30 Oct 2019 | 18:34 h

Estos tres últimos meses se ha compartido contenidos que afirman que las gaseosas ‘negras’ son endulzadas con “fetos muertos” por abortos. Las últimas publicaciones de Facebook con fecha 27 de octubre, adjuntaron el enlace de un video en YouTube.

El video, publicado el 13 de abril de 2016, es un reporte del programa español ‘Con otro enfoque’ de Intereconomía. La denuncia periodística indica que la compañía PepsiCo utiliza restos de fetos humanos abortados “para investigar sobre sustancias edulcorantes”.

PUEDES VER Es falso que 60 venezolanos fueron detenidos durante “actos vandálicos” en Chile

Tras una búsqueda en Twitter, encontramos varios tweets en idioma portugués que hacen referencia a una frase de Olavo de Carvalho. “Pepsi Cola está usando células de fetos abortados como endulzante, en refrigerantes”. El ‘filósofo de Bolsonaro’ tiene un video presente en YouTube al menos desde julio del 2016, en el que toca el tema.

Pero este rumor es más antiguo. Hace ocho años, un grupo de vigilancia provida Children of God for Life (CGL) pedía al público que deje de consumir gaseosas de PepsiCo y otras dos empresas. El motivo era su contrato con la compañía de biotecnología Senomyx, ya que esta usaba “células de riñón tomadas de un bebé abortado por elección”, tal como se puede leer en el artículo ‘Biotech company using cell lines from aborted babies in food enhancement testing’, publicado por Life Site el 29 de marzo del 2011.

El 29 de mayo del mismo año, Life Site recogía la versión de radley Mattes, director ejecutivo de la organización provida Life Issues Institute. “Si bien las células fetales abortadas no están realmente en el producto en sí, la estrecha relación es suficiente para rechazar a la mayoría de los consumidores", admitía.

La empresa respondió mucho después. En una carta dirigida al director ejecutivo, según el mismo medio desde donde se recoge la denuncia, mantiene la carta enviada por la compañía de gaseosas al director ejecutivo de CGL. Allí afirmó que “Senomyx no utiliza células HEK ni ningún otro tejido o línea celular derivada de embriones o fetos humanos para investigaciones realizadas en nombre de PepsiCo”.

Carta fue enviada en abril del 2012.

¿Cuál es el origen de este bulo?

Según explicó el biólogo molecular Gabriel León en Twitter, investigadores de la empresa Senomyx publicaron el estudio 'Human receptors for sweet and umami taste’ en el 2011. Este usaba las células HEK293 para estudiar la percepción del sabor dulce y el intensificador de sabores (umami).

Las células HEK293 son derivadas del riñón de un solo feto humano abortado de manera legal en 1973 en Holanda. Sus tejidos fueron donados para la ciencia.

No es que se aborten varios fetos para obtener estas células, sino que “todas las células HEK293 que existen en el mundo derivan de esa única célula obtenida en 1973”.

Por otro lado, tal como lo indicó la compañía en el 2012, Senomyx no utlizaba estas células en productos para PepsiCo. Por lo tanto, las publicaciones sobre “fetos abortados” que siguen circulando hasta hoy son falsas.

Fragmento del hilo de Twitter.