la FDA.

La automedicación puede ser peligrosa

El médico veterinario también recomendó, en el vídeo, consumir este medicamento antes de “ir a reunión donde va a haber mucha gente”. Sin embargo, la automedicación con ivermectina puede ser perjudicial para la salud.

Lazy loaded component

Aunque la ivermectina sí es consumida por humanos para otro tipo de afecciones, los especialistas coinciden en que su consumo constante puede traer consecuencias serias.

“La ivermectina no produce muchos efectos adversos, pero hay personas que la toman mucho más de lo conveniente (5 días o más), y lo que vemos son personas con temblores y taquicardias”, afirmó el médico infectólogo Juan Celis en una nota de La República.

Asimismo, el investigador Marcelo Beltrão advirtió sobre las consecuencias del consumo recurrente de este fármaco y sobre lo riesgoso que puede ser para el sistema nervioso central cuando interactúa con otras medicaciones. “Aunque IVM (ivermectina) es bien conocido por su buen margen de seguridad, esto puede no ser suficiente si las personas comienzan a tomarlo con regularidad”, advirtió en un artículo disponible en ScienceDirect.

El artículo publicado por Lescano y Pinto en la UPCH enumera los posibles efectos que conlleva una sobredosis de ivermectina: problemas gastrointestinales, hipersalivación, mareos, debilidad muscular, taquicardia, hipotensión, ataxia, agitación, rabdomiolisis y coma.

Por ello, Marcial Torres, decano del Colegio Químico Farmacéutico del Perú, precisó en una nota anterior que la ivermectina “como cualquier medicina, debe ser tomada bajo prescripción médica”.

Verificador intentó contactarse con el gerente del laboratorio Farvet, Manolo Fernández, para conocer los argumentos que sustentan su recomendación. Sin embargo, hasta el cierre de esta nota no se obtuvo respuesta.

Conclusión

La ivermectina es un fármaco antiparasitario cuyo uso para prevenir o curar la enfermedad causada por el virus SARS-CoV-2 aún no ha sido probado. Por lo tanto, es falso que la ivermectina es “efectiva para prevenir” la COVID-19, como sugirió Manolo Fernández.

*En caso desee saber si una publicación en las redes sociales es cierta o falsa, puede pedir a La República que compruebe la información. Envíe su solicitud al apartado Contacto o escríbanos a nuestro WhatsApp (+51 997 883 271).

Newsletter Verificador LR

Suscríbete aquí al boletín de Verificador de La República y recibe en tu correo electrónico los artículos de fact checking desmintiendo la información falsa que circula en internet.