29 Abr 2020 | 19:33 h

En redes sociales ha circulado información acerca que las antenas 5G serían la causa de hipoxia, que es la disminución de la cantidad de oxígeno en la sangre, células y tejidos del organismo. Además, se ha dicho también que esta sería la real causa de las muertes y no la COVID-19.

“La hipoxia es una condición en la que un cuerpo o una región del cuerpo es privada de un adecuado suministro de oxígeno a nivel de tejido. La hipoxia puede clasificarse como generalizada afectando a todo el cuerpo, o ser local, afectando solo una parte del cuerpo. No es un virus, es hipoxia”, precisa uno de las cadenas de información falsa.

Es falso que las antenas 5G causan hipoxia.

PUEDES VER: Twitter eliminará todo sobre la teoría conspirativa que relaciona el coronavirus con el 5G

¿Qué son las antenas de redes 5G?

Las antenas de telefonía móvil, como son las redes 5G, utilizan campos electromagnéticos no ionizante; es decir, radiación de baja energía que no puede romper los enlaces moleculares ni químicos existentes entre las moléculas, según la Organización Mundial de la Salud.

La radiación no ionizante está presente en nuestro día a día, ya que los equipos eléctricos como el microondas, televisor, radio, celular, entre otros, las emiten. Este nivel de frecuencia no es peligroso por ser significativamente bajo y encontrarse dentro de los parámetros internacionales establecidos.

PUEDES VER: Es falso que premio Nobel de Medicina dijo que “el coronavirus no es natural”

Según Alberto Nájera, miembro del Comité Científico Asesor en Radiofrecuencias y Salud de España (CCARS), “a través de las redes 5G se podrá implementar una nueva tecnología con la que las antenas y dispositivos podrán ser de menor tamaño”. Con ello se incrementará la capacidad y velocidad, por lo que más dispositivos tendrán acceso al servicio.

El gráfico muestra que las redes 5G se oscilan en un rango de 300 MHz a 300 GHz, lo que es menor a los Rayos X.

¿Las antenas de redes 5G son dañinas?

Mucho se ha hablado acerca de que las antenas emiten grandes niveles de radiación y esto sería perjudicial para nuestra salud. ¿Es eso cierto? Hasta el momento, no hay evidencia científica que lo avale.

El doctor Víctor Rangel Licea, coordinador del Departamento de Telecomunicaciones de la Facultad de Ingeniería de la UNAM, detalla a Animal político que “el campo electromagnético que producen los sistemas 5G no llegan a ser dañinos para la salud porque no llegan a modificar el ADN o a causar daño celular”.

PUEDES VER: Facebook eliminará publicaciones con teorías de conspiración que asocien el 5G con el COVID-19

La OMS también destaca que en los últimos 30 años se han publicado cerca de 25.000 artículos acerca del tema y estos descartan la posibilidad de que los campos electromagnéticos que utiliza la tecnología 5G hayan tenido efectos perjudiciales en la salud de las personas.

“Basándose en una revisión profunda de las publicaciones científicas, la OMS concluyó que los resultados existentes no confirman que la exposición a campos electromagnéticos de baja intensidad produzca ninguna consecuencia para la salud”, afirman.

La Organización Mundial de la Salud señaló que no existen estudios científicos que afirmen que los campos electromagnéticos causen daños en la salud.

PUEDES VER: Es falso que Bill Gates haya predicho la pandemia de coronavirus en el 2015

“Instalan antenas 5G con radiación de 60 hertz a 300 hertz causando hipoxia, o sea, coagulación en la sangre”, se leía en otra de las cadenas. Según esta desinformación, ello provocaría paro cardiaco y derrame cerebral. “Además 60 GHz provoca síntomas de gripe, dolor de cabeza, daña células, y en corto o mediano plazo, produce cáncer”, alarma la publicación.

Las cifras que se da no equivalen a las reales. Como se observa en el gráfico del Estudio de cognición, adolescentes y telefonía móvil (SCAMP por sus siglas en inglés), el rango de la red 5G oscila entre 300 MHz y 300 GHz. Esos están dentro de los límites establecidos internacionalmente, por lo que como afirmó la OMS, no tendría implicancia alguna en la salud.

Una cadena de Whatsapp afirmaba que la red 5G causaba hipoxia y otros daños a la salud

¿Qué es la hipoxia?

Según el médico de urgencias estadounidense Richard Levitan, es una forma de privación de oxígeno. “Los pacientes que requieren intubación debido a la hipoxia aguda a menudo están inconscientes o utilizan todos los músculos que pueden para respirar” manifestó a The New York Times.

Buscamos artículos científicos para verificar si esta afección causaría coágulos en la sangre. No se ha encontrado ninguna evidencia de ello. Además, el Instituto Nacional de Trastornos neurológicos de Estados Unidos señala que “La hipoxia cerebral es una afección en la cual hay una disminución en el suministro de oxígeno al cerebro a pesar de que hay un adecuado flujo sanguíneo”. Es decir, no habría coagulación en la sangre.

PUEDES VER: La altura como cura

El el Instituto Nacional de trastornos neurológicos de Estados Unidos afirma que aún con hipoxia, la sangre circula por nuestro cuerpo, aunque sin oxígeno

PUEDES VER: YouTube eliminará videos sobre teorías de conspiración que vinculen la crisis del coronavirus con el 5G

Al respecto, el Dr. Elmer Huerta, especialista en salud pública, menciona que dos artículos científicos de Holanda y Estados Unidos han revelado que un porcentaje de las personas con COVID-19 en unidad de cuidados intensivos han presentado “formación de coágulos en venas y arterias en diversos órganos del cuerpo, principalmente en las venas de las piernas y los pulmones”, pero esto es porque el virus SARS-CoV-2 ingresa a las células que poseen la enzima convertidora de angiotensina 2 (ACE2).

“El corazón y los vasos sanguíneos, cuyas células contienen abundancia de los receptores ACE2, pueden sufrir daño directo con ataques cardíacos, arritmias cardíacas, formación de coágulos e inflamación del corazón o miocarditis”, afirma el Dr. Huerta.

Conclusión

Es falso que las redes 5G causan hipoxia o alguna otra enfermedad. No existe ningún sustento científico que avale esa información. La hipoxia es solo uno de los síntomas que algunas personas con COVID-19 y otras enfermedades respiratorias pueden padecer.