La República

larepublica_pe

15 Jul 2020 | 21:15 h

Durante la última semana ha circulado en Facebook una publicación que comparte un artículo de Medscape, reconocido portal web de información médica, donde un profesional de la salud reúne los últimos estudios más importantes respecto a la protección que confieren los anticuerpos en los pacientes recuperados de la COVID-19.

En base al artículo, el texto de la publicación viralizada afirma que, “aparentemente”, estos “no generan inmunidad a largo plazo”, lo que indicaría que la ‘inmunidad de rebaño’ podría nunca llegar. Sin embargo, esta es una conclusión imprecisa.

Hasta el 15 de julio, la publicación fue compartida casi 700 veces.

La investigación sobre los anticuerpos COVID-19 y la inmunidad a largo plazo no es concluyentes

El texto del viral toma como referencia un artículo registrado en el portal Medscape escrito por Ryan Syrek, quien figura como editor de la plataforma.

El autor inicia indicando que las primeras investigaciones alrededor de la protección otorgada por los anticuerpos a las personas que superan la COVID-19 “muestran motivos para inquietarse”. Así, Syrek propone dos estudios, uno realizado en China y otro en Nueva York.

El primero, cuyos hallazgos fueron adaptados a una infografía adjunta en el artículo, reveló que “ocho semanas después de la recuperación tras la COVID-19, los anticuerpos (específicamente, la inmunoglobulina G o IgG) descendieron a niveles no detectables en 40 % de individuos asintomáticos y 13 % en sintomáticos”.

Infografía de Medscape.

No obstante, la investigación resalta que cabe la posibilidad de que la estimación de pacientes asintomáticos que pasaron la prueba no sea acertada, debido a que estos fueron seleccionados por su “alto riesgo de infección (incluyendo contactos cercanos y personas con antecedentes de viajes a Wuhan) y no de una muestra aleatoria de personas”.

El segundo estudio, por otro lado, arrojó que quienes padecieron un cuadro clínico grave de la enfermedad, “tienen más posibilidades de ser inmunes en un futuro”, pero que el “33 % de los individuos evaluados presentó anticuerpos que no tenían inmunidad ante la infección”.

PUEDES VER: Es falso que lista viral de “tratamientos contra la COVID-19” sea efectiva

En comunicación con La República, el médico infectólogo Leslie Soto señaló que ambas investigaciones dan más luces acerca del panorama de la inmunidad a la COVID-19 otorgada por los anticuerpos del organismo, pero añadió que esto no significa que “haya algo definido”.

“Son aproximaciones interesantes que nos hacen reafirmar que debemos seguir cuidándonos y no bajar la guardia”, aseguró Soto. No obstante, apuntó que, al ser el SARS-CoV-2 un virus relativamente nuevo con tan solo siete meses desde su descubrimiento, “no hay nada demostrado”.

En la misma línea, el doctor Juan Villena, médico infectólogo del Seguro Social de Salud, estableció que estas investigaciones deben ser interpretadas “con mucho cuidado porque son cortas en cuanto a la población y periodo”: mientras que la realizada en China tuvo como muestra a 178 pacientes, la que tuvo lugar en Estados Unidos reunió una población de 149 infectados.

PUEDES VER: Es falso que Donald Trump cancelara proyecto de Bill Gates ‘ID2020’ para “luchar contra el nuevo orden mundial”

“Lo que no se ha probado todavía es qué sucedería si a estas personas les vuelven a colocar el virus [para saber] si va a haber una respuesta inmediata al coronavirus o si la cantidad de anticuerpos que se producen es insuficiente”, destacó el profesional de la salud.

De comprobarse que los anticuerpos disminuyen con el paso del tiempo, la inmunidad de rebaño sí se vería afectada

De acuerdo con el Centro Cochrane Iberoamericano (CCIb), la inmunidad de rebaño hace referencia “a la protección indirecta contra una infección otorgada a personas susceptibles cuando en una población existe una proporción suficientemente grande de personas inmunes a dicha infección”.

“Es inmunidad natural adquirida por todas las personas que se infectan: a mayor cantidad de infectados, mayor protección”, resume Villena.

En un escenario en el que posteriores pruebas llegaran a comprobar que efectivamente la respuesta inmunológica de los anticuerpos del organismo al SARS-CoV-2 disminuyen con el tiempo, la inmunidad de rebaño se vería seriamente afectada.

El médico infectólogo de EsSalud afirma que “si no hay forma de que el sistema inmunológico combata la infección, [la enfermedad] nunca va a desaparecer”.

PUEDES VER: Es falso que se haya demostrado que el dióxido de cloro es inofensivo para el ser humano

Por su parte, Soto vuelve a apelar al poco tiempo del descubrimiento del SARS-CoV-2 para sostener que aún no ha sido demostrado que el virus pueda volver a contagiar, por lo que se trata de situaciones hipotéticas.

En conversación con el medio BBC Mundo, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) señaló que “como se trata de un virus nuevo, y del que todavía estamos aprendiendo más cada día, por el momento no podemos decir con total certeza que una persona que ha sido infectada con el virus no puede volver a infectarse”.

Además, el CCIb advierte que en un panorama en el que aún no se ha desarrollado un programa de vacunación contra la COVID-19 “no se debería establecer como objetivo alcanzar la inmunidad de grupo, ya que las consecuencias sociales podrían ser devastadoras”.

Centro Cochrane Iberoamericano.

Finalmente, la Clínica Mayo sugirió que una “vacuna contra el virus que causa la COVID-19 sería el acercamiento ideal para lograr la inmunidad colectiva”.

“Las vacunas crean inmunidad sin causar la enfermedad ni resultar en complicaciones. La inmunidad colectiva hace posible proteger a la población de una enfermedad, incluyendo a aquellos que no pueden vacunarse, como los recién nacidos y los que tienen el sistema inmunitario comprometido”, destacó la institución de salud.

Cabe precisar que la publicación viral tomó en cuenta estudios que se referían a la inmunidad rebaño generada de forma natural. Así, es posible que nuevas investigaciones se realicen cuando la vacuna contra la COVID-19 sea autorizada.

Conclusión

Especialistas coinciden en que las investigaciones sobre coronavirus e inmunidad no terminan por ser concluyentes, ya que el SARS-CoV-2 es un virus del que se tiene poco conocimiento hasta la fecha. En un escenario en el que, efectivamente, se determine que los anticuerpos no le brinden protección a largo plazo al organismo, sí podría afectar a la inmunidad de rebaño. No obstante, es una situación hipotética que aún no ha sido validada científicamente con mayor sustento.

Actualización

La bajada de esta nota fue modificada el 6 de agosto, de tal manera que fuera precisa.