13 Dic 2019 | 14:15 h

Twitter prohibe el contenido pornográfico a partir del 1 de enero del 2020”, decía una de las publicaciones más compartidas en la red social sobre ese tema. Sin embargo, dicho rumor es falso.

En Twitter, algunos dieron por hecho que la red social iba a prohibir el porno en el 2020.

Los tweets alusivos a la supuesta prohibición de contenido para adultos en Twitter se viralizó desde este último fin de semana. Cabe precisar que, si bien es posible realizar publicaciones de carácter sexual en la plataforma, esta se encuentra sujeta a ciertas regulaciones.

PUEDES VER No es cierto que Mijael Garrido Lecca fue “profesor adjunto” en la UNMSM

Límites

El contenido sexual violento o no apto para menores de edad no está permitido en las emisiones en directo, ni en las fotografías de perfil o encabezado. Tampoco los tweets que representen abuso sexual, escenas sangrientas gráficas o la incitación al odio, según las reglas y políticas de Twitter, publicadas en su Centro de Ayuda, “debido a que podrían suponer una normalización de la violencia y provocar sufrimiento a quienes los ven”.

Con consentimiento, sí

El llamado “contenido para adultos” puede compartirse en Twitter siempre y cuando esté marcado de forma manual como “delicado” y haya sido producido de forma consensuada. Es decir, fotos o videos con carácter sexual a personas que no se dan cuenta de que están siendo grabadas conforman material prohibido en la plataforma.

Los usuarios de Twitter que den su consentimiento para ver las imágenes sensibles tienen acceso a los contenidos pornográficos.

Este contenido sensible, además de estar identificado como tal, no debe promover el terrorismo o el “extremismo violento”, ni tampoco debe estar dirigido a personas específicas o que puedan ser identificadas.

Twitter: cambios de la plataforma en el 2020

Los Términos de Servicio Twitter, así como su Política de Privacidad, van a actualizarse el próximo año debido a que necesitan adecuarse para cumplir con el Reglamento General de Protección de Datos europeo (RGPD), según consigna el verificador español Maldita.

Entre las precisiones de los Términos de Servicio, está una mayor regulación hacia los contenidos que violen o afecten los derechos de autor “o cualesquiera otras apropiaciones indebidas en materia de propiedad intelectual y/o industria”.

En el aspecto de Política de Privacidad, uno de los cambios es sobre la ‘Información Pública’. En caso de que un usuario interactúe con un anuncio, la empresa anunciante tendrá acceso a algunos datos. Por ejemplo, podrá conocer las “características de la audiencia a la que estaba destinado el anuncio”, explica Twitter en la página de ayuda.

Además, en el apartado ‘Anunciantes y otros socios publicitarios’, la red social precisa que los datos que obtienen las empresas pueden “combinarse” con otra información que Twitter reciba.

Por otro lado, la sección 2.9 de la Política de Privacidad establece la figura de “personalidad inferida”. Es decir, Twitter puede “inferir” nuestra identidad virtual extrayendo información de, por ejemplo, diferentes cuentas de correo electrónico.

Los usuarios de la red social pueden revisar la información que han dado a la plataforma en el apartado ‘Sus datos de Twitter’ y obtener más detalles en ‘Consultas sobre la política de privacidad de Twitter’.

En conclusión

Los cambios en la plataforma de Twitter están orientados hacia la privacidad de los datos del usuario y no al contenido gráfico. Por lo tanto, los rumores de algunos tuiteros sobre fotos y videos “para adultos” son falsos.